Newell's

El rojinegro no debe mirar para el costado

El promedio empezó a preocupar en Newell's, que arrancó en el 14º lugar y tras cinco partidos bajó al 20º. Los apenas 2 puntos que sumó obligan a empezar a ganar urgente.

Viernes 21 de Septiembre de 2018

Sí, lo reconoció el capitán... y está bien que sea así... "A los promedios los tenemos en cuenta, no miramos para el costado. Nos hacemos cargo", confió Hernán Bernardello en su nota con Ovación publicada ayer. Había sido un latiguillo que siempre remarcó el presidente Eduardo Bermúdez durante los dos torneos pasados, y pese a un flojo final en el último, el equipo nunca llegó a estar comprometido. Pero antes del inicio de esta segunda edición de la Superliga los ojos volvieron a posarse en esa tablita temida. Es correcto que Newell's hoy mire a los promedios. No parecía tan importante al comenzar, más allá de que los números lo mostraban en el 14º lugar, esa posición que lo ubicaba en el inicio de la segunda mitad de equipos sobre el total de 26. Ese puesto que era lejano a los cuatro últimos (23º, 24º, 25º y 26º) que determinarán la pérdida de categoría. Sin embargo, el comienzo fue sin resultados positivos, con apenas 2 unidades sobre 15 posibles y eso hizo que la lepra fuera cayendo. Enseguida al 16º, en la tercera fecha al 17º, luego al 18º (siempre compartidos, numerados por abecedario sólo para ordenar) y antes de empezar la 6ª, mañana, se encuentra en el 20º (ver infografía). Obligado a ganarle a Lanús, uno de sus principales adversarios. Claro que también es cierto que si lo derrota y se dan un par de resultados favorables (como los de la fecha pasada) puede trepar hasta tres lugares. ¿De perder? Tal vez lo alcance Gimnasia, si le gana a Central.

Es cierto que quizás suene duro mirando sólo a estos números, pero el arranque del equipo de Omar De Felippe en el torneo también desde lo futbolístico empezó a preocupar. Si bien en la última fecha la imagen del partido igualado con Belgrano, en Córdoba, dejó al punto del 0 a 0 con sensación a que mereció más lo real es que fue la segunda unidad conquistada de las 15 en juego. Una cifra que sólo supera al punto obtenido por Patronato (cayó entre los cuatro últimos y renunció el DT) e iguala a los 2 de Lanús (también cambió de DT, con el que volvió a perder la fecha pasada) y del recién ascendido San Martín de Tucumán, que tiene un partido pendiente con Independiente y divide distinto, algo que lo favorece si gana. El resto de los rivales al menos ganó un partido.

Y desde que se inició el torneo, con el rojinegro en el puesto 14, ya lo dejaron atrás Central (le sacó 7 puntos de diferencia), Huracán (6), Unión (7), Vélez (5), Lanús (había largado con un punto más) y Atlético Tucumán (9). En tanto, se le acercaron Gimnasia (5), Belgrano (5), San Martín de San Juan (3) y Tigre (4). Otro que lo dejó atrás es Aldosivi (sumó 7 más), que como recién ascendido divide como San Martín y es el claro ejemplo de que si gana se escapa (hoy está tercero).

Por eso, si bien Newell's no tiene la soga al cuello, y tampoco debe desesperar, sí necesita empezar a sumar puntos de victorias para no caer en el pantano que atrapa a los equipos que pelean bien abajo.

De esos 4 puestos que determinarán el descenso al final de los 25 partidos del torneo (quedan 20), hay dos equipos que aparecen con pocas chances de alcanzar a la lepra: son Tigre (está 19 unidades abajo) y Patronato (a 12). A los sanjuaninos (a 9) les puede costar. Pero los cordobeses de Belgrano (a 7) son una amenaza.

Una amenaza como lo es el mal arranque rojinegro en la Superliga. Claro que está a tiempo de levantar cabeza, obvio que con un triunfo sobre Lanús. Sobre todo, si llega acompañado de un buen desempeño de equipo, como para entusiasmar al plantel y a los hinchas, que tras el choque de mañana tendrán dos paradas bravas en canchas ajenas, las de Estudiantes y Colón. Por eso, como decía el presidente leproso y lo reconoció ayer el capitán Bernardello: "Nos hacemos cargo, no miramos para el costado".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario