Newell's

El respaldo en la cancha fortalece a De Felippe

En un arranque de semestre flojo, los jugadores reaccionaron lo que puede transformarse en un punto de partida.

Lunes 17 de Septiembre de 2018

Omar De Felippe es un técnico curtido en el rubro sacar a flote a equipos irregulares, a los que les cuesta consolidarse en el funcionamiento futbolístico y por consiguiente conseguir resultados positivos. Por ello al DT se lo podría calificar como un avezado piloto de tormentas. Por este motivo no es de esos entrenadores que entran en pánico ante los primeros ventarrones y es un convencido de que si logra plasmar su idea táctica siempre puede asomar el sol en los planteles que conduce. Justamente en este semestre Newell's tuvo un arranque raquítico desde las matemáticas, incluso alimentando los fantasmas de su continuidad al frente del club del Parque. Pero en los últimos dos compromisos sus muchachos dieron la cara por el entrenador. Primero, es cierto que a los ponchazos, pero logrando al fin y al cabo la clasificación a los cuartos de final de la Copa Argentina derrotando a Atlético Tucumán en los penales (0 a 0 en los noventa minutos). Y el pasado sábado, en la chiva excursión a Córdoba, sus dirigidos rescataron un empate que por mérito en la tenencia de pelota y predominio táctico debió haber terminado en triunfo leproso ante Belgrano. Así, en la última semana, De Felippe oxigenó su gestión más que nada a partir de lo simbólico, desde el respaldo de sus jugadores y por la notable mejora futbolística evidenciada a nivel colectivo, a pesar del 0 a 0 ante el pirata. Newell's debe usar esta coyuntura positiva como punto de partida para crecer en todas las valencias del juego.

Hay que recordar que De Felippe llegó al Parque en marzo tras la gestión imperfecta de Juan Manuel Llop y logró encarrilar el rumbo para terminar la pasada Superliga de una manera decorosa, con cuatro triunfos, un empate y tres derrotas bajo su mando. Pero en el actual certamen de primera división, la historia empezó demasiado torcida y en cinco fechas apenas hay dos unidades en el casillero de los puntos leprosos. Una situación que incluso les hizo perder a lo rojinegros muchísimo terreno en la tabla de los promedios. Por ello es tiempo de corregir el rumbo de inmediato.

Y en este sentido, Newell's dio dos pasos seguidos hacia adelante, logrando avanzar en Copa Argentina y saliendo bien parado de la excursión ante el celeste de Lucas Bernardi. Este escenario lejos de ser un punto de llegada debe servir como uno de partida. Fue más que auspiciosa la puesta en escena ante Belgrano, en la que el equipo creció considerablemente desde el juego y la generación de situaciones de peligro. Además hay que poner el foco en que lo anímico también jugó un rol vital, porque los jugadores salieron a bancar al DT con el coraje que deben hacerlo en momentos límite.

Y en este sentido, fue el propio DT el que hace un par de semanas abordó la cuestión de su continuidad. "Esta situación de pelear abajo la viví muchos años, ya vengo curtido. Hay que ver cómo están ellos: si los pibes se animan vamos a salir adelante. Mi termómetro son los jugadores", sostuvo sin pelos en la lengua el conductor rojinegro.

La realidad es que De Felippe estuvo en el ojo de la tormenta antes de que irrumpa la reacción ante el Decano y los piratas. Pero el DT no se desesperó, bancó a sus jugadores, no hizo cirugía mayor, los motivó para que fueran al frente y logró dos resultados positivos en momentos de turbulencia. No es poca cosa, porque se sabe que las urgencias suelen paralizar las piernas y confundir la mente.

Newell's recibirá el sábado a Lanús y luego tendrá dos compromisos de visitante, ante Estudiantes y Colón. Y además mirará de reojo lo que será la llave de Copa Argentina que deben disputar Central y Almagro (sería el 3 de octubre), para conocer su rival en la instancia de cuartos de final.

Así De Felippe mantuvo el barco a flote y ahora deberá conducirlo cuanto antes al puerto del triunfo, algo que aún no consiguió en la actual Superliga. Lo ideal sería consolidar el envión anímico y futbolístico para remontar posiciones en todas las tablas. Porque el promedio también se metió entre las prioridades a solucionar en el Parque.

Newell's está obligado a terminar de ensamblarse como equipo para que la victoria llegue como un fruto maduro y no sea un mero hecho de la casualidad. Fue vital que los jugadores hayan levantado paulatinamente su nivel, porque la suma de la partes potenciará al todo. La Lepra necesita a todos sus intérpretes afilados, desde los pibes a los experimentados. Es la única fórmula para salir adelante.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario