La Ciudad

El Ruaga advierte sobre la necesidad de resguardar la intimidad de niños en adopción

La aclaración llega lugo de que el Ministerio de Justicia de la Nación lanzara la convocatoria pública para aspirantes a adoptar a un adolescente de 14 años. El organismo publica algunas reseñas que para el Ruaga no serían necesarias, y podrían vulnerar derechos elementales

Viernes 04 de Septiembre de 2020

La convocatoria pública nacional para aspirantes a adoptar a un adolescente de Santa Fe, del cual se difundieron aspectos particulares sobre su vida, obligó al Registro Unico de Aspirantes a Guarda con fines Adoptivos (Ruaga) de Santa Fe a realizar aclaraciones en relación a la difusión de la intimidad de niños o niñas en estado de adopción. “Que la convocatoria sea pública no quiere decir que se den a conocer datos de los niños. En estos procesos preservar su intimidad es fundamental”, advirtió la titular del organismo, María Magdalena Galli Fiant.

El sistema de adopción en Santa Fe tiene pautas bien definidas después de que un niño, por distintas razones, es declarado en estado de adoptabilidad. Esa decisión la toman los jueces de Familia luego hacer el control de legalidad de las intervenciones de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia al abordaje de cada caso en particular.

El caso que motivó la aclaración

La semana pasada a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación se lanzó una convocatoria pública para aspirantes a adoptar a un adolescente de 14 años, cuya situación es abordada en el Tribunal Colegiado de Familia Nº 4 de Rosario, a cargo de María Paula Mangani.

El mismo organismo nacional en el comunicado describe que el adolescente “es un apasionado del deporte y se dedica a la práctica del fútbol, ambiente en el cual ha logrado fortalecer su proyecto de vida deportiva y ha encontrado el afecto y la contención que necesita”.

>>Leer más: Es adolescente, le apasiona jugar al fútbol y necesita una familia que lo adopte

La jueza Mangani también confirmó La Capital esa reseña del niño. “Tiene una característica especial, se desarrolla con felicidad y talento dentro del fútbol. Tratamos de buscar familias que vivan cerca de clubes o semilleros de fútbol, para que siga desarrollando el deporte, que ya le ha dado cierto protagonismo, y pudo generar vínculos afectivos interesantes”, amplió la jueza.

Resguardo a la intimidad

Sin embargo, y aunque no se hizo más que esa referencia sobre el fútbol, la difusión de datos particulares aparece poco congruente con los paradigmas que postula la nueva gestión del Registro Unico de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga) de Santa Fe.

La titular del organismo, María Magdalena Galli Fiant, advirtió que la difusión de la intimidad del niño, por más que aparezca como un dato que ayude a encontrarle un hogar, más bien vulnera su derecho a preservar la intimidad, y también se expone a los pretensos adoptantes, incluso al proceso administrativo de adopción.

En una conferencia convocada ayer en Santa Fe, Galli Fiant, abogada y profesora de Derecho de Familia, dejó clara la postura del Ruaga en relación a la comunicación institucional de las situaciones sociales y familiares que abordan.

Tras explicar que el caso del adolescente llegó a una convocatoria pública nacional abierta porque se gotaron otras instancias (no se detectaron aspirantes que cumplieran requisitos en registro de Santa Fe y de otras provincias), la funcionaria describió que generalmente la modalidad se da en “niños más grandes, grupos numerosos de hermanos, y situación particulares de salud”.

“Hay muchas formas de implementarla. Nosotros hemos decidido aplicar el criterio dentro de la dirección Nacional del Registro de Aspirantes con guardas para fines de adopción, lo cual implica presentar la búsqueda dentro de una plataforma, que es de acceso público, cualquiera puede verla en todo todo el país”, indicó en referencia al sitió www.argentina.gob.ar/Justicia/adopcion.

Aclaró que en esa comunicación “se realiza una referencia muy breve del niño u adolescente en particular” para el que se busca una familia. “No hay datos de identificación. Todas las personas que quieran postularse deben cumplir una serie de pasos. Es pública porque está abierta no sólo a los que están inscriptos en los registros, sino a cualquier persona”.

Sobre las estrategias de comunicación, aunque sin hacer referencia al adolescente de 14 años, la funcionara se explayó sobre esa cuestión. Aclaró entonces que esa categoría de convocatoria “pública” no quiere decir que desde el organismo se den a conocer detalles de los casos, o el público pueda acceder a información de la intimad de la situación del niño o adolescente.

“En esta instancia como en cualquier otro proceso de adopción, preservar la intimidad de los chicos es fundamental. Desde el Ruaga no vamos comentar tal o cual situación, cuales son las características o condiciones de vida de un chico o chica, ni cuántos son los inscriptos para uno en particular, como no lo hacemos con el resto de los casos”, enfatizó Galli Fiant.

Y para poner en claro que se trata de cuestiones sensibles, advirtió: “podemos decir la cantidad de personas inscriptas en el registro como aspirantes, pero nunca vamos contar la situación particular de cada niño o adolescente, porque preservamos su intimidad y la de los aspirantes”.

Finalmente indicó que ese criterio de comunicación no se atribuye solamente al Ruaga o a una gestión, sino que fue el resultado de consensos con la subsecretaría de Niñez y con la Defensoría de los Niños, niñas y adolescentes. “Los tres organismos acordamos que en estos casos hay que preservar la intimidad de los chicos que están a la espera de una familia adoptiva”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario