Información Gral

Pidieron 22 años de prisión para el maquinista por la tragedia de trenes de Once

Lo solicitaron dos querellas de familiares de las víctimas del siniestro ocurrido en febrero de 2012 y que provocó la muerte de 51 personas  

Lunes 07 de Septiembre de 2015

Dos querellas de familiares de víctimas de la tragedia de Once pidieron hoy durante el juicio oral 22 años de prisión para el maquinista Marcos Córdoba, a quien consideraron único responsable del siniestro ferroviario del 22 de febrero de 2012 que provocó la muerte de 51 personas.
 
Los abogados querellantes solicitaron ante el Tribunal Oral 2 (TOF2) que el motorman que conducía la formación que chocó contra el andén 2 de la estación Once sea condenado por el delito de estrago con dolo eventual, que prevé penas de 10 a 25 años de cárcel.
 
“Córdoba es el único autor de lo sucedido”, alegó el abogado de la denominada querella número 1, Jesús García, y le atribuyó entrar al andén “sin accionar los frenos”, así como “haber desactivado el mecanismo de freno automático 'hombre muerto'”.
 
“La causa de la colisión responde exclusivamente a la conducta que asumió Marcos Córdoba al no accionar los frenos de la formación de manera previa a la llegada al anden”, enunció, y sostuvo que con ello produjo “lesiones al menos a 795 personas y la muerte a por lo menos 51 personas”.
 
Sobre el carácter doloso o intencional de la conducta atribuida al ferroviario, consideró que “no se evidenciaron justificaciones atendibles (por parte de Córdoba) respecto de por qué no aplicó los frenos en los últimos 300 metros de recorrido del tren”.
 
García sostuvo que “el tema de los frenos es una cuestión fundamental a fin de desentrañar qué sucedió aquel 22 de febrero de  2012” en la estación de Once.
 
La querella repasó los informes de las diferentes pericias hechas tras el accidente, que concluyeron, dijo García, que “los frenos funcionaban normalmente, al contrario de lo que declaró Marcos Córdoba en varias oportunidades al formular sus descargos”.
 
La segunda querella de familiares de víctimas, que representa el abogado Javier Moral, adhirió al pedido que hizo García, al coincidir en que Córdoba fue el único responsable de la tragedia de Once.
 
“Se puede concluir que el tren venida demasiado rápido, que no disminuyó su velocidad, que se pasó en la estación de Flores y ningún testigo escuchó la descompresión del freno de emergencia. Además, el maquinista desactivó la opción de emergencia de frenado”, argumentó Moral.
 
En base a las pericias y a la declaración de testigos, Moral afirmó que “no se encontraron fallas en el funcionamiento de los frenos ni ninguna evidencia de que el chapa 16 tuviera poca o ninguna capacidad de frenado”.
 
Moral no sólo consideró a Córdoba único responsable de la tragedia de Once, sino que también defendió a otros acusados, entre ellos a Luis Ninoná, empleado de recursos humanos de Trenes de Buenos Aires (TBA) y a Laura Aída Ballestero, ex directora de la concesionaria y cuya hija viajaba en el tren siniestrado.
 
El juicio se reanudará mañana a las 10 en los tribunales de Retiro cuando presenten sus alegatos las querellas tres y cuatro, a cargo de Leonardo Menghini Rey y Patricia Anzoátegui, de quienes se espera que acusen al resto de imputados en la causa.
 
El juicio comenzó el 18 de marzo de 2014 y, luego de más de 100 audiencias y 225 testigos, ingresó en la etapa de alegatos.
 
Además del maquinista Córdoba, están imputados los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, los ex interventores de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte Antonio Sícaro y Pedro Ochoa Romero, y los hermanos Claudio y Mario Cirigliano, dueños de la empresa TBA, concesionaria del Sarmiento en  el momento del siniestro.
 
El proceso judicial comenzó con 29 acusados, pero en mayo falleció Antonio Luna, ex subsecretario de Transporte Ferroviario.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS