Newell's

Newell's logró más que tres puntos en la previa del clásico

Newell's gritó con todo el 2-0 de los suplentes y encarará de buen ánimo el clásico, el plato fuerte al que apuesta el técnico.

Martes 30 de Octubre de 2018

Estos tres puntos que finalmente ganó Newell's raramente, no tenían trascendencia, pero... "bienvenidos" gritaron los leprosos. Ojo, no es que no tuvieran importancia, por eso "más que bienvenidos" para el promedio de la Superliga. Estaban en un segundo plano por la cercanía del clásico que se jugará el jueves, ese partido que sí todos los rojinegros están desesperados por ganar y que los hinchas dejaron en claro desde las tribunas y las plateas. Porque será histórico, por ser definitorio, porque Newell's lleva varios derby abajo y ganarlo (aunque sea por penales) le puede servir para ser semifinalista de una Copa Argentina que ya ganó trascendencia. En cambio, el choque de anoche ante el Bicho de La Paternal era uno más de los 25 del torneo. Al fin y al cabo, con una formación bien alternativa, lo sacó adelante y fue un acierto de los protagonistas de la victoria por 2 a 0 y también del técnico Omar De Felippe de guardarse las fichas fuertes para el jueves pegar el pleno por el que apostó.


La salida de los hinchas del Coloso marcaban claramente la importancia de los partidos leprosos, porque hablaban de "lo bueno" de ganar anoche, pero trasladado al jueves porque "ahí no podemos fallar". Porque "esta victoria nos sirve para ir con un mejor ánimo" a la cancha de Arsenal bien parados y "con la confianza en alto, pero sin agrandarnos". De paso, obvio, también estaban los que quedaron más tranquilos por el hecho de que "sumamos los tres puntos que son clave para el promedio, porque no debemos olvidarnos de eso", tal vez no tanto para hoy sino para el próximo torneo. Es más, hasta algunos se atrevieron a decir que "si el Negro Leal no la mete, el paraguayo Oviedo y Fydriszewski pueden ser alternativas".

El clásico está a la vuelta de la esquina y a Newell's le apretaron los días desde la AFA, por eso también se justificaba que el técnico no pusiera todo. Jugó anoche y terminó a casi 66 horas de comenzar los 90' más importantes del año, es que si lo gana incluso lo será hasta más que una hipotética final de Copa Argentina.

Por eso De Felippe guardó a sus principales futbolistas. Se la jugó a quedarse con las manos vacías y complicado a presente y futuro, porque una derrota hubiese traído más que un dolor de cabeza.

Pero Newell's ganó y las especulaciones ya no cuentan. Es más, hoy la tabla del promedio lo encuentra en un más tranquilizador lugar, incluso dos puntos arriba de su rival de siempre. También en la de posiciones pegó un saltito.

De cara al partido aparte

El ánimo en la previa del clásico siempre cuenta, aunque sea un encuentro aparte. Pese a que se diga que el que llega peor muchas veces saca a relucir el amor propio y termina imponiéndose. Y como en este derby a ninguno de los dos equipos les sobra demasiado, la mínima diferencia puede ser vital.

Y Newell's llegará en ganador, con una imagen de equipo en crecimiento, aunque sin "tirar manteca al techo". Con aquella victoria frente a Tigre, pese a la derrota inmerecida a manos de Estudiantes y con el buen 2 a 0 de anoche.

Un resultado que no consiguió por casualidad sino como consecuencia de un mejor juego y un convencimiento de que no puede perder de local. De entender de una vez que para ganar se debe arriesgar. Y que es más simple atacar que defender, más allá de que anoche jugó contra un rival que no lo complicó y hasta al que incluso pudo golear.

Por todo esto Newell's consiguió más que tres puntos para la Superliga. Un impulso para creer en sí mismo. Un golpe anímico y psicológico que a este plantel le estaba faltando.

Los jugadores le empezaron a demostrar a De Felippe que puede arriesgar con gran parte de ellos. Lo hicieron los titulares. También los suplentes. Por eso en la previa el técnico evaluó lo que tenía a mano y eligió en consecuencia.

Le salió bien, porque ante Argentinos jugó a la chance en una ruleta imaginaria, apostó al rojo para que el presente no se le transforme en negro. Y con esta primera bola sumó más fichas para apostar el jueves al pleno por el que arriesgó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});