Según un informe del instituto Capacitación y Estudios sobre Trabajo y Desarrollo (CETYD-IDAES), de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) entre los varones la cantidad de ocupados ya superó los niveles previos a la pandemia, pero las mujeres aún están en ascuas. El documento titulado “Una recuperación con los varones adentro - Crisis del trabajo en casas particulares, crisis del empleo femenino”, indicó que durante los primeros tres meses de 2021 hubo 390.000 varones ocupados más que en 2020, pero entre las mujeres se contaron 360.000 ocupadas menos.