Policiales

Mataron a balazos al Pimpi Camino, ex líder de la barra brava de Newell's

Roberto Pimpi Camino, el ex jefe de la barra brava leprosa fue dejado herido esta mañana por un grupo de personas que llegó en un auto al hospital Carrasco, donde falleció alrededor de las 6.45. El cuerpo de Camino presentaba varias heridas de bala a consecuencia de un ataque sufrido en un bar de Servando Bayo al 1400. Trasladaron el cuerpo al Instituto Médico Legal.

Viernes 19 de Marzo de 2010

Roberto Pimpi Camino, el ex jefe de la barra brava leprosa fue dejado herido esta mañana por un grupo de personas que llegó en un auto al hospital Carrasco, donde falleció alrededor de las 6.45. El cuerpo de Camino presentaba varias heridas de bala a consecuencia de un ataque sufrido en un bar de Servando Bayo al 1400.

En el lugar se convocó mucha gente allegada y familiares del Pimpi y se registraron escenas de gran nerviosismo y tensión con acusaciones cruzadas entre varios de los presentes, producto de las cuales resultaron golpeados dos efectivos de la seguridad privada del hospital.

El jefe del sector más violento de la hinchada del club Newell´s Old Boys fue baleado esta madrugada poco antes de las seis, en el bar Ezeiza, ubicado en Servando Bayo 1484, donde habría recibido varios impactos de bala en los miembros inferiores, en el tórax y en el cráneo.

Irma Vargas, la jefa de guardia del hospital Carrasco, aseguró hoy que al ingresar a ese centro asistencial el ex jefe de la barra brava de  Newell's ya estaba muerto.

“Ingresaron cuatro personas en forma violenta, agrediendo al  personal con una persona con múltiples heridas de armas de fuego.  Aparentemente llegó óbito porque se lo reanimó pero no respondió.  No sabemos cuánto tiempo transcurrió entre las heridas y el momento en que lo atendimos”, dijo Vargas en rueda de prensa.

La médica precisó además que los impactos de bala que recibió Camino fueron “en muslo y tórax” aunque no descartó que haya  alguno más en el cráneo, mientras que dejó esto a consideración de los  forenses que intervengan en el caso ocurrido en la zona oeste rosarina. De acuerdo a fuentes allegadas a la investigación, los disparos que presentaba Camino en el cuerpo pertenecerían a una pistola 9 milímetros y a un revólver calibre 38. 

Personal de la comisaría 13ª y del Comando Radioeléctrico trabajaban en la investigación del hecho, buscando en principio identificar a los ocupantes del auto importado plateado, sería un BMW, que llevó el cuerpo de Camino al Carrasco y que al parecer habrían estado con la víctima en el momento del ataque. 

Según versiones de allegados, Camino había cambiado su anterior auto, un Peugeot 307, por el que lo habría trasladado herido de muerte ya que decía que "estaba muy visto".

El juez de Instrucción Nº 9, Javier Beltramone, llegó al bar Ezeiza pasadas las 8.30 y ante los requerimientos de la prensa adelantó que "no descartamos ninguna hipótesis, pero les pido sepan entender,  por el secreto de sumario no puedo hacer más declaraciones. Sepan entender, tengan paciencia". 

Entre una de las hipótesis que abonaban allegados de la víctima se hablaba de que Pimpi había sido convocado al bar donde murió por un individuo conocido como El Toro, dueño de un bar rosarino y otro apodado Angelito Negro, que sería policía. En determinado momento Camino se habría levantado para salir a fumar a la vereda donde finalmente fue baleado.

Después de las 11, el cuerpo de Camino fue trasladado al Instituto Médico Legal donde se le realiza la correspondiente autopsia. Algunas fuentes indicaron que el velatorio del ex jefe de la barra leprosa se llevará a cabo en el barrio La Tablada, donde residía Pimpi.    

Ataque en el Coloso

En la tarde del lunes 26 de enero de 2009 un grupo integrado por unas 40 personas que esgrimían armas de fuego, palos, bates de beisbol y piedras atropelló la administración del club rojinegro provocando destrozos ante el pavor de los socios que hacían trámites allí. Luego se internaron en la zona de parrilleros del club. Disparando balazos y lanzando pedradas, provocaron una estampida entre las decenas de personas sentadas a las mesas, avanzando unos 80 metros por la vereda que conduce a la pileta rehabilitada.

Alertados por efectivos que hacían adicionales, una veintena de patrullas y camionetas de la Unidad Regional II llegaron a diez minutos de iniciada la arremetida. Detuvieron a 21 personas —19 mayores y dos menores de edad— a las que se atribuye la realización de los desmanes. Nadie resultó herido. Les secuestraron una pistola calibre 9 milímetros sin cargador, una decena de armas punzantes y seis cuchillos dentados de cocina.

Más de la mitad del grupo violento que consiguió escapar se llevó consigo tres libros de la administración del club, entre los que se contaban el de reempadronamiento de socios y el de control de servicios adicionales policiales.

Pimpi fue investigado e involucrado como el principal responsable del ataque a la administración leprosa, cuya comisión directiva había asumido poco tiempo antes tras derrotar en elecciones al anterior presidente Eduardo López.

Asimismo, el 30 de junio de 2007, Pimpi fue baleado en el abdomen y en la pelvis en la esquina de Santa Fe y España, en el centro rosarino, cuando aún era el jefe de la barra brava de Newell's.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS