Newell's

Señales que preocupan

Newell's tuvo un pobre desempeño, perdió con Unión y quedó afuera de la Copa Santa Fe. El futuro intriga.

Lunes 23 de Julio de 2018

La Copa Santa Fe ya es pasado para Newell's. Es otra edición en la que fue eliminado demasiado pronto. No sacó provecho del empate que se trajo de Santa Fe una semana atrás y ayer perdió con Unión en el Coloso por los cuartos de final. Por la envergadura de la competencia, por lo que representa, la derrota en sí es posible de digerir. La preocupación, en cambio, pasa por el flojo desempeño individual y colectivo. El equipo de De Felippe decepcionó en todos los aspectos del juego. Ni siquiera tuvo capacidad de reacción para revertir el gol tempranero del tatengue. El presente genera intriga y las mismas declaraciones del entrenador son una señal de alerta. Si el futuro no se presagia sombrío después de lo que se vio ayer se debe a varias cuestiones a tener en cuenta: Luis Leal volverá una vez que se recupere del esguince de tobillo, se espera la llegada de refuerzos y todavía quedan tres semanas de preparación. Pero de lo que no quedan dudas y es por demás de evidente es que a esta altura se está lejos de lo que mínimamente se esperaba.

El juego de ayer de la Lepra fue inferior al del 2 a 2 de la semana anterior en el estadio 15 de Abril. Retrocedió. Sin asociación ni ideas, inofensivo y vulnerable, fue víctima de las limitaciones que desnudó en cada sector del campo de juego. Unión las aprovechó. Tenía mejor aprendido el plan para superarlo. Presionó, recuperó y atacó rápido por los bandas. Sin desplegar un fútbol de alto vuelo, ni ser avasallante, resultó superior. La rápida contra que terminó con el centro del lateral Martínez para que Soldano cabecee al gol dejó en evidencia que el tatengue sabía a qué jugar y que el local no era capaz de contrarrestarlo.

La capacidad de Soldano para buscar la pelota y darle de cabeza contrastó con la ineficacia de los futbolistas rojinegros. Newell's contó con alguna que otra oportunidad para convertir. Falló porque hay jugadores que todavía no terminan de consolidarse. Alexis Rodríguez desperdició una clara. Se demoró en la definición y permitió el cierre. Braian Rivero tampoco estuvo certero. Se la tiró a las manos de Nereo Fernández de frente al arco. En el partido de ida, también pateó desviado desde una posición favorable. Ellos sirven de ejemplo. Es posible agregar a los otros juveniles, quienes no terminan de hacer pie. La responsabilidad es menor de los que llevan menos tiempo en primera, por ejemplo, Facundo Nadalín.

Está claro que no alcanza con el plantel actual para imaginar un conjunto competitivo. Sin el lesionado Leal, De Felippe recurrió ayer otra vez al pibe Lisandro Cabrera, autor de un gol en Santa Fe. Y llevó a Ignacio Huguenet al banco y lo metió en el segundo tiempo. Si tienen tal protagonismo, que no se condice con el lógico proceso de maduración, se debe a que el DT no cuenta hasta el momento con otro futbolista que sea una alternativa del portugués.

La necesidad de jugadores con mayor roce y categoría es indispensable. Es que para colmo no fue bueno el rendimiento de los jugadores con trayectoria. Leandro Grimi evidenció la falta de fútbol por la larga inactividad, Fabricio Fontanini estuvo inseguro y Bernardello no consiguió hacerse fuerte en el medio, siendo incluso expulsado sobre el final por doble amarilla.

A tres semanas de la Superliga, Newell's no termina de arrancar. Para preocuparse.

De Felippe les anticipó el gol del Tate

De Felippe manifestó que el gol de Soldano fue consecuencia de una jugada que les había anticipado a sus jugadores, para tratar de evitarla. Esa conquista fue uno de los motivos del fastidio del entrenador. Es que Unión les ganó con una acción que se preveía. "Dije en la previa cómo nos iban a hacer el gol, quién y cómo, y no logramos neutralizarlo", dijo De Felippe.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario