Policiales

Asaltan una estación de servicio y a los clientes de su minimarket

Cuatro hombres armados despojaron a los playeros y a quienes consumían en el bar de la Shell que está frente al shopping Alto Rosario.

Martes 20 de Agosto de 2013

Una estación de servicios Shell de barrio Refinería, frente al shopping Alto Rosario, fue blanco de un golpe nocturno de cuatro asaltantes en moto que, en pocos minutos, robaron tanto en la playa de surtidores como en el minimercado donde había algunos clientes. Ni siquiera se salvó una empleada que salía del baño y que debió entregar 50 pesos de su bolsillo a los maleantes. El robo ocurrió frente a la docena de cámaras de vigilancia instaladas en el lugar que registraron una última "tentación" de los asaltantes: antes de partir se sirvieron cinco tabletas de chocolate exhibidas en el mostrador.

El robo que alteró la madrugada del feriado en la Shell del Alto, de Junín y Monteagudo, ocurrió en un momento en que tanto el sindicato que nuclea a los empleados de las estaciones de servicios como la cámara empresaria discuten con autoridades de la provincia medidas para la seguridad del sector. Debate que no es nuevo pero que se reactivó tras un violento asalto de julio pasado a una Shell de Rondeau y Matheu, cuyos dueños resolvieron cerrar de 22 a 6 tras la paliza que sufrió un playero.

La estación asaltada el lunes en Refinería, a diferencia de la modalidad que adoptan otras de la ciudad en horario nocturno, acepta efectivo a toda hora. El monto total de lo sustraído no fue dado a conocer por la policía, aunque según los empleados le sacaron 350 pesos al playero y se llevaron la recaudación de la caja.

La estación provee GNC y combustibles y cuenta con un minimercado en el que, junto al bar, conviven cabinas telefónicas, un cíber con cuatro computadoras y servicios de carga virtual a teléfonos celulares. A la hora del robo, con el shopping cerrado y la zona a oscuras, el movimiento no era intenso pero así y todo había dos o tres mesas ocupadas con clientes.

De dos en dos. Gustavo y Alejandro, dos playeros que trabajaron ayer a la tarde, contaron que a las 2.30 irrumpieron cuatro hombres en dos motos y con armas de fuego. Dos se quedaron en la playa y apuntaron al empleado, Carlos, de 41 años, a quien le sustrajeron la billetera 350 pesos. Los otros dos entraron al bar, amenazaron a una de las empleadas y levantaron dinero de la caja y pertenencias de los clientes.

En ese momento, otra empleada del turno noche estaba en el baño, al que se accede desde el playón. La abordaron cuando salía y le sacaron 50 pesos. "El robo no duró más de cinco minutos. Las chicas quedaron shockeadas pero siguieron trabajando", contaron empleados del negocio. "Después llamaron a la policía, pero ya estaba todo hecho", relataron. Las encargadas del minimercado, Analía, de 33 años, y Miriam, de 26, dejaron su puesto de trabajo a las 6 de la mañana, luego de relatar lo ocurrido a efectivos policiales que concurrieron tras el asalto.

Con o sin plata. Los empleados de la estación plantearon que la zona queda expuesta de noche y su preocupación por la reiteración de robos entre surtidores. "No tener efectivo tampoco parece la solución, porque cuando no encuentran plata te pegan. Podría pensarse en un sistema de turnos nocturnos con custodia, como las farmacias", sugirió, mientras empresarios y representantes gremiales intentan articular medidas de protección para el sector.

En el caso de la estación asaltada, que sufrió más de diez robos en seis años, cuenta con una docena de cámaras de seguridad que apuntan al sector de playa y al interior del local comercial. Las imágenes serán analizadas hoy cuando llegue al negocio personal administrativo. La denuncia del robo quedó radicada en la comisaría 8ª.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario