La ciudad

Se cayó un elevador con pasajeros en el Savoy y se cree que fue por sobrecarga

Un ascensor que llevaba abordo al menos nueve pasajeros —algunos testigos dijeron que podían ser más, entre diez y doce— se desplomó en los primeros minutos de ayer en el hotel Savoy desde el 4º piso hasta el subsuelo.

Viernes 27 de Julio de 2018

Un ascensor que llevaba abordo al menos nueve pasajeros —algunos testigos dijeron que podían ser más, entre diez y doce— se desplomó en los primeros minutos de ayer en el hotel Savoy desde el 4º piso hasta el subsuelo. El accidente, que no causó víctimas fatales pero sí varios heridos, se atribuye por ahora a una "sobrecarga" del aparato, cuyo límite de transporte era de seis personas. "De la inspección surge que se superó la capacidad de pasajeros, pero eso lo confirmarán las cámaras de videovigilancia del hotel", advirtió el director de Alumbrado Público, Jorge Nocino, repartición que resolvió clausurar el aparato. Hasta ayer no había ninguna presentación por lo ocurrido ante la Justicia y el lesionado más grave, un joven con una "luxofractura expuesta del tobillo", se recuperaba de una cirugía en buen estado general en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).

En el hotel, ubicado en San Lorenzo 1022, se estaba desarrollando un evento cuando, pasada la medianoche, se escuchó un estruendo. El empleado de seguridad de turno corrió a ver qué ocurría y se encontró con el ascensor desplomado en el subsuelo con varios pasajeros adentro, a quienes ayudó a salir.

La caída fue amortiguada por "un dispositivo que se activa cuando el aparato supera la velocidad nominal" (en ese caso, por tratarse de un equipo de cierta antigüedad, de entre 45 y 60 metros por minuto), por lo que no resultó tan dramática como podría haber sido en función de la altura.

Aun así, hubo varios heridos. El que sufrió la lesión más severa fue trasladado al Heca, cuyo director, Néstor Marchetti, ayer aseguró que el paciente se recuperaba en la sala general, pero habían tenido que operarlo porque tuvo una fractura expuesta en una pierna.

Otros tres lesionados fueron trasladados al sanatorio Mapaci con politraumatismos y un par de personas sufrieron golpes leves, mientras que otras cuatro se retiraron por sus propios medios, aparentemente sin heridas.

El número de pasajeros que transportaba la cabina, habilitada hasta para seis personas, ayer era aún materia de debate. Según Nocino, viajaban "seguro diez, pero algunos dijeron que podían ser doce". El funcionario estimó que la sobrecarga fue la causa del desplome.

En declaraciones a La Ocho, el responsable de la inspección municipal, Ezequiel Rodríguez, coincidió con que, "al parecer, subieron más personas de lo permitido", por lo que sentenció que, pese a todo, se trató de un "accidente con mucha suerte, ya que dentro de la desgracia que implicó para las personas lesionadas, no pasó a mayores".

En este episodio resultó clave la activación de un dispositivo conocido como "equipo de paracaídas" que hace que el elevador se "clave" si llega a desplazarse a mayor velocidad que la nominal, en vez de continuar "deslizándose"en caída libre.

Los aparatos más modernos, recordó Rodríguez, cuentan con otro tipo de dispositivos de seguridad electrónicos que impiden que el ascensor arranque si lleva exceso de peso. Pero esos equipos, aunque "muy recomendables, no son obligatorios según la ordenanza de 1995.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});