Sputnik V

La polémica en torno a la vacuna Sputnik V y el consumo de alcohol

"No estamos hablando de una prohibición total del alcohol durante la vacunación", dijo un responsable científico ruso

Viernes 11 de Diciembre de 2020

Alexander Ginzburg, director del Instituto Gamaleya ruso donde se creó la Sputnik V, aclaró este jueves en relación a trascendidos que decían que no se podía tomar alcohol tras la aplicación de la vacuna que “no estamos hablando de una prohibición total del alcohol durante la vacunación. Sólo estamos hablando de una limitación razonable de consumo hasta que el cuerpo haya formado su respuesta inmune a la infección de coronavirus”.

   El funcionario estatal ruso aclaró que “del mismo modo, no se recomienda tomar medicamentos que supriman el sistema inmunológico en un plazo de 42 días mientras se establece la inmunidad al coronavirus. Todas estas son recomendaciones estándar para la vacunación a fin de lograr la máxima eficacia”. En ese sentido recordó que “los médicos recomiendan no beber alcohol durante tres días después de cada inyección”.

El presidente argentino Alberto Fernández anunció este jueves que su gobierno firmó el acuerdo con la Federación Rusa para la llegada al país de esa vacuna que posibilitará inmunizar a 10 millones de personas desde antes de fin de año hasta febrero, lo que marcará el inicio de la campaña de inoculación masiva contra el coronavirus.

   El 24 de noviembre, el Centro Gamaleya y el RDIF anunciaron los resultados positivos del segundo análisis de datos provisionales de los ensayos clínicos de fase 3, doble ciego, aleatorizados y controlados con placebo.

   La evaluación de la eficacia se llevó a cabo entre 18.794 voluntarios 28 días después de recibir la primera dosis (7 días después de la segunda dosis) de la vacuna o placebo sobre la base de 39 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 31 se dieron en quienes habían recibido placebo y 8 en los inoculados con la vacuna.

   Como la relación entre el grupo placebo y el grupo vacunado es de 1 a 3, sobre esa cantidad de casos, la Sputnik V demuestra una eficacia del 91,4% siete días después de la segunda dosis.

   No obstante, “los datos preliminares sobre los voluntarios en el día 42 después de la primera dosis (equivalente a 21 días después de la segunda dosis), cuando ya han formado una respuesta inmune estable, indican que la tasa de eficacia de la vacuna está por encima del 95%”, informó el Centro Gamaleya.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS