La ciudad

Gremios docentes ponen reparos al posible adelantamiento de las vacaciones de invierno

A la espera de la definición del Consejo Federal de Educación, Sadop y Amsafé piden medidas complementarias a un eventual corrimiento del receso: desde vacunas a un plan de trabajo

Viernes 04 de Junio de 2021

Mientras el Consejo Federal de Educación está reunido con la presencia (virtual) del ministro de la cartera educativa de la Nación, Nicolás Trotta, y representantes de los Ministerios de las provincias argentinas, entre ellas Santa Fe, los gremios que nuclean a docentes de escuelas públicas y privadas de la ciudad pusieron reparos a un posible adelantamiento de las vacaciones de invierno. Desde Sadop Rosario dijeron acordar si la medida tiene un fin sanitario, aunque pidieron que vaya acompañada de disponibilidad de vacunas y personal en vacunatorios, además de que no se mezcle la cuestión del receso con el debate por la presencialidad. Amsafé, por su parte, reclamó del Ministerio santafesino un plan de trabajo que no pivotee sobre la improvisación ni sobre el anuncio de fechas e iniciativas que luego son de difícil cumplimiento.

Un corrimiento del receso invernal, previsto desde el año pasado entre el 12 y el 24 de julio por calendario institucional, es una posibilidad cierta ante el aumento de casos de coronavirus. La decisión de la provincia se dará a conocer tras la reunión del Consejo Federal, que no estaba inicialmente convocado para deliberar sobre este punto pero en cuyo seno se va a debatir si es una estrategia válida para atemperar el impacto de la segunda ola.

Adelantar el receso para acelerar el proceso de vacunación en la población general debe ser considerado una medida sanitaria que supone dos cosas: que estén las vacunas disponibles y que haya vacunatorios con personal suficiente para que el proceso se lleve a cabo”, sostuvo Martín Lucero, secretario general de Sadop Rosario. Y agregó que “si estas dos circunstancias, entre otras, no se dan, corremos el riesgo de que adelantemos el receso y al tiempo haya que volver a cerrar las escuelas por nuevas restricciones”.

El gremio de docentes privados está de acuerdo si la medida persigue un fin sanitario y se garantizan condiciones para que sea satisfactoria. “Si tiene una finalidad sanitaria y es útil, bienvenida sea. Sería un error mezclar esto con el debate por la presencialidad que impulsan algunos sectores políticos, porque no resuelve su planteo y complica aún más la situación. El calendario escolar debe quedar equilibrado para poder atender las necesidades del alumnado y considerar sus tiempos en el proceso de aprendizaje, más aún es estas circunstancias”, completó Lucero.

Por su parte Gustavo Teres, al frente de la delegación rosarina de la Asociación del Magisterio de Santa Fe, reclamó “una postura clara y responsable del Ministerio de Educación, es decir que vaya delineando las políticas en un trabajo conjunto con el área de salud en función de la evolución de la pandemia, y que tenga un plan de trabajo que anticipe, que nos prepare a los docentes”.

El dirigente planteó: “Hoy es tiempo de que el gobierno tenga políticas para el trabajo en la virtualidad, en el acompañamiento a alumnos, en el teletrabajo, que planifique, que no trabaje sobre la improvisación y que de un día para el otro vaya tirando fechas e iniciativas que luego son de difícil cumplimiento”. Por último, Teres pidió que se desarrollen líneas de acción relacionadas “con el cuidado de las personas, de la vida y de la salud, con crear las mejores condiciones de aprendizaje y de trabajo de las comunidades educativas”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario