Ovación

Héroe en Monterrey

El rosarino Cristian Cortés fue la figura de la clasificación de Fuerza Regia de México.

Lunes 22 de Enero de 2018

Cristian Cortés encontró en México su mejor rendimiento y en Monterrey halló un segundo hogar. Fuerza Regia le permitió al base rosarino ganar protagonismo poco a poco, adueñarse de la conducción del equipo, conseguir el tan ansiado título para la gente de Monterrey y participar de la Liga de las Américas. Y durante este fin de semana el idilio se consolidó tras una actuación para recordar, que le permitió pasar de ronda en el certamen más importante del continente.
"Era muy importante para nosotros pasar de ronda en la Liga de las Américas. Nos habíamos puesto ese objetivo porque veníamos de una mala racha en el torneo local, por los partidos perdidos pero también porque no estábamos jugando bien. Queríamos sacarnos la mufa en este cuadrangular, como locales, y contra Mexicali, que es nuestro rival directo en la liga mexicana. Es un valor agregado que la clasificación haya sido dejando afuera al clásico adversario", le contó Cortés a Ovación desde Monterrey.
El Titi, que se formó entre Sportsmen Unidos y Obras, dejó la Liga Nacional (fue el jugador más joven en debutar en el torneo, a los 14 años) para pasar por el básquet de Brasil y luego por el de México. No ocupa plaza de extranjero, ya que tiene la doble nacionalidad por su madre. En Fuerza Regia ya es líder y no sorprende verlo dar la arenga previa a los partidos. También se nota en la cancha su voz de mando. "Vengo ya del año pasado en el equipo y con Paco Olmos como entrenador. Trato en todo momento de llevar lo que él nos pide a la cancha. Es difícil porque el equipo cambió mucho del año pasado a este y nos está costando llegar al nivel que tuvimos. La idea es que ordene al equipo, que juguemos sistemas y que seamos un equipo distinto al resto en México. Me da confianza y por eso tomo protagonismo", explicó Titi, quien convirtió los dos libres para llevar el partido ante Soles de Mexicali a suplementario y luego el triple agónico para ganar. Cerró con 14 puntos, le dio el pasaje a su equipo y, de yapa, a Ferro, el representante argentino.
"No voy a mentir. Me tembló el pulso. Son momentos de definición en los que hay nervios y uno se acelera. Pero estando ahí en esa situación uno trata de calmarse y hacer lo mejor posible. Sobre todo en los tiros libres, en los que uno tiene tiempo para pensar y te pasan más cosas por la cabeza. Había que meter los dos sí o sí, sabía la importancia que tenía meterlos. El triple es más instintivo, la pelota llegó y la tiré porque no quedaba tiempo. Desde que salió sentí que iba bien. Uno cuando suelta el tiro más o menos se da cuenta si va a entrar y por suerte lo hizo".
Anoche se cerró el cuadrangular de la zona A y Cortés tuvo otra estupenda tarea (12 puntos) en la derrota de Fuerza ante Ferro 85 a 72, aunque los dos jugaron con la tranquilidad de que el pasaje a la próxima etapa ya estaba asegurado. El doble objetivo para el rosarino y su equipo sigue vivo en una tierra que lo adora.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario