Información Gral

Un preso se dio por despedido al ser trasladado de penal y pide una indemnización

Estaba preso en Devoto por el crimen de un policía federal en 2000 en una confitería de Palermo. Lo trasladaron a la cárcel de Ezeiza, donde le asignaron nuevas tareas y horario.

Miércoles 11 de Marzo de 2015

Un hombre condenado a prisión perpetua por un homicidio argumentó cambios en sus condiciones de laborales y, através de su ,letrado, exigió la suma de 60 mil pesos en concepto de indemnización.

Germán Ranieri fue juzgado y condenado a prisión perpetua en 2004 por asesinar a un policía federal y herir a otros dos efectivos durante el asalto a una confitería en la zona de Palermo junto a un cómplice, donde se enfrentaron a tiros contras las fuerzas del orden, donde también resultaron heridos otros dos integrantes de la fuerza.

Hoy, el nombre de Ranieri se ubicó nuevamente en escena. A través de su abogado, el defensor oficial Sebastián Tedeschi, el presidiario pidió una indemnización especial de $60 mil porque se consideró despedido.

De acuerdo al escrito presentado ante la Justicia laboral, el detenido fue trasladado desde el penal de Devoto al de Ezeiza. Las autoridades penitenciarias le asignaron nuevas tareas con un horario distinto al que venía cumpliendo. Ahora deberá levantarse a las 4 para trabajar en la panadería de la cárcel.

El abogado se aferró a la Ley de Contrato de Trabajo para plantear que existe un cambio en las condiciones laborales de su defendido -ius variandi- y solicitó que se le abone una indemnización por despido.

"Está todo patas para arriba", fue el lacónico comentario del procurador penitenciario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS