Newell's

"Mi termómetro son los jugadores", dijo De Felippe que continúa como DT

De Felippe dijo que seguirá como entrenador si sus futbolistas se animan a salir adelante. La derrota de ayer dejó a Newell's último, con un punto ganado de doce en juego.

Martes 04 de Septiembre de 2018

"Mi termómetro son los jugadores, esto no pasa por mí. El tema es cómo están los chicos, si ellos se animan a salir, yo ya estoy curtido porque viví momentos como este muchos años", explicó Omar De Felippe cuando en la conferencia de prensa se le preguntó si tenía "fuerzas" para seguir al frente del plantel tras la nueva derrota. Un resultado que dejó a Newell's con apenas un punto de los doce en juego, en el último puesto junto a Patronato.


La caída como local, la primera que sufrió el técnico en los 6 partidos que dirigió en el Coloso (llevaba 4 triunfos y 1 empate), golpeó duro. Porque si bien Atlético Tucumán llegaba en buen momento, también lo hacía con un mix de titulares y habituales suplentes a los que la lepra podía animarse. Y de hecho lo hizo, con un primer tiempo más que aceptable. Poniéndose en ventaja, aunque no la pudo sostener y en el cierre cedió los primeros dos puntos. En el complemento, se quedó con las manos vacías.
"Los jugadores están golpeados. Yo estoy más curtido, por eso si ellos se animan seguiremos trabajando para recuperarnos", dijo el técnico en medio de consideraciones sobre el partido y lo que vendrá: lo más próximo es el choque por Copa Argentina el sábado próximo, justo ante el mismo rival, pero en cancha de Temperley.
En una de las preguntas se le hizo ver que se lo notaba tranquilo y explicó: "Esto no pasa por mí, mi termómetro son los jugadores. Cómo están ellos, porque los técnicos ya sabemos de estas situaciones y uno por sí solo no puede comprometer al club. Sí trabajar para generar confianza en los futbolistas para que aprendan de esto. La desesperación no es buena, como pasó durante el juego, que cuando quedamos expuestos (al buscar el triunfo sin tomar algunos recaudos) nos ganaron el partido".
Y en esa retrospectiva rápida con las imágenes del juego recién terminado, el técnico evaluó que "hasta que convertimos el gol jugamos como pretendemos, fuimos por abajo, por los costados y ahí ganábamos. Después nos quedamos un poco, nos metimos atrás y ellos nos ganaron en la segunda pelota en el mediocampo saliendo muy rápido, que es uno de sus fuertes".
"Quedábamos expuestos en ese sector de la zona media, algo que habíamos hablado antes del partido y en el entretiempo y no pudimos resolver", insistió De Felippe.
También explicó cuando le mencionaron la debilidad defensiva (le convirtieron dos goles en cada partido) que "lo de atrás se genera en la mitad, se vio cuando dividimos mucho la pelota". Y sentenció: "El equipo tiene muchos altibajos en un mismo partido y eso complica".
Tres derrotas, un empate y una continuidad al frente del equipo que empieza a peligrar por la falta de resultados. A lo que De Felippe recordó: "Cuando arrancamos la pretemporada sabíamos que podía suceder porque se habían ido varios jugadores y muchos de los que llegaron lo hicieron sobre el inicio del torneo. Era un tema que podía complicar y así está sucediendo".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario