Newell's

Bíttolo: "Podemos jugar de igual a igual en cualquier lado"

Destacó el orden y la solidez, aunque Newell's no haya ganado. Y sostuvo que fue el mejor partido personal y del equipo.

Martes 18 de Septiembre de 2018

El juego del conjunto rojinegro frente a Belgrano fue el argumento que utilizó Mariano Bíttolo para sostener que Newell's está capacitado para "jugar de igual a igual en cualquier lado". El lateral izquierdo, uno de los destacados en el Gigante de Alberdi, resaltó que jugaron "mejor que en otros partidos", siendo "sólidos" y teniendo "presión, juego y llegadas". Sostuvo que si no consiguieron ese triunfo que tanto anhelan se debió a que les faltó "concretar las chances" que tuvieron. "Quedó demostrado que queremos salir de esta situación y estamos confiados en que lo vamos a hacer", manifestó.

¿Cuál es el análisis que hacés del partido con Belgrano?

Anduvimos mejor que en otros partidos. Tuvimos las líneas más juntas y fuimos más sólidos en defensa. Nos faltaron concretar las chances que tuvimos. Generamos bastante y no pudimos meterla. Hubo dos muy claras. Desde la actitud se cambió bastante.

Belgrano casi no los inquietó, siendo que Newell's venía cometiendo errores seguidos que le costaron goles en contra, ¿esa fue una de las principales virtudes?

Sí. No tuvimos desatenciones. No recuerdo muchas llegadas de ellos, salvo un remate desde lejos que dio en el palo apenas empezó el partido. Y después un tiro libre que terminó en un cabezazo que se fue por arriba del travesaño. Más allá de eso, no generaron y no tuvieron espacios para jugar porque no los dejamos.

Cuando se termina empatando un partido en el que fueron superiores, ¿cuál es la sensación que queda?

La sensación de que podríamos haber ganado. Fuimos mejores. Pero lo importante era sumar y no perder porque nos venía costando bastante de visitante. Este partido te da la tranquilidad de saber que podemos jugar de igual a igual en cualquier lado.

No era una prueba menor para Newell's enfrentar a un conjunto que está invicto, con la necesidad de sumar porque se encuentra comprometido con el promedio.

Para nada. Belgrano de local se hace más fuerte y nosotros veníamos con esta racha de que no sumábamos de visitante. Así que el punto fue positivo.

La clasificación a los cuartos de final de la Copa Argentina, eliminando a Atlético Tucumán, ¿sirvió de impulso y fue una inyección anímica para este reinicio de la Superliga?

Ganar siempre te da un poco de energía positiva. Aparte, el hecho de pasar de ronda y estar un poco más cerca de la final también suma.

En Colón te tocó atravesar una situación mucho más comprometida que la de Newell's con el promedio, ¿de qué manera influye este tema en el jugador?, ¿cómo se sale adelante?

Hay que estar tranquilo. En ese momento en Colón estábamos casi descendidos. Yo era muy joven, lo mismo que mis compañeros. El más grande tenía 24 años. Y más allá de la juventud, salíamos a jugar tranquilos, obviamente sabiendo que teníamos que ganar por necesidad. Así fue que hicimos una gran campaña de 30 puntos. Llegamos a jugar una promoción estando casi descendidos. Hay que tener tranquilidad y pensar siempre en positivo.

El partido con Belgrano les sirvió para darse cuenta de que están en condiciones de jugar mejor. Ahora tienen la urgencia de reencontrarse con los tres puntos frente a Lanús.

Lanús viene igual que nosotros. Es un equipo que tiene buenos jugadores, pero no se le están dando los resultados y va a querer ganar. Si hacemos un partido inteligente como el del sábado, me parece que vamos a tener muchas chances de ganar.

¿Qué fue lo que les dijo De Felippe al término del partido en Córdoba?

Omar no es de hablar después de los partidos. Recién lo hace cuando comienza la semana, porque él necesita sus tiempos para poder ver de vuelta el partido más tranquilo y mirar aquellas cosas que se hicieron bien y mal.

Arrancaste desde atrás la pretemporada, porque te sumaste más tarde, y de a poco te fuiste consolidando, a tal punto que hoy sos titular, ¿físicamente como estás?

Me siento bien. A medida que fueron pasando los partidos creo que estoy cada vez mejor. La competencia ayuda bastante. De a poco me siento mejor con el equipo en cuanto a la idea de juego. Y voy conociendo mejor a mis compañeros.

¿Y futbolísticamente notás que no llegaste a tu techo?

Al techo no llegás nunca. Siempre podés seguir aprendiendo y dar más por el equipo.

En la semana previa al encuentro contra Belgrano estabas en duda por una contractura y te repusiste bien, llegando a jugar hasta el final.

Sí, había tenido una molestia en el partido contra Atlético Tucumán (por la Copa Argentina). Me hice los estudios y no salió nada. Con el médico y los kinesiólogos empezamos a probar para ver cómo estaba. Me fui sintiendo bien y de allí la decisión de jugar.

¿Fue tu mejor partido?

Sí. Me sentí bien con la pelota. Fue el mejor partido de Newell's en el torneo. No fue sólo mío sino del equipo en general. Las líneas no jugaron separadas, hubo juego, presión, llegadas.

Te proyectaste seguido, ¿fueron la cantidad de veces suficientes o si adquirís mayor ritmo podés pasar en mayores ocasiones al ataque?

No tiene que ver con una cuestión de ritmo. Es una cuestión de sorpresa. El lateral que está todo el tiempo atacando pierde la sorpresa y eso no ayuda al equipo. Hay que dejar que nuestros volantes, que son rápidos, jueguen mano a mano con los defensores rivales. Y por momentos sí hay que doblar el ataque por el costado. Eso va dependiendo de cómo se presenta el partido.

¿Dónde te sentís más cómodo, de volante o de lateral?

Me resulta indistinto. Acá jugué habitualmente de lateral, pero de volante no tengo problemas.

¿En la cancha sos de hablar mucho o preferís que sean otros los que dan indicaciones?

Depende del momento. Hablo con los que tengo cerca, con Fontanini o con el Rayo (Fértoli), que el otro día jugó por mi lateral. Más que nada lo hago para ver cómo nos acomodamos en la cancha.

¿Cuál es el secreto para que lancés saques laterales tan lejos: la fuerza o la técnica?

Es técnica. No soy tan fuerte. No hubo nadie que me enseñó o corrigió. Lo perfeccioné solo.

Estuviste en Grecia y en España. ¿Hubo un cambio en tu manera de jugar? ¿Encontraste algo distinto a lo que viviste y vivís en el fútbol argentino?

No sé si un cambio. Es una adaptación al estilo y ritmo de juego de cada país. Vas aprendiendo a jugar de otra forma. Lo que importa es la adaptación al juego de cada lugar.

También hay que adaptarse a otras culturas y formas de vivir.

Seguro. No en todos lados se vive igual. En Grecia me tocó hablar en inglés, sabiendo algo del idioma. Pasa por la adaptación y por querer pertenecer a ese lugar, porque si te aislás se hace más difícil.

Desde que llegaste a Rosario, ¿qué encontraste en Newell's?

Un buen equipo, un buen plantel. Hay buenas personas. Todos trabajamos para lo mismo. Eso es lo rescatable.

Jugaste en clubes que no tenían la misma popularidad de Newell's y ahora están en una ciudad que vive el fútbol con mucho fervor, ¿llegaste sabiendo todo eso?

Lo sabía porque había enfrentado a Newell's. Sé que es una ciudad muy pasional.

¿Cuáles son tus expectativas personales?

Jugar la mayor cantidad de partidos posibles. Y en cuanto al equipo, seguir avanzando en la copa y en el torneo empezar a ganar y terminar lo más arriba posible.

Por lo que fuiste hablando hay confianza de que Newell's puede levantar en la Superliga.

Sí, porque hay equipo y el otro día quedó demostrado que queremos salir de esta situación. Estamos confiados que lo vamos a hacer.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario