Policiales

Esperan resultados periciales para echar luz sobre balacera a federales

La ex suboficial Rosana González reiteró ante la Fiscalía que cuando viajaba junto a su ex jefe, Mariano Valdés, fueron atacados. La esposa de éste tiene dudas.

Viernes 20 de Septiembre de 2019

Mariano Valdés y Rosana González ya no son efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA). Luego de protagonizar un oscuro y confuso incidente la noche del lunes 9 de septiembre al costado de la autopista Rosario-Buenos Aires, a la altura de Villa Constitución, fueron removidos de la fuerza por orden de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, quien definió al comisario como un "mentiroso vestido de policía". De esa manera se desdijo de lo sostenido apenas ocurrió el hecho, cuando manifestó que se estaba "frente a un atentado mafioso", hipótesis que perdió fuerza con el avance de la investigación.

Ayer la ahora ex suboficial González volvió a ser entrevistada en el Centro de Justicia Penal (CJP) luego de excusarse mediante un parte médico psiquiátrico, lo que retrasó una semana su testimonio. Según fuentes judiciales, la joven de 27 años siguió con el mismo relato que sostuvo desde el primer día. Ella iba en el auto con Valdés, se detuvieron al costado del camino a cambiar la yerba del mate y ahí fueron atacados por terceros. Respondió que ella no le disparó al comisario, quien resultó herido de bala en la ingle a corta distancia y dejando una marca de ahumamiento en la piel, y en un brazo.

También estuvo en el CJP la esposa de Valdés, quien se mostró ofuscada por lo ocurrido. Dijo que sospechaba de una posible relación entre su marido y González; y que se enteró de que viajaba con una mujer por los medios que dieron cuenta lo ocurrido.

Espera para aclarar

En las próximas horas, se estima que en principio hoy, llegaran a Fiscalía los resultados de algunas de las pericias que podrían iluminar un expediente en el que persisten más dudas que certezas. Los fiscales Eugenia Lasciarandare, de Villa Constitución, y Matías Edery, de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, requirieron pericias balísticas comparativas de las vainas encontradas dentro del auto en el que circulaban los federales y las halladas por personal de Gendarmería Nacional a la vera de la autopista, cerca del ingreso a Villa Constitución.

También se esperan las pericias del GPS del auto, el relevamiento de las cámaras de la autopista y de la estación de servicios "Las Mellizas", donde los federales llegaron en busca de ayuda. Además, se está atento al informe de la trayectoria de las balas dentro del vehículo, pericia en manos de Gendarmería. Aún resta que declaren los médicos que atendieron a Valdés para que amplíen los preinformes en relación a las heridas que recibió el ex comisario. Lo único que se sabe hasta el momento es que ambos usaron sus armas oficiales ya que sus dermotest dieron positivos.

Noche oscura

Valdés y González nunca olvidarán lo que vivieron la noche del 9 de septiembre sobre la banquina de la autopista Rosario-Buenos Aires, en el Ford Focus sin identificación en el que viajaban hacia Santa Fe. Algo que sólo ellos conocen y que decidieron contar a medias, omitiendo quizás las partes importantes y determinantes del suceso. Valdés resultó herido con dos balazos calibre 9 milímetros. González resultó ilesa.

El Focus terminó con al menos siete impactos que destruyeron sus cristales y esas balas, en principio, fueron disparadas desde adentro del vehículo. El relato de los policías no concordaba con el resultado de las pericias; una de ellas da cuenta de que la herida de Valdés en la ingle fue realizada a menos de 30 centímetros.

El décimo día de investigación tuvo como figura central otra vez a la ministra Bullrich, que el día después del incidente afirmó que se había tratado de un "mensaje mafioso que busca paralizar la lucha contra el narcotráfico" en una "provincia donde se había atacado fuertemente a las mafias".

Pero el miércoles, horas después de que el juez federal Carlos Vera Barros rechazara el pedido para que la Justicia de su fuero investigara lo sucedido, Bullrich cambió rotundamente de parecer: mediante su cuenta de Twitter, y alegando que una pericia indicaba que el disparo contra Valdés se efectuó desde adentro del auto, trató al comisario de "mentiroso disfrazado de policía" y adelantó su remoción.

La ministra explicó ayer el cambio de postura. "Recibimos de parte de Valdés un relato en el que contaba que había sido baleado por encapuchados que iban en una camioneta negra y uno en un primer momento tiende a creer la versión que le da un jefe de la policía, sin dudas haciendo las pericias necesarias para corroborar en el terreno lo que sucedió efectivamente. No obstante, teníamos una serie de hipótesis respecto de qué podría haber motivado el ataque: la lucha contra el narcotráfico y lo que había pasado en Santa Fe con miembros de la Policía Federal que él había ido a reemplazar, así que había un terreno fértil para poder pensar que lo que contó era lo que había sucedido", sostuvo.

"Casi de inmediato —continuó— empezamos a dudar de esa versión. Inclusive el presidente Mauricio Macri fue a Santa Fe y le aconsejamos que no fuera a visitar al policía (estaba internado en un sanatorio céntrico) porque había elementos que no nos terminaban de cerrar". Vale destacar que en su visita el presidente continuó en la sintonía que marcaba Bullrich. Macri sólo agregó que quería que se supiera la verdad. "Entre las hipótesis que se pueden barajar en estos casos, en función de lo que ha dicho Valdés puede ser un ataque mafioso o una interna policial, hay varias alternativas respecto de lo que pudo haber pasado", dijo Bullrich. Y mientras la ministra comunicaba su decisión de separar a los uniformados, González declaraba durante horas en el CJP de Rosario.

Relato repetido

Fuentes judiciales indicaron que como primera medida la ex agente federal fue examinada por un psiquiatra forense que la consideró apta. Luego brindó ratificó su testimonio, coincidente a grandes rasgos con el de Valdés. Que iban en el Focus y a la altura del puente de ingreso a Villa Constitución se estacionaron sobre la banquina para cambiar la yerba del mate. En paralelo fueron atacados a balazos por al menos tres personas encapuchadas que bajaron de una camioneta que paró cerca de su auto. A diferencia de los dichos de Valdés, la ex mujer policía no aventuró un móvil. El oficial siempre dijo que se trató de un "robo al voleo".

Fuentes consultadas indicaron que mientras González declaraba, un subcomisario de la Federal intentó ingresar al CJP y el acceso le fue negado. Por otro lado, la Fiscalía apartó a Gendarmería de la pesquisa sabiendo que responde a la misma jefatura política que la Federal.

La investigación sigue teniendo abiertas tres hipótesis: un robo al voleo; un ataque mafioso por la limpieza que hizo Valdés en la delegación de la Federal en Santa Fe por las conexiones con los narcos que tenían los efectivos desplazados; o una venganza de esos narcos.

Consultadas las fuentes judiciales si el MPA había incorporado la hipótesis de un conflicto interpersonal entre Valdés y González, la respuesta fue negativa. González fue convocada nuevamente ayer y ratificó sus dichos en medio de un silencio hermético de la Fiscalía.

En tanto, ayer a la mañana la esposa de Valdés declaró en el Centro de Justicia Penal. Visiblemente ofuscada por la situación, la mujer no descartó "una posible relación entre su marido y González", según explicó un vocero judicial. Dijo que "no cree en los dichos de su marido" y que se "enteró de que viajaba junto a una mujer por los medios y a raíz de lo sucedido". La esposa de Valdés declaró alrededor de una hora y se concentró en la coyuntura de su vida matrimonial con el ex suboficial.

“Lo del atentado se ha diluido”

El Fiscal General de la provincia, Jorge Baclini, presentó su informe de gestión anual ante la Legislatura de la provincia en el recinto de la Cámara de Senadores ante legisladores de distintas bancadas. Tras ello, al ser abordado por periodistas, al caso del comisario federal Mariano Valdés: “No descarto cien por ciento, pero casi diría que la hipótesis del atentado ha quedado un poco diluida. No evaluó, por que administrativamente no me corresponde, la actuación del oficial de policía. Sí evaluamos las posibles responsabilidades penales en el hecho”, señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario