sindicato

Merecido reconocimiento de la ONU al sindicato de Luz y Fuerza

El gremio fue aceptado para participar del Pacto Global que lleva adelante ese organismo internacional.

Sábado 01 de Agosto de 2020

Una profunda alegría y orgullo tenemos por recibir la comunicación de Naciones Unidas, a través de la cual se nos comunica que nuestro Sindicato de Luz y Fuerza de Rosario ha sido aceptado como institución participante del Pacto Global que lleva adelante ese organismo internacional. En la carta que nos ha enviado la directora del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, Lise Kingo, se nos hace saber que “aplaudimos su liderazgo y damos la bienvenida a la participación de su organización en el Pacto Mundial, la iniciativa de ciudadanía corporativa más grande del mundo con miles de participantes empresariales y de otras partes interesadas de la sociedad civil, el trabajo y el gobierno, ubicados en 160 países”.

Este reconocimiento de Naciones Unidas, dándonos participación en este Pacto Mundial, que tiene como propósito trabajar para la consecución de propósitos plausibles y beneficiosos para la humanidad en materia de derechos humanos, ámbito laboral, medioambiente y anticorrupción, nos llena de satisfacción, pero a la vez nos compromete a profundizar mucho más el trabajo que desde hace tiempo este Sindicato viene realizando para establecer la paz, la satisfacción de derechos, la justicia y el bien común en la sociedad.

Nuestro objetivo, como siempre lo hemos sostenido, es accionar en favor de los trabajadores, pero sin perder de vista el punto significativo referido a extender nuestra acción a todos los sectores sociales y junto a ellos, con el propósito de lograr una sociedad en donde todas las personas, sin distinción de clases, razas, credos o ideologías, puedan vivir con dignidad, en paz, con justicia, derechos e igualdad de oportunidades.

El Pacto Global de Naciones Unidas al que ahora pertenece nuestro Sindicato, contempla ciertos principios que es menester en esta ocasión recordar:

Apoyar y respetar la protección de los derechos humanos. En el ámbito Laboral, apoyar los principios de la libertad de asociación sindical y el derecho a la negociación colectiva, eliminar el trabajo forzoso y obligatorio, abolir cualquier forma de trabajo infantil, eliminar la discriminación en materia de empleo y ocupación.

El medio ambiente y su defensa es también parte del pacto, en ese sentido, las organizaciones participantes deben mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente y fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental y favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

El Pacto contempla, además, la lucha contra todo tipo de corrupción y las instituciones deberán trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidos extorsión y soborno.

Esta aceptación por parte de Naciones Unidas, debo remarcarlo con énfasis, es el resultado del trabajo y el compromiso de dirigentes y trabajadores, quienes unidos, con vocación, esfuerzo y a veces luchando

contra situaciones difíciles o no deseadas, han puesto en el escenario los efectos ponderables de su accionar. Accionar que, sin lugar a dudas, ha sido visto y reconocido por la UN, organismo mundial que ahora nos invita a participar en una tarea encomiable y necesaria como es la de aportar ideas y acciones para un mundo mejor.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario