Información Gral

Se entregó el joven que mató a otro con una bengala en un recital

Iván Fontán fue quien disparó el artefacto que terminó con la vida de Miguel Ramírez en una presentación de La Renga en 2011.

Sábado 30 de Mayo de 2015

Iván Fontán, el joven condenado a 9 años y medio de prisión por arrojar la bengala que en 2011 provocó la muerte de Miguel "Keko" Ramírez durante un recital de La Renga en el autódromo de La Plata, se entregó ayer ante la policía de la ciudad bonaerense Bahía Blanca y quedó detenido.

El joven, que se encontraba prófugo de la Justicia, le dijo a su madre "me voy a matar" cuando escuchó en su casa la sentencia del tribunal en la televisión, revelaron a DyN fuentes policiales.

Fontán, de 27 años, salió de la vivienda y horas después, cuando regresó, "llamó a su abogado y decidió entregarse esta mañana", manifestaron las fuentes consultadas.

El joven, condenado el miércoles a 9 años y medio de prisión por el Tribunal Oral Criminal 2 de La Plata, se presentó a las 8.30 con su abogado, Gustavo Avellaneda, y su madre, en la sede de la DDI de Bahía Blanca.

Avellaneda dijo que Fontán "no se escapó. Fueron a buscarlo a la casa y no lo encontraron, había salido a caminar en el momento en que fueron a buscarlo y no sabíamos a qué hora iban a ir" los oficiales del servicio penitenciario.

"Salió a caminar porque había quedado conmocionado por la sentencia, tuvo que dejar acomodadas una serie de situaciones, desde lo laboral, lo familiar, lo personal, y después se tomó la decisión de hacer la entrega formal" ante la DDI.

El abogado destacó que "Iván no fue el autor del hecho que se le imputa y por el cual fue detenido. Disparó una bengala náutica, sí, pero el aparato que impactó sobre Ramírez no es el mismo".

"Ahora estamos a la espera de que el Tribunal de La Plata se comunique con el personal penitenciario de Bahía Blanca para disponer el traslado, ojalá sea a la cárcel de Saavedra, que es la más cercana a esta ciudad", manifestó el abogado.

Avellaneda había expresado que Fontán tenía previsto entregarse a la Justicia luego de "un tiempo para reflexionar", porque dijo que no esperaban "una condena sino una absolución".

El abogado sostuvo en esa oportunidad que no era intención de su defendido permanecer prófugo, sino "solucionar unos problemas personales y ponerse a derecho".

Fontán, que no estuvo durante la lectura de la sentencia, fue acusado por el tribunal que integran los jueces Liliana Torrisi, Silvia Hoerr y Claudio Bernard por el delito de "homicidio simple con dolo eventual", por arrojar la bengala náutica que el 30 de abril de 2011, durante un recital de La Renga, impactó contra Ramírez y le provocó la muerte.

Los jueces consideraron como agravante que la bengala haya sido arrojada "aprovechando" que se habían apagado las luces durante el inicio del recital y que no haya evaluado la posibilidad del daño que podía causar un proyectil con ese poder alto de fuego.

También estimaron que Fontán reconoció haber ingresado al predio la bengala ocultándola y no haber atendido las recomendaciones de los organizadores, de abstenerse de arrojar este tipo de artefactos.

En el juicio, que se inició el 11 de mayo y terminó el miércoles, declararon familiares de Ramírez, testigos oculares, médicos, la madre del acusado y Fontán.

El joven reconoció en esa oportunidad que la noche del recital activó la bengala y dijo que "en lugar de salir hacia arriba, salió hacia un costado cayendo en la parte delantera del escenario".

La víctima mortal, que al momento del hecho tenía 32 años, dos hijos y una esposa embarazada de 7 meses, había viajado desde la localidad de Los Polvorines, en el distrito de José C. Paz, para concurrir al recital de La Renga, mientras que el procesado se desplazó por la misma causa desde Ingeniero White.

Buenos Aires

La Corte confirmó pena al dueño de Cromañón

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS