La ciudad

Una gran cumbre con referentes de todo el país

Domingo 26 de Mayo de 2019

Con más de un 95 por ciento de desocupados y una expectativa de vida que no supera los 40 años, una treintena de referentes de la población trans de todo el país se reunió por primera vez este año para establecer prioridades y demandas de uno de los colectivos más vulnerados, y lo hicieron en Rosario. Declarar la emergencia en salud y avanzar en el debate y la sanción de la ley de cupo laboral a nivel nacional y provincial fueron algunos de los puntos sobresalientes del documento hecho en marzo pasado en la ciudad y que refleja las principales problemáticas que atraviesan.

El acceso a la educación a través de becas, la vivienda y la Justicia también estuvieron en la agenda.

La Primera Cumbre Trans Argentina, como se llamó, se llevó adelante el último fin de semana de marzo y reunió a referentes santafesinos, pero también a sus pares de provincias como Tierra del Fuego, Neuquén, Córdoba, Buenos Aires, Corrientes, Entre Ríos, Chaco y Río Negro.

Allí, la falta de acceso a derechos fundamentales, como el trabajo y los servicios sanitarios, fue uno de los reclamos centrales e incluso la declaración de la emergencia en salud trans y travesti quedó plasmada en el documento final. El pedido va por la elaboración de un protocolo permita el acceso equitativo, viable y eficaz a la salud garantizando tratamientos para personas con VIH, campañas de prevención de enfermedades de transmisión sexual, el acceso a cirugías reparadoras y plástica por remoción de silicona libre en el cuerpo que comprometan la salud de las personas trans, y fundamentalmente la convocatoria para la capacitación del personal profesional de salud en perspectiva de género.

El déficit de viviendas —para lo que también reclaman un cupo en los programas nacionales, que el Estado facilite de las garantías de alquiler y la creación de albergues en los casos de vulnerabilidad social—, el acceso a la Justicia fueron otros dos de los puntos planteados, fundamentalmente "el respeto a la identidad autopercibida de las víctimas, la capacitación a todas las fuerzas de seguridad y personal judicial en perspectiva de genero y diversidad sexual, y derogación de todos los códigos de faltas y contravencionales que persigan a la comunidad trans y travesti".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario