Central

"Nunca imaginé algo así, fue como un sueño"

El volante canalla Andrés Lioi habló con Ovación tras la descollante actuación que tuvo el sábado a la noche ante Olimpo, partido en el que aportó un triplete en la goleada por 5 a 0. Dijo que en cada gol se acordó de sus familiares, su novia y amigos, aunque le hizo una mención especial al director técnico Leo Fernández: "Le agradezco mucho por la oportunidad que me dio y espero devolverle la confianza con buenas actuaciones".

Lunes 19 de Febrero de 2018

"Nunca desistas de tus sueños, sigue las señales", escribió Paulo Coelho en el El Alquimista. Algunos alcanzan esos sueños antes, otros después, pero siempre llegan. A los 20 años, el juvenil Andrés Lioi está soñando despierto. Hasta hace un par de meses era suplente en la reserva, hoy está en primera y el sábado tuvo una noche que ya le quedó marcada a fuego para siempre.

Y hablando de señales, más allá de que crean o no en eso del destino, el tiempo se encargó de ponerle en su camino a un tal Leonardo Fernández. El hoy técnico de Central no se olvidó del pibe que vio crecer en inferiores y le cumplió el sueño de jugar en primera. Pero claro, él se lo ganó solito. "Nunca imaginé algo así, fue como un sueño", le confesó Lioi a Ovación, luego de los tres goles que convirtió en el 5-0 ante Olimpo. La cantera auriazul es inagotable, y otro diamante está asomando.

¿Pudiste dormir después del partido o la adrenalina no te dejó?

La verdad que sí. Cuando llegué a mi casa me costó dormir, no podía creer lo que había pasado. Fue una noche redonda, tanto en lo colectivo como en lo individual. Pero destaco más lo grupal, que es lo que más te llena al fin y al cabo.

¿Qué fue lo primero que se te vino a la cabeza cuando convertiste el primer gol?

Después del debut, uno sueña con meter un gol en primera. Fue una alegría enorme porque a uno se le viene a la mente la familia, los amigos, mi novia, mis compañeros, que son los que siempre estuvieron. Estoy muy agradecido con todos ellos y también con el plantel, que me brindó su apoyo en todo momento.

lioi


Hace un par de meses eras suplente en la reserva y el sábado tuviste una noche inolvidable en primera: ¿Te imaginaste algo así?

Nunca imaginé algo así. Fue todo muy rápido, muy de golpe. De estar en reserva, pasé a hacer pretemporada con la primera. Y un mes y medio después tuve una noche que no me olvidar a olvidar nunca. Desde el minuto cero, el grupo me integró muy bien y estoy agradecido por eso, por la confianza que me hicieron sentir. Gracias a eso, tomé coraje y pude tener semejante noche.

Sorprendió la categoría que tuviste para definir en los tres goles, ¿sos de esos jugadores que no le tiemblan las piernas a la hora de estar mano a mano?

Depende también de cada partido, ante Olimpo salió muy bien. Además tuve unas asistencias perfectas de mis compañeros. Eso te facilita la definición.

Leo Fernández apostó por vos desde que llegó, te conoce muy bien, siempre habló de tus cualidades y hoy le estás pagando esa confianza que te dio con buenas actuaciones, ¿qué significa él para vos?

Tengo únicamente palabras de agradecimiento para Leo. Me conoce desde las inferiores, también me dirigió en reserva y siempre me dio su confianza. Lo único que me queda es devolvérselo dentro de la cancha. Tanto yo como mis compañeros. Estoy muy agradecido con él y con todo el cuerpo técnico.

Es sabido que el hincha de Central no es fácil, tenés que hacer méritos para que te quieran y por lo general lleva tiempo. ¿Qué sentiste cuando te aplaudió todo el estadio de pie?

Fue un lindo momento cuando me tocó salir. La gente estaba contenta y agradecida. Yo siento lo mismo, estoy agradecido con todos los hinchas porque me hicieron pasar una noche muy emotiva.

Como pasó hace un tiempo con Cervi y Lo Celso, por ejemplo, ahora nuevamente apareció una interesante camada de juveniles que le devolvieron una identidad a Central: ¿Cómo se vive desde adentro?

Yo los tomo como ejemplo a ellos dos. Son jugadores fenomenales que tuvieron un recorrido muy bueno en Central y ahora están teniendo un gran nivel en Europa. Para llegar a lo que hicieron ellos, hay que enfocarse en el trabajo día a día, hay que aprender de los compañeros, ya que tenemos referentes con una experiencia tremenda. No sólo en lo deportivo sino también en lo humano. Tengo que aprender de ellos y potenciarme.

En un grupo con varios chicos de inferiores es importante tener referentes, en este caso están Ruben, Ferrari, Ortigoza, ¿recibís consejos de ellos? ¿qué te dicen?

Siempre tratan de ayudarnos a los que recién estamos arrancando. Comparten muchas cosas con nosotros y eso nos sirve. Tenemos que aprender de ellos para seguir creciendo.

Desde la salida de Paolo Montero hubo un cambio radical, especialmente con la cantidad de puntos que lograron. Si bien el equipo no brilla, son efectivos: ¿Qué les dio Leo Fernández?

Creo que es muy importante la actitud que tiene el equipo. Nos esforzamos mucho durante la semana, en cada entrenamiento, realmente dejamos todo. Eso nos prepara para cada fin de semana, para que podamos aplicar lo que ensayamos en las prácticas.

Jugar con un solo referente de área te da más libertad para moverte por todo el frente de ataque, de hecho ante Olimpo ganaste en profundidad y casi que fuiste un segundo delantero. ¿Te sentís más cómodo con este esquema?

La intención es tratar de llegar al área. En el caso de que los desbordes sean por izquierda, yo tengo que cerrarme. Con Olimpo me tocó llegar bastante pero, más allá de jugar con un delantero o dos, la idea siempre es la misma. Leo me pide que sea ordenado en el retroceso y cuando atacamos. También quiere que sea atrevido, que encare al rival y que termine la jugada. En este último partido traté de cumplir con todo lo que me dijo. Por suerte, llegué mucho a posición de gol.

Ahora que Carrizo, Camacho y Ortigoza están para volver, y teniendo en cuenta el partidazo que hicieron vos, Lovera y López Pissano, ¿cómo hace el entrenador para sacarlos?

Nosotros estamos cuidándoles el lugar, nada más. La prioridad la tienen ellos, que es como tiene que ser. Lo tenemos bien en claro y ojalá se recuperen bien y vuelvan a ser parte del equipo, porque son muy importantes. Lo que nos queda a nosotros es aprovechar los momentos en que nos toque jugar y hacerlo de la mejor manera. Mientras tanto los estamos esperando porque son fundamentales.

Hoy el objetivo de llegar a la Copa Sudamericana está más cerca, ¿se ilusionan también con la Libertadores?

Con los resultados que estamos teniendo, uno se ilusiona y te hace ver un poquito más allá. Igual tenemos claro los objetivos y vamos paso a paso. Primero hay que tratar de alcanzar la zona de clasificación a la Sudamericana, después veremos si podemos ir por algo más.

Cumpliste el sueño de vestir la camiseta de Central, de debutar en primera y, ahora, de meter un gol: ¿Con qué soñás ahora?

Como te decía antes, quiero tratar de seguir mejorando. Soy muy nuevo y tengo que aprender cosas, adaptarme a lo que es la primera división. Lo importante es poder sacarle el máximo provecho a cada entrenamiento y seguir potenciándome. Después, cuando me toque jugar, poder hacerlo de la mejor forma.


Los antecedentes del hat-trick de Lioi

En 127 partidos entre Inferiores de AFA y Reserva, Lioi había marcado sólo 7 tantos y nunca había hecho más de un gol por partido. El último volante que marcó por triplicado fue el Kily González ante Belgrano, en 1995. Pero el último "8" que lo hizo fue Héctor Chazarreta en el 5-1 ante Sarmiento, en 1982.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario