Newell's

La peor cara, las fallas que cuestan goles

Los cuatro tantos que le hicieron en el torneo fueron errores. Encima, le convierten rápido.

Domingo 19 de Agosto de 2018

El empate y la actitud evitaron que por estas horas se haga principal hincapié en los errores de Newell's que le costaron los dos goles de Independiente y que podrían haberlo dejado de rodillas, repitiendo lo sucedido contra Vélez. Semejantes equivocaciones son un hándicap demasiado alto. Más aún si se le permite al adversario ponerse rápido en ventaja. El sábado, a partir de una desinteligencia rojinegra, el rojo se puso al frente del marcador a los 2'. Contra el equipo de Liniers, en el debut, la Lepra defendió mal en un córner y empezó perdiendo al minuto. Así no es posible seguir ningún plan y al equipo le exige redoblar esfuerzos para conseguir un resultado positivo. Es un tema que requiere atención, para que cada partido no se inicie cuesta arriba.

   Newell's mejoró contra Independiente en las pelotas detenidas, un karma que arrastra desde la Superliga pasada. No sufrió en tiros libre o córners. Fue un paso adelante. Contrastó con lo sucedido en la jornada de apertura del torneo. Vélez le ganó con dos tiros de esquina. Al minuto, Nicolás Domínguez se desmarcó y envió el centro para que Abram la cabecee con comodidad al gol. Y el mismo defensor, un rato después, fue sujetado de manera grosera por Fontanini, que le cometió penal, convertido por Vargas. En menos de media hora, el rojinegro perdía 2 a 0 y sellaba su suerte. Es que tampoco fue capaz de reaccionar, a partir de bajos rendimientos individuales y una disposición táctica que no ayudó, al no contar durante toda la primera etapa con un creativo.

   El futbolista pensante y de buena técnica apareció desde el inicio frente a Independiente. Víctor Figueroa fue incluido entre los titulares y Newell's cambió de imagen, con una postura agresiva y otra predisposición. Y que no falló en las jugadas de pelota parada. Concentrado y firme, evitó que el equipo de Avellaneda le llegue por esa vía. Pero tuvo otras fallas.

   Apenas transcurría el segundo minuto y en el intento por controlar la pelota y que no salga por la banda derecha, Piris se equivocó y se la dejó servida (la impresión es que la pelota traspasó la línea de cal) a Martín Benítez para que inicie una contra, con el equipo rojinegro a contrapierna. "Fue una pelota mal jugada", manifestó luego De Felippe. La rápida réplica culminó con la conquista de

Emmanuel Gigliotti. Newell's le sirvió el primer gol a Independiente, como sucedió en el segundo tanto cuando era superior y el rival hacía un rato que no inquietaba.

   Ibáñez admitió que el segundo gol del rojo fue su responsabilidad, desligando a Ferroni. La sensación es que fue una falla de ambos. El lateral izquierdo despejó mal el pelotazo largo de Meza que tenía como destinatario a Francisco Silva. La tiró al medio, en vez de hacerlo sobre un costado. Gigliotti pateó desde larga distancia al arco, que había dejado vacío Ibáñez, descolocado al salir a destiempo a buscar ese envío de Meza. "Fue una desgracia, un rechazo defectuoso", dijo De Felippe.

   La capacidad de Newell's para no decaer anímicamente ante tal golpe fue una virtud. No sólo que mostró entereza para asimilar ese gol, que llegó en el momento en el que era superior, sino que lo hizo sabiendo que ambas conquistas del rojo fueron por falencias propias. Cualquiera puede sentirse abatido, desesperanzado por brindarle tales oportunidades a un conjunto del poderío ofensivo de Independiente. Newell's no se dejó ganar por la frustración y volvió a empatarlo.

   El conjunto rojinegro evitó así un traspié en el Coloso. No estuvo lejos de la victoria, si no hubiese sido porque Amoroso se hizo expulsar. Pero no siempre quedará bien parado otorgando tantos beneficios. Las dos primeras fechas le deben servir de lección.

Un expulsado tras ocho meses

El último expulsado de Newell's había sido Nehuén Paz contra Racing en la 11ª fecha de la anterior Superliga, en diciembre de 2017. Pasaron ocho meses y un jugador rojinegro volvió a ver la tarjeta roja, Joel Amoroso, por una dura infracción a Sánchez Miño. De Felippe tendrá que buscarle un reemplazante para visitar a Godoy Cruz dentro de una semana.

   Newell's tuvo tres expulsados en el torneo anterior: Paz, Rivero y Ferroni. Amoroso es el primero en este torneo. La roja fue por una patada violenta, una reacción insólita que condicionó al equipo. La Lepra debió jugar más de 20' con uno menos. El entrenador se quedó sin Amoroso, como mínimo para el próximo encuentro. Un candidato a sustituirlo es Joaquín Torres.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario