mujer

Respuesta a una necesidad

Si bien en la Argentina es una novedad, a nivel de los países más desarrollados la teleasistencia domiciliaria no es un sistema novedoso pensado sólo para dar tranquilidad en las vacaciones.

Domingo 20 de Enero de 2008

Si bien en la Argentina es una novedad, a nivel de los países más desarrollados la teleasistencia domiciliaria no es un sistema novedoso pensado sólo para dar tranquilidad en las vacaciones. Por el contrario, se trata de una de las alternativas más avanzadas que se ha dado como respuesta a la necesidad de atención de los adultos mayores ante el crecimiento en todo el mundo de la población mayor de 65 años.

  Safar aclara que "la teleasistencia domiciliaria es complementaria con los cuidados a domicilio y otras formas de cuidado, preservando la intiminidad y privacidad del usuario". De hecho en el primer muestreo realizado en la Argentina con teleasistencia domiciliaria, cuyos resultados fueron presentados en el último congreso de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría, un 38% de los usuarios combinaba teleasistencia con cuidados domiciliarios. Este tipo de sistemas cuentan con su mayor desarrollo en Gran Bretaña, y una fuerte experiencia en Norteamérica e Israel y en varios países de Europa, sólo en Madrid, donde funciona hace una década, hay más de 80.000 usuarios. El 30% de los madrileños mayores de 80 años ya está inscripto.

  "Este es un servicio que además de dar seguridad y tranquilidad, ayuda para resolver imprevistos o situaciones de emergencia, permite ofrecer soluciones para muchos otros aspectos, porque nosotros prestamos nuestro oído ante cualquier consulta y podemos hacerles sugerencias para mejorar su calidad de vida —relata Piatti—. Es una alternativa que ha llegado para quedarse y crecer en el futuro para resolver necesidades de gran parte de la población que hasta ahora estaban desatendidas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario