Ovación

Argentina humilló 7-0 a Bolivia en Houston con dobletes de Messi, Agüero y Lavezzi

Con una formación compuesta en su mayoría por jugadores alternativos a la formación titular, la selección del Tata Martino se floreó ante los bolivianos. El último gol fue marcado por Angel Correa.

Viernes 04 de Septiembre de 2015

Con la magia de Sergio Agüero y Lionel Messi, más la eficacia de Ezequiel Lavezzi, el seleccionado argentino, a pesar de recurrir a una formación mayormente alternativa, goleó esta noche al de Bolivia 7-0 en el partido internacional que se realizó en el Houston Sports Park, en los Estados Unidos.
 
En este cotejo que formó parte de la preparación para las Eliminatorias Sudamericanas relacionadas con el Mundial de Rusia 2018, ya en el primer tiempo, que terminó 3-0, Agüero fue el autor del segundo gol y el gestor de los dos que convirtió el Pocho Lavezzi.
 
En el segundo período, el Kun concretó su doblete y Lionel Messi, a los 21 y a los 29, poco después de haber ingresado al campo de juego, puso el 6-0. De redondear el resultado se ocupó Angel Correa, a los 38.
 
Para este encuentro, con el que se puso en marcha la mini gira por los Estados Unidos, el seleccionador argentino, Gerardo Martino, se valió de una alineación inicial alternativa, aunque sí estuvieron desde el principio los titulares Agüero y Sergio Romero, el arquero, capitán en la ocasión, hasta que entró Messi.
 
El partido, que en teoría no ofrecía grandes complejidades para el cuadro de la AFA, se simplificó temprano, tan sólo a los 5 minutos, cuando hubo un pase profundo de Agüero para Lavezzi, quien dominó la pelota con la pierna derecha, la dejó picar y luego definió en forma cruzada y esquinada.
 
Desde entonces Agüero brilló en cada intervención y Lavezzi se transformó en un socio muy adecuado.
 
La superioridad técnica, individual y colectiva de Argentina ante los bolivianos era elocuente, a pesar de las ausencias en la escuadra albiceleste.
 
Por lo tanto, de ninguna manera sorprendió que, a los 32, Agüero, tras levantar una pared con Roberto Pereyra, resolviera con un toque cruzado desde la derecha, por encima del cuerpo del arquero.

A los 40, Lavezzi amplió la diferencia en el tanteador al poner el 3-0 como consecuencia de otra gran asistencia del delantero de Manchester City.

Además, de las tareas destacadas de Messi y Lavezzi en ese primer capítulo también aprovecharon su oportunidad, sobre todo, Milton Casco, con sus proyecciones, desbordes, pausas y centros útiles, y Nicolás Gaitán, por su capacidad para desequilibrar.

A los tucumanos Pereyra y Matías Kranevitter se los nota como potencialmente muy aptos para evitar que el equipo se descompense.

Bolivia llegó poco, pero suficientes para que se vieran algunas grietas en la defensa argentina, aunque en esa zona hubo muchos nuevos y casi se careció de tiempo como para compartir los entrenamientos necesarios antes de saltar a escena.

En la segunda parte, el Kun ratificó que tiene creatividad, personalidad y gol y Messi dejó el banco para jugar un ratito y permitir que el público estadounidense disfrutara de su gran clase, y dio dos muestras de su maestría, con un cabezazo descendente y una gambeta para despejar su camino hacia la red ajena. El pibe Angel Correa entró para cumplir varios sueños en cuestión de minutos y le puso su firma emocionada al 7-0.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS