Policiales

Del autódromo a la cárcel y a la espera de un juicio

Ignacio Actis Caporale estuvo cuatro años sin ser hallado, hasta que en diciembre de 2016 cayó preso cuando se aprestaba a disputar una carrera en el autódromo de Buenos Aires con el seudónimo de Alex Aqua.

Jueves 13 de Junio de 2019

Ignacio Actis Caporale estuvo cuatro años sin ser hallado, hasta que en diciembre de 2016 cayó preso cuando se aprestaba a disputar una carrera en el autódromo de Buenos Aires con el seudónimo de Alex Aqua.

El joven, oriundo de barrio Acíndar, era conocido por liderar una banda narco desbaratada en septiembre de 2012. Pero vez eludió la prisión al enterarse en pleno vuelo desde Colombia de que sus conocidos estaban cayendo presos, y al bajar en una escala en el aeropuerto de Lima no volvió a subir al avión.

Meses después se escabulló en plena calle en la ciudad de Buenos Aires tras ser detectado por la policía. Finalmente la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) lo encontró en el autódromo bonaerense y no pudo largar la carrera en un campeonato en el que estaba tercero y en cuyo marco solía dar notas a los medios que cubrían las competencias, como si no le preocupara encontrarse prófugo.

A comienzos de 2017 Actis Caporale fue procesado como organizador de una banda dedicada al tráfico de drogas junto a nueve personas (entre ellas su padre) que al día de hoy esperan el inicio del juicio oral.

Cuando el debate iba a iniciarse el año pasado surgió la novedad que sacudió la causa: el procesamiento del comisario Alejandro Druetta, acusado de haber confabulado con Actis Caporale para que pudiera desarrollar su actividad delictiva en la zona de Venado Tuerto en los días en los que el policía acababa de ser designado al frente de la Brigada Operativa Antinarcóticos de la Unidad Regional VIII.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario