la_region

Espectacular accidente: un camión cargado de autos cayó de un puente

El siniestro se produjo cuando el chofer "volanteó" el vehículo tratando de esquivar a otro y rompió las defensas de la doble traza

Viernes 22 de Septiembre de 2017

Un espectacular accidente carretero, en el que afortunadamente nadie resultó siquiera herido, ocurrió poco después de las 11 de la mañana de ayer en la autopista Rosario-Santa Fe, a la altura del puente que atraviesa el cauce del río Carcarañá, en cercanías de Villa La Ribera, a unos 30 kilómetros de Rosario.

A esa hora, el conductor de un camión de los denominados "mosquito" —utilizado para el transporte de automóviles— y cargado con por lo menos diez unidades de distintos modelos de la marca Fiat, impactó contra la baranda metálica del puente que cruza el río y cayó desde una considerable altura a una calle de tierra lateral a la vía provincial, y a pocos metros del Carcarañá.

Según datos proporcionados por el concesionario vial de la autopista, Vial Santa Fe, y por la Policía de Seguridad Vial, el accidente habría ocurrido a raíz de que el chofer, Sebastián Ricardo C., de 26 años, oriundo de la localidad santafesina de Alvear e hijo del propietario de la empresa transportista, perdió el control del vehículo al "volantear" para evitar colisionar con un camión cerealero que, a muy baja velocidad, salía del cercano parador de Villa La Ribera y se cruzó de carril.

El episodio se dio en un escenario en el que prevalecía el pavimento mojado y malas condiciones climáticas que imperaron durante la mañana de ayer.

Cabe señalar que pese a la espectacularidad del hecho, y de que varios de los vehículos quedaron desparramados en el suelo, el chofer salió ileso.

Los flamantes automóviles que eran transportados en la parte superior del camión "mosquito" cayeron sobre los terraplenes y quedaron literalmente desparramados, con daños de diversa consideración

El episodio ocurrió minutos antes de las 11 de la mañana en el kilómetro 29, en la cabecera del puente, sobre la mano con sentido sur norte —hacia la capital provincial—, y el personal de seguridad trabajó en el lugar en espera de la llegada de los propietarios del camión y para que retiraran la valiosa carga. No obstante la espectacularidad del hecho, el tránsito fue interrumpido por un breve lapso y luego se redujo parcialmente la calzada para proceder a la reparación provisoria del guardarrail del puente.

Las barandas de contención de esa conexión de importantes dimensiones no soportaron el impacto, y el camión terminó en la banquina, en la parte inferior del paso, muy cerca del Carcarañá, un río que crece muy fácilmente al recibir agua de muchos afluentes y que desemboca en el Paraná, a pocos kilómetros del accidente.

Según testimonios recogidos en el lugar y a los que tuvo acceso LaCapital, el camión mosquito avanzaba a la velocidad reglamentaria de 80 kilómetros por hora, mientras que la otra unidad lo hacía a unos 20 kilómetros horarios, ya que recién salía del parador y apenas comenzaba a tomar velocidad. Los primeros en llegar al lugar del hecho fueron los efectivos policiales de Timbúes, que permanecieron hasta el mediodía custodiando el lugar hasta la llegada de personal de la concesión de la autopista.

Ventas

Por tratarse de autos cero kilómetro y alguno de ellos de alta gama, LaCapital consultó a un empresario rosario propietario de una reconocida concesionaria sobre el destino habitual de los automóviles que sufren este tipo accidentes.

José Pesado Castro explicó a este diario que cuando se trata de un daño menor producto del mismo traslado, eso se soluciona fácilmente, "pero tratándose, como en este caso, de un vuelco, ese auto va al «pool» de la reventa".

Pesado Castro también negó que esas unidades vayan a un remate impulsado por la empresa aseguradora, "sino que normalmente los vende la terminal automotriz, en este caso la Fiat, que ya tiene mecánicos, chaperos, talleristas que los compran. Habitualmente, también en estos casos la terminal los vende sin garantía para que el que lo compra sepa muy bien que se trata de un auto averiado", indicó el empresario, quien agregó que "últimamente se están entregando notas en las que el comprador tiene que notificarse de todo lo sucedido".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario