Regional Amateur

"Tuve que pedir ayuda para sobrevivir"

Julián Cardozo, guardavalla de Adiur se refirió a la situación que le tocó vivir con el comienzo de la cuarentena. Se ilusiona con el regreso de la actividad y seguir con el torneo Regional Amateur

Viernes 07 de Agosto de 2020

En el momento más crítico de la pandemia llegó la noticia para Adiur de parte del Consejo Federal sobre la posibilidad del reinicio de las competencias en el Torneo Regional Amateur para mediados de octubre. Esa información les cayó muy bien a las 98 instituciones que participan del ex Federal B y solo esperan retomar los entrenamientos. La fecha tentativa para volver a practicar sería el 15 de septiembre. En ese contexto el arquero Julián Cardozo exteriorizó las sensaciones de la noticia en un contexto muy difícil para la subsistencia. De hecho, contó su experiencia que seguramente fue la de varios de los jugadores de su condición.

“Estoy muy feliz porque hay una gran posibilidad de retomar las actividades en un tiempo muy cercano. Por lo pronto seguiré entrenando por mi cuenta y a full con el trabajo para poder subsistir”, confió el guardavallas a Ovación, quien lleva 140 días sin actividad en las competencias oficiales.

¿Cómo tomaste la noticia de volver a los entrenamientos?

Fue una noticia que estábamos esperando con muchas ganas, porque para muchos es el trabajo y una ayuda grande en el día a día. Al ver en otros países que ya están jugando, nos ilusionamos para arrancar en un plazo muy cercano. Pero todos sabemos que lo principal es cuidar la salud.

coco062jpg.jpg
Adiur. El plantel del Viaducto que seguirá participando en el torneo Regional Amateur.

Adiur. El plantel del Viaducto que seguirá participando en el torneo Regional Amateur.

¿En momentos de pandemia te dedicaste a trabajar?

Desde que arrancó la pandemia todos pensábamos que iba a ser corto el período de cuarentena pero se extendió cada vez más. Fue ahí que llegó un momento en que debí salir a trabajar para seguir adelante y varios amigos me dieron una mano. Tuve que pedir ayuda para sobrevivir. Ahí comencé a trabajar en una empresa de alimentos, abasteciendo de harina a muchos comercios. Viajamos cada 2 días a las localidades de la zona. Y además estoy haciendo repartos los fines de semana, de 20 a 2.

coco061jpg.jpg
En el trabajo. A partir de la cuarentena los amigos le dieron una mano para subsistir.

En el trabajo. A partir de la cuarentena los amigos le dieron una mano para subsistir.

¿En qué consistió la rutina en cuarentena?

Los entrenamientos fueron sin obligación, pero en Adiur cada uno sabe lo que significa dentro del grupo la actividad física. Al que no esté al 100% para cuando vuelvan los entrenamientos, le va costar jugar. Entonces debemos ser conscientes y responsables a la vez para reiniciar las prácticas.

¿La dirigencia de Adiur, cómo se portó con el plantel en este tiempo?

Se portó muy bien en momentos difíciles. Todos saben que los clubes del interior no tienen la ayuda económica necesaria para afrontar los presupuestos de un año normal. Siempre estuvieron en los detalles y nos dieron una mano. Estoy muy conforme y agradecido.

¿Cómo te iniciaste en el fútbol?

Mis inicios fueron en Bovril, una localidad de Entre Ríos, en la escuelita Alborada. Después pasé a Juventud Unida de Concepción del Uruguay hasta llegar a Unión de Alvarez. Además tuve un leve paso por Independiente y Gimnasia y Esgrima La Plata, Alianza de Fuentes y actualmente en Adiur.

¿Unión de Alvarez fue el trampolín para llegar a disputar un torneo de AFA?

Con Unión tuve la posibilidad de ir a probar suerte a Independiente de Avellaneda, fuimos con el plantel de primera y quedamos dos jugadores después de la prueba. Fue una gran satisfacción en lo personal porque estaba cumpliendo el sueño que busqué desde chico. Ver feliz a mi mamá no tiene precio y es por eso que me esforcé para llegar a ese lugar.

En el regreso al club pudiste dar dos vueltas olímpicas. Contame las sensaciones.

Mi vuelta a Unión fue en 2015 y en ese año llegó César Gáspari, quien se hizo cargo de la primera. Llegué en la 2ª fecha y recién pude jugar en la mitad del certamen. Fue un año muy duro y tuvimos que mirar la tabla del descenso. En 2016 hicimos un buen torneo y finalizamos en la 3ª colocación. Y el 2017 fue un año único, logramos los dos campeonatos (Ivancich y Molinas) y de yapa pudimos disputar la Copa Santa Fe. En esa temporada el plantel era una familia y todos teníamos muy claros los objetivos. El grupo estuvo conformado por personas impresionantes y así logramos ser bicampeones de la Rosarina. Por eso siempre voy a llevar a Unión en mi corazón.

¿Cuál es el objetivo que se trazó Adiur para cuando vuelva el fútbol?

Cuando arrancó el Regional Amateur fue llegar lo más lejos posible. El primer objetivo fue clasificar entre los dos primeros y se logró. Y en el comienzo de la temporada 2020 nos preparamos para seguir pasando de fase. Estamos en una zona muy dura con Cremería y dos equipos de Paraná pero sabemos muy bien donde estamos parados. Seguramente todo será muy nuevo para todos lo que se viene y debemos

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario