La ciudad

En las barriadas cada vez más familias cocinan a leña

El municipio detectó un incremento en los interesados para participar de talleres de construcción de cocinas de adobe.

Sábado 27 de Abril de 2019

El municipio recibe cada vez más solicitudes para llevar adelante talleres de construcción de cocinas de adobe. Se trata de jornadas participativas que tienen por objeto enseñar cómo utilizar eficientemente la combustión a leña, una alternativa cada vez más frecuente entre vecinos de barrios populares y asentamientos, quienes se encuentran en serias dificultades para costear las garrafas a gas.

"Todo sube. Así se hace muy difícil la cosa", cuenta Gisela, una vecina de la zona de Sorrento y las vías del ferrocaril Mitre, mientras mira atenta cómo personal municipal transforma una pila de 30 ladrillos en un dispositivo que, según indican desde el Ejecutivo local, aprovecha la leña de forma eficiente, asegurando una combustión completa y maximizando el uso del calor.

Dentro la Secretaría de Ambiente y Espacio Público local, Pablo Torricella viene coordinando un proyecto relacionado al uso de la tecnología "rocket" (o cohete, en español) para la ejecución de estufas, calefactores y cocinas.

El objetivo inicial se relacionaba principalmente con una cuestión ambiental, pero en el último tiempo viene observando una demanda creciente del territorio por estas capacitaciones: "La gente no tiene un mango y estas son alternativas que si bien están pensadas desde lo ecológico, hoy tienen un gran peso desde lo económico", sostiene.

"Este tipo de cocinas tiene una enorme aplicabilidad social, ya que hay mucha gente cocinando a leña, y este tipo de cocinas optimiza el uso de este recurso, permitiendo el ahorro de dinero en gas y la disminución de la emisión de gases tóxicos", explica.

Capacitaciones

Durante marzo y abril se realizaron más de veinte talleres de construcción de cocinas rocket.

Principalmente, tienen lugar en Centros de Convivencia Barrial, Centros de Integración Comunitaria y otros espacios municipales, aunque también pueden organizarse en cualquier tipo de establecimiento. A veces, luego del primer encuentro, se desarrollan actividades de construcción colectivas domiciliarias, en donde se agrupan dos o tres familias y en forma colectiva se procede a la ejecución de los dispositivos.

Paso a paso

Andrea es otra de las vecinas que participó del taller brindado en una huerta orgánica del barrio Nuevo Sorrento. "La verdad que es refácil y ayuda mucho. Además no hace humo, nada", dice.

La cocina requiere de materiales que están al alcance de cualquier vecino y no demanda más de una hora. Primero se apilan los ladrillos de forma tal de dejar una boca para que ingresen las ramas o maderas a utilizar y se genere el horno; y luego se realiza una mezcla de agua con tierra y bosta que sirve para "revocar" la estructura de la cocina. Y no mucho más.

Beneficios

"Además de reducir la cantidad de leña en relación a un calentador convencional, disminuye la expulsión de dióxido de carbono al medio ambiente, reduciendo la emanación de humo casi por completo y los problemas de salud derivados de su inhalación", amplia Torricella.

El especialista detalló que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mala combustión de leña explica 2 millones de muertes por año alrededor del mundo.

A diferencia de los fogones tradicionales, las cocinas rocket direccionan el calor de forma eficiente, lo que se traduce en menor cantidad de biomasa consumida.

Además, al utilizar restos de poda local, disminuye la deforestación de bosques y evita la disposición final de las resmas.

"La utilización de los restos de poda como combustible renovable, en cocinas de alta eficiencia para los sectores populares, representa a largo plazo un sendero que vale la pena transitar en el largo camino al desarrollo sustentable de la ciudad", concluye Torricella.


Garrafa cara

El precio de la garrafa social sigue el ritmo de la inflación. A principios de año, la Secretaría de Energía nacional autorizó un aumento cercano al 37%, llevando el envase hasta los 267,70 pesos al público. Los incrementos en el servicio domiciliario también tuvieron sus consecuencias: según detalló la Defensoría del Pueblo bonaerense, unas 87 mil familias decidieron dar de baja el servicio por no poder hacer frente a las tarifas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});