La ciudad

El calor y la alta demanda energética detonaron sucesivos cortes de luz

Varios comercios tuvieron que echar mano a generadores propios para zafar de los apagones. Nuevo reclamo a la provincia para que apure inversiones en infraestructura energética.

Martes 20 de Diciembre de 2011

La temperatura superó ayer los 37 grados y, además del previsible sofocón, volvió a provocar inconvenientes en la red eléctrica: varias manzanas del centro de la ciudad se quedaron sin luz y los comercios tuvieron que recurrir, una vez más, a los generadores de energía. La reacción no se hizo esperar y en la Asociación Empresaria de Rosario (AER) insistieron en la necesidad de acelerar "la inversión" en materia energética.

En ese contexto, el centro de la ciudad, que continúa en plena e intensa actividad de fin de año, se convirtió en un horno y, como suele ocurrir frente a la alta demanda de energía eléctrica, varias manzanas se quedaron a oscuras porque los cables de media tensión no dieron abasto.

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) confirmó que entre las 14.20 y las 15.30 el radio de Mendoza, Entre Ríos, Pasco y Dorrego se quedó sin suministro eléctrico por una falla en la red de media tensión.

Como consecuencia del apagón, varios comerciantes tuvieron que recurrir una vez más a los generadores externos para poder proveerse de energía.

Otra vez. Pero, pasadas las 16, un nuevo corte afectó la peatonal Córdoba, desde Corrientes hasta Laprida. El apagón se extendió hasta las 18. También hubo apagones en varios sectores del macrocentro de Rosario.

"Reconocemos el esfuerzo que realiza la provincia frente al crecimiento de la oferta energética, pero hay que insistir en el tema de la inversión porque la paciencia del rosarino se agota", advirtió a La Capital el titular de la AER, Elías Soso.

El dirigente confirmó el segundo corte de luz y dio cuenta del malestar de los comerciantes por la sucesión de desperfectos eléctricos en pocas horas.

Al respecto, Soso recordó: "En su oportunidad fuimos claros respecto de que el crecimiento de la demanda eléctrica superó lo hecho en infraestructura, algo que también reconocimos. Además, la Nación ha dado una buena mano con dos nuevas usinas", explicó Soso.

"De ahora en más, hay que garantizar la provisión de energía en la ciudad porque el crecimiento productivo seguirá en ascenso, algo que ya se viene reflejando en los nuevos emprendimientos inmobiliarios", concluyó.

Intenso. Si bien habrá algunas lluvias en los próximos días, recién para el jueves próximo se pronostica un descenso de las temperaturas y un poco de aire fresco en Rosario (ver aparte).

Lo cierto es que el lunes arrancó furioso desde muy temprano. La temperatura mínima, de 20 grados, se registró a las 6 y, tan sólo tres horas después, el termómetro había escalado hasta 27,5.

De ese modo, las marcas siguieron trepando sin detenerse y, a las 15, el registro del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) marcó los 37,2 grados.

Señales. La advertencia de Soso, en tanto, no es nueva. Días atrás, los empresarios de la ciudad le habían pedido al gobierno provincial que haga toda la inversión necesaria para solucionar el problema de los reiterados cortes de energía, incluso aunque tenga que endeudarse.

De hecho, el gerente de Relaciones Institucionales de la EPE, Raúl Stival, había afirmado que la empresa "está mejor parada que años anteriores".

Pero también reconoció que "acompañar el crecimiento que tiene la ciudad es una tarea titánica".

El encuentro entre las partes fue como consecuencia de los cortes registrados por entonces en varios sectores de la ciudad, al filo de un verano con augurios de alta demanda energética.

Termómetro

El SMN pronosticó para hoy algunas tormentas leves y lluvias. Pero eso no significará un descenso de las temperaturas ya que hasta mañana, inclusive, las marcas llegarían a los 40 grados. Recién el jueves próximo la lluvia y el viento sur aliviarían a los rosarinos (máxima de 27 grados). Una tregua que alcanzaría al fin de semana de Navidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario