La ciudad

Quieren automatizar las recargas de tarjetas de colectivos

El proyecto es impulsado por la Cámara de Quiosqueros, que advierte que la rentabilidad que les queda por ese servicio es muy baja.

Viernes 09 de Noviembre de 2018

La Cámara de Quiosqueros de la ciudad se sumó al reclamo frente a la baja rentabilidad que representa tener un punto de recarga de tarjetas Movi en los comercios. Es más, el sector presentó un proyecto para automatizar el proceso.


A su vez, desde la cámara afirmaron que están de acuerdo en que "no se debe cobrar un plus por recargar, es ilegal. No podemos sugerirle a nadie que cometa una infracción".

En diálogo con LaCapital, el representante legal de la cámara, Gabriel Messina, comentó que desde el año pasado llevan adelante "una serie de reclamos al Ente de la Movilidad".

"Tuvimos una reunión en septiembre del año pasado, en la que quedaron en contestarnos. Todavía no lo hicieron y la problemática sigue siendo la misma: la escasa rentabilidad", explicó.

Si bien la cámara está de acuerdo con que no se cobre un extra por realizar recargas en las tarjetas Movi, Messina manifestó que los quiosqueros que integran el órgano tienen "la inquietud de la rentabilidad por el costo operativo que lleva la carga de la tarjeta".

Sobre ello, graficó: "Tenés una persona que se dedica a cargar tarjetas y te perdés de hacer otras ventas. Hay un compromiso social de los quiosqueros con el tema de la carga de tarjetas, porque con la rentabilidad que tiene y el costo operativo que lleva, no sirve".

El letrado comentó que presentaron proyectos para poder buscar una solución y que pidieron una mesa de diálogo con los actores fundamentales del sistema de tarjetas (Banco Municipal, el municipio, el Ente de la Movilidad y los comerciantes de saldo), pero que no les dieron la posibilidad.

"Hay un proyecto presentado para automatizar el sistema. Por ejemplo, alquilar un par de metros cuadrados para que el municipio ponga una máquina en el negocio y el sistema sea automatizado. Y no tener el costo operativo del empleado o el dueño del local cargando", explicó.

En Buenos Aires

Un sistema similar al que planteó Messina es el que se encuentra en numerosos quioscos de la Ciudad de Buenos Aires, en el que el propio usuario del transporte público, interesado en realizar una recarga de saldo, hace la transacción en máquinas colocadas en los comercios adheridos.

La importancia de los quioscos en la recarga de tarjetas quedó en evidencia, además, al comparar el horario de funcionamiento de los mismos con las casetas de recarga: "A lo mejor, vas a las doce de la noche al comercio a cargar la tarjeta. Una garita, a esa hora, está cerrada".

"No sólo que el Ente (de la Movilidad) no nos atendió sino que, además, se está modificando todo el sistema de transporte y no fuimos parte de la discusión. Todo esto viene de larga data y queremos seguir trabajando el tema para mejorarlo", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});