Central

Un vestuario canalla monumental y feliz

Los abrazos, las felicitaciones y hasta la visita de Javier Pinola le dieron una fisonomía diferente al camarín visitante en Núñez

Domingo 10 de Noviembre de 2019

La fisonomía del vestuario fue diferente. Los jugadores demostraban a través de sus rostros una mixtura de mucho cansancio pero de enorme felicidad. Las sonrisas y los abrazos atravesaban el espacio desde los pasillos de acceso hasta el interior del camarín. Desde donde se escuchaban gritos de algarabía. Una imagen inusual para Central en el Monumental. Ya que debieron transcurrir 22 años para un post partido tan festivo.

Las felicitaciones a Barbieri se mixturaban con las palmadas a Gamba con las bromas a Ojeda y los abrazos entre los futbolistas a medida que se reencontraban.

El ingreso y egreso del vestuario visitante del estadio en Núñez ofrecía una postal diferente. Los directivos intercambiaban con los periodistas sus pareceres, sin ocultar su grata sorpresa por un triunfo tan justo como impensado.

Los éxitos también potencian la predisposición a charlar pese al agotamiento que impuso un partido tan disputado. Y un triunfo tan exigente.

Y en un momento la figura de Javier Pinola se recortó en el horizonte, quien entró al camarín canalla para saludar a todos y llevarse de recuerdo una camiseta de Central.

Sin dudas que en esta oportunidad el vestuario visitante del Monumental lució muy diferente. Porque sus habitantes fueron los canallas. Quienes ahí desde hacía mucho tiempo masticaban bronca. Pero en esta oportunidad todo fue diferente. Porque Central volvió a ganar en Núñez. Donde todavía estaban los ecos del festejo de Da Silva, Carbonari y Miguel Russo del 97.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario