Central

Sin orden, afuera

"El que no se adapta a lo que el equipo necesita, se va para afuera", dijo Edgardo Bauza pese a que Central gana y va puntero. Mañana tiene una dura prueba ante Racing.

Sábado 01 de Septiembre de 2018

El patrón no se altera. El Patón, tampoco. Edgardo Bauza tiene bien definido cuál es el gen para dar batalla en la Superliga. La clave pasa por reconocer y valorar el ADN que identifica a la sorprendente escuadra auriazul que encabeza el certamen nacional de manera invicta. Mañana los canallas serán sometidos a una nueva prueba debido a que se medirán contra el necesitado Racing. Y el entrenador tiene a mano la fórmula para que sus ovejas no se descarrilen en pos de sacar un resultado positivo en rodeo ajeno. "El que rompe el orden va para afuera. El que no sea adapta a lo que el equipo necesita, se va para afuera", patentó con firmeza el técnico del por ahora único puntero.

   A Bauza no lo van a correr con ideas de laboratorio. Se apoya en lo seguro. En lo terrenal. Las conclusiones las va sacando a medida que realiza cada práctica. El Patón tiene en claro cuáles son los objetivos básicos.

   Central se está recuperando de la bajísima defensa que viene de padecer en el pasado torneo. Poco a poco está archivando la principal causa que motivó a Bauza a seguir con suma atención los movimientos de la última línea, que ante el menor paso en falso quedaba tendida en la cama.

   No obstante, desde que tomó la historia deportiva pareció dar con el remedio. A eso hay que sumarle que ajustó las clavijas y cambió de figuritas de entrada con convicción. Fue dosificando las dosis tácticas hasta dar en la tecla y hoy la retaguardia goza de muy buena salud. Incluso parece estar inmune a los goles porque en cuatro presentaciones (tres por Superliga y una por Copa Argentina) dejó la cancha con el arco sellado como hacía tiempo que no sucedía.

   Los canallas, a la vez, tienen en claro que la de mañana no será una cita más. Enfrentarán a un cuadro que viene terriblemente golpeado en lo anímico como en lo emocional, tras la reciente eliminación de la Copa Libertadores ante River. Sin embargo, el DT considera que "eso a nosotros no nos va a afectar en nada", pese a que el clima que se vivirá en el Cilindro será muy tenso porque la continuidad del Chacho Coudet está en terapia intensiva.

   "Vamos a enfrentar a uno de los equipos que más se reforzaron. Seguramente saldrá a atacar con mucha gente y de manera vertical como lo hace habitualmente de local", expresó Bauza sin inmutarse mientras presagiaba cómo sería el desafío dominguero.

   Por más que el canalla tenga todo resuelto (ver aparte), también es verdad que la esencia táctica será mantener el orden y la calma en todo momento para evitar caer en la tentación ajena. Que la defensa no se descalabre será casi como una cuestión de Estado, más allá de que el resto también deberá mantenerse en eje. Porque el Patón ya avisó que "el que rompe el orden se va para afuera". Y en eso el entrenador no negocia el patrón genético.

   "Tenemos en claro lo que vamos a hacer. Contamos con gente rápida que puede lastimarlos y vamos a atacarlos", enfatizó el técnico a la hora de desmenuzar la estrategia a plasmar en el corazón de Avellaneda.

   No caben dudas de que para los auriazules será el primer encuentro exigente que deberá sortear. Aunque nadie puede tapar con el tibio sol de invierno que hasta la fecha viene despachando rivales de lo lindo y acopiando puntos de manera categórica.

   Porque para esta versión contundente canalla no será igual enfrentar a Racing que haberlo hecho con Banfield, que vino al Gigante sin sus principales figuras, Talleres o el recién ascendido San Martín de Tucumán. Lo hecho fue muy bueno desde lo numérico porque sumó tres triunfos en cadena, como también desde lo defensivo debido a que no recibió goles. Pero desde lo futbolístico mostró algunas debilidades que la Academia del Chacho podría sacar provecho.

   En ese sentido, Bauza también fue tajante. "Va a ser un buen partido para ver dónde estamos parados", tiró el entrenador a modo de conclusión en la previa de un plato fuerte que será servido mañana a las 11 en el Cilindro en medio de un clima nada festivo y donde Central buscará por todos los medios mantenerse en la cima de la Superliga.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario