Newell's

Paredes sabe de qué se trata

El marcador central paraguayo fue el que mejor rindió en este inicio, emostrando que conoce cómo se juega en el fútbol argentino. Piris y Oviedo aún necesitan adaptarse

Lunes 20 de Agosto de 2018

"Teodoro Paredes tiene más claro cómo se juega acá". Omar De Felippe fue preciso. El zaguero, que pasó por Atlético Rafaela en 2016-2017, conoce el fútbol argentino y hasta el momento demostró que es al que menos le costó la adaptación, comparado con los otros dos compatriotas que se incorporaron a Newell's. Firme en la marca y atento para los cierres, frente a Independiente fue uno de los mejores rendimientos del equipo rojinegro. Hasta participó en el gol de Fabricio Fontanini. No tuvieron la misma incidencia los demás jugadores guaraníes. Iván Piris no brindó seguridad sobre el lateral derecho y cometió un error que derivó en el primer tanto del rojo. Y Alan Oviedo no incidió en ofensiva en la casi media hora que jugó.

Paredes dio las primeras señales positivas en la caída contra Vélez en la primera fecha, en un puesto que la Lepra tenía vacante desde que se fue Bruno Bianchi y sin que Stéfano Callegari demostrase que estaba en condiciones de ser el titular. No le costó insertarse en el equipo, pese al juego deslucido de Newell's en Liniers, ya que se trató de su primer partido con esa camiseta.

Mejor le fue contra Independiente en el Coloso. Se complementó con Fontanini en la zaga y por momentos salió a cruzar a los rivales sobre el lateral derecho, cuando la pelota era jugada a la espalda de Piris. Ganó de arriba, en su área y en la de enfrente, como en el segundo tanto rojinegro. Impactó de cabeza el centro de Figueroa y la pelota le quedó a Fontanini para que iguale 2 a 2 con una volea.

"Se nota que de los chicos que vinieron, Paredes es el que ya jugó en el fútbol argentino y tiene más claro cómo se juega acá", dijo De Felippe sobre el zaguero, de 25 años, con pasado en el Atlético Rafaela que conducía Juan Manuel Llop. El defensor estuvo a la altura de las circunstancias, pese a que venía de hacer la pretemporada con Nacional de Asunción sin jugar un partido oficial y con poca participación en 2017-2018 con Cerro Porteño.

Es prematuro afirmar que está resuelto el tema del primer marcador central. Pero hasta el momento, Paredes no desentonó.

Por antecedentes, Piris es el que genera mayor expectativa, aunque anduvo flojo en este inicio del torneo, fundamentalmente frente a Independiente. La equivocación que cometió al principio, tratando de dominar una pelota sobre la banda permitiendo la rápida contra del rival que terminó en gol, fue una acción desafortunada. Tampoco logró entorpecer las acciones ofensivas de Martín Benítez sobre su lateral.

No fueron las únicas fallas. "Por momentos Piris pasó al ataque en momentos inoportunos y quedó abierta su banda", puntualizó De Felippe.

El futbolista, de 29 años, llevaba varios meses sin jugar, tras el último paso por León de México, y necesita adaptarse al fútbol argentino y a Newell's. Tiene un interesante recorrido por Paraguay, Brasil, Italia, Portugal y México. El crédito está abierto. Newell's lo aguarda para una posición en la que apenas cuenta de alternativa con Nadalín, quien se recupera de una lesión.

Alfio Oviedo es el paraguayo de menor participación, ingresando en los dos primeros partidos en el segundo tiempo. Por ahora le costó entrar en contacto con la pelota y jugó a un ritmo inferior al resto. El viernes resolvió mal una contra, pateando al arco con un rival encima, en quien rebotó el balón, en vez de buscar a un compañero mejor ubicado.

Mientras gana en minutos de juego, De Felippe lo considera la principal opción de Luis Leal, quien todavía no logró la mejor forma física, tras la lesión en el tobillo sufrida en la pretemporada.

"Oviedo es joven, no salió nunca de Paraguay y le está costando la adaptación. Vemos que tiene potencial, pero todavía no está encontrando su mejor forma. Tenemos que darle tranquilidad, no apresurarlo", sostuvo De Felippe.

El delantero, de 22 años, se sumó a Newell's habiendo jugado hasta último momento en Cerro Porteño. Pero hay diferencias entre un torneo y otro y necesita convivir con esa realidad.

"De a poquito los que vinieron van a ir viendo cómo es esto. Cuando empiecen a afianzarse, y mejoren los chicos que tenemos, iremos encontrando el equipo", planteó el entrenador. Por lo pronto, Paredes es el que ya dio buenas señales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario