Newell's

"No me gusta que me respalden"

De Felippe respondió con humor sobre el apoyo del vice D'Amico. El DT confía en el equipo para el lunes y no duda de su continuidad.

Sábado 01 de Septiembre de 2018

Seguro en sus palabras, claro conceptualmente, el técnico rojinegro Omar De Felippe transmitió ayer una imagen de confianza de cara a uno de los partidos más trascendentes de su gestión. Es conciente de que ante Atlético Tucumán habrá una bisagra, que el triunfo es obligatorio pero así como aseveró que en la última derrota ante Godoy Cruz el equipo no lo defraudó, ve más allá y asegura que más temprano que tarde revertirá la mala racha de visitante. Ergo, ni se le pasa por la cabeza que esté en juego la continuidad pero entiende que se hable de ella. Al punto que cuando se lo consultó sobre el respaldo público que le dio el vice Cristian D'Amico, dijo con contundencia y humor: "No me gustan que me respalden, porque cuando te respaldan...", y concluyó la frase con una sonrisa.

Así está De Felippe en la previa al lunes. No se carga la mochila de la presión excesiva pero sabe los límites que debe sortear y el objetivo a conseguir. "Hablamos con Cristian (D'Amico) y algunas cuestiones que se empezaron a hablar son lógicas cuando estás en equipos grandes y sumaste un punto en tres partidos. Lo entiendo. Pero lo mejor para este momento es encerrarnos con los pibes, trabajar y tratar de que el equipo aparezca para sumar de a tres, porque es necesario", aseveró el DT.

Y De Felippe dio muestras además de que tiene fe en lograr esa victoria, no sólo refiriéndose al futuro inmediato de Atlético Tucumán, sino a lo que sigue y hasta al último partido jugado. Así, tiró estos conceptos:

* "Hoy vi una práctica que no vi desde que estoy acá. Ojalá que el lunes se vea lo que pretendo".

* "No fue tan malo el partido en Mendoza. Nos fuimos calientes por los errores, pero les dije a los pibes en el vestuario que fue de los mejores que jugamos de visitantes".

* "Cuando llegué a Newell's me hicieron una pregunta que no me olvidé nunca: ¿Usted va a jugar igual de local y de visitante? Algo me quisieron decir entonces y después me di cuenta de que se referían a algo que al equipo hace rato le viene pasando. Por eso trabajo, queremos achicar ese margen de local y de visitante, sé que lo vamos a lograr revertir en lo inmediato, no sé si en el siguiente partido o en el otro, pero lo conseguiremos".

En esta última aseveración, queda claro que el entrenador leproso no se ve fuera del lugar que ocupa después de Atlético Tucumán. Y que, pese a ser consciente del momento, se tiene fe para revertirlo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario