Policiales

Apresaron a "Pelo Duro", un muchacho con una extensa historia en el delito

Lo buscaban por el homicidio de un adolescente. Tenía algo de droga en su poder y estaba en la casa de un narco asesinado.

Domingo 31 de Diciembre de 2017

Carlos Jesús Fernández se hizo conocido en las páginas policiales cuando era un adolescente y entonces se lo nombraba por su apodo: "Pelo Duro". Ayer, después de un tiempo y varias travesuras, volvió a caer preso. Tiene 27 años y una docena de antecedentes que suman la sospecha por su participación en un homicidio, robos, encubrimiento agravado y otra serie de delitos. Fue capturado después de casi un día de guardia en que los policías llegaron a lugares en que el buscado solía aparecer, hasta que una brigada de la División Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) a cargo de Diego Sánchez lo rodeó en una casa de Tomás de la Torre al 3000, en Funes. La vivienda pertenecía a Luis Medina, un empresario ligado al narcotráfico que fue asesinado en el acceso Sur el 29 de diciembre de 2013 junto a su pareja. Ayer, al ser detenido, Fernández estaba con Daniela U., la ex esposa de Medina.

El crimen de "Bebe"

La causa más pesada por la que era buscado "Pelo Duro" está a cargo del fiscal Rafael Coria y es la muerte de Cristian Alejandro "Bebe" Ferreira, un chico de 17 años emboscado a balazos desde un auto en Biedma y Colón el 9 de mayo último.

El muchacho recibió cinco tiros en una noche en la cual, otro pibe del barrio apodado "Porro" y también de 17 años, fue baleado en la esquina de Presidente Quintana al 100. A partir de testimonios, los pesquisas identificaron "un Citroën C3 negro desde el cual fue atacado Ferreira y a "Pelo Duro" como coautor del crimen".

Ayer, pasado el mediodía, los efectivos que requisaron el chalet de Funes donde se aguantaba el detenido, le incautaron pocos gramos de cocaína y marihuana listas para su comercialización, una pistola calibre 9 milímetros con un proyectil en la recámara, 80 balas del mismo calibre, un viejo Ford Falcon con pedido de captura, una moto robada en Piamonte y Ovidio Lagos hace dos meses, y un Peugeot 207 negro dominio HUV812 que Fernández usaba para moverse.

Fue precisamente por el auto que "Pelo Duro" cayó. Según los pesquisas de la PDI se hizo "un trabajo de inteligencia en que se detectó el vehículo en que se movía el muchacho". Diego Sánchez, quien fue la voz cantante de la conferencia de prensa que se hizo tras la captura explicó que "todo comenzó la mañana del viernes y demandó un día de espera para dar al fin con «Pelo Duro», pero le fuimos bloqueando los lugares en los que andaba con el auto. Al vehículo lo seguimos por cámaras de vigilancia de la calle y esperamos que llegara hasta la vivienda en la que lo capturamos".

Rodeado

Al llegar los policías, unos 40 hombres de PDI más otro tanto del Grupo de Infanteria de Respuesta Inmediata (Giri), rodearon la casa y esperaron los movimientos de los ocupantes. En el parque del chalet estaban "Pelo Duro", Daniela U. y su padre, un conocido hampón apodado "Bola".

En una de las audiencias del juicio oral que se sigue a la banda de Los Monos, el ex comisario Gustavo "Gula" Pereyra se refirió a un informe que en su momento le envió a sus superiores de la desarticulada Dirección de Delitos Complejos. Allí, en un mail, comunicó que "René U. (detenido), su hermano Lelio («Chapita») y «El Bola» forman parte de la banda de Luis Medina. No se dedican más a los hechos de robo. Ofician de soldados o patas de plomo de Medina, estando debajo del ala de él". Esto fue en el lejano 2012. Un año más tarde Medina fue asesinado junto a su pareja en el acceso Sur.

Cuando "Pelo Duro" fue capturado, luego de intentar escapar por los jardines lindantes, gritó a viva voz: "La merca es mía", con lo que liberó de la responsabilidad a los ocupantes de la casa. "Estaba muy nervioso y medio loco, pensamos que iba a resistir a los tiros, pero no es tonto", deslizó un pesquisa.

A los policías les llamó la atención que en distintos ámbitos del chalet, "que era una ratonera", se encontraban mesas, copas y manteles individuales del antiguo resto-bar nocturno "Esperanto", inaugurado por Medina en agosto de 2012 en la esquina de Presidente Roca y Zeballos y clausurado poco después por la Municipalidad ante el reclamo de los vecinos.

Ayer a la tarde el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro; el director de la PDI, Daniel Corbellini; y los oficiales que capturaron a "Pelo Duro",dieron una conferencia de prensa. Allí el ministro sostuvo allí que: "Teníamos como objetivo detener a estos hombres que forman bandas. Fernández es uno de ellos y formaba parte de un grupo criminal que esta implicado en al menos 17 delitos diferentes. El año 2017 dos grupos, uno de Tablada y otro de barrio Municipal golpearon a los barrios y a la ciudad, hoy las cabezas de esos grupos y las segundas líneas están detenidos".

Una mala vida

El apodo "Pelo Duro" surgió por una situación casi doméstica, cuando un primo le pegó un chicle en la cabeza. Carlos Jesús Fernández nació en el barrio República de la Sexta el 22 de noviembre de 1990. Con su apodo el mundo judicial y policial lo reconoce inmediatamente por las decenas de robos y arrebatos por las que se lo inculpa desde que era apenas un adolescente.

Dejó de estudiar tras repetir cinco veces 4º grado en la escuela Juana Elena Blanco. A los 11 años se inició en el consumo de todo tipo de psicofármacos, según consta en un informe de profesionales forenses. A los 15, más precisamente el 7 de febrero de 2005, quedó registrado su primer delito y estuvo encerrado un día por un robo en la calle.

Su madre es Mónica y su padre, un tal Fernández, una ausencia. Los informes policiales de psiquiatras que lo asistieron desde el Estado establecieron que "robaba siempre a mujeres, nunca a ancianas o personas mayores porque decía que las podía quebrar". Su vida paso en la calle. En 2006, con 15 años, Fernández cayó detenido en nueve ocasiones entre marzo y noviembre.

Carlos Jesús Fernández se hizo hombre a los tumbos. El informe de las Juntas Especiales de Salud Mental, en 2007, decía que presentaba un cuadro de "impulsividad que se agrava con el tiempo", con "compulsión a transgredir las normas". Y sostuvo que sufría de "hipoxia", lo que se traduce en falta de oxigeno en el cerebro. Una de las causas de esa patología es la sobredosis de drogas.

En mayo pasado, unos150 policías de la Policía Federal realizaron 33 allanamientos en el sur de la ciudad para dar con "Pelo Duro" y su socio en el delito "Lamparita" Funes. Entonces hubo 13 detenidos, pero a ellos no los hallaron. "Lamparita" cayó en septiembre. El operativo se llamó "Los Miserables" y se basó en un informe de inteligencia en el que se detectó que los dos muchachos eran parte de una banda con base en la zona de Beruti al 1800 integrada por ocho personas que se dedicaban a robar inmuebles que, en algunas ocasiones, destinarían a convertir en quioscos para la venta de drogas. Este fin de año los encuentra a los dos sin aire acondicionado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario