Información Gral

La Máquina de Dios habría encontrado la partícula que originó el universo

Según expertos, se trata de la búsqueda del bosón de Higgs, el elemento al que la física atribuye otorgar masa a toda la materia.

Miércoles 04 de Julio de 2012

Los experimentos en el gigante acelerador de partículas soterrado en la frontera suizo italiana obtuvieron “fuertes indicios” de una nueva partícula, que es “muy relevante” en la búsqueda del “bosón de Higgs”, el elemento al que la Física atribuye otorgar masa a toda la materia, afirmó hoy la investigadora María Teresa Dova.

La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) informó que los científicos tienen evidencias de haber encontrado pruebas sobre la existencia de una nueva partícula subatómica, en coincidencia con la Conferencia Internacional de Física de Altas Energías, en la localidad australiana de Melbourne.

“La observación de una partícula consistente con el bosón de Higgs abre una ventana a la era de las medidas de las propiedades del `Higgs`, lo que permitirá avanzar, de forma sin precedentes, en el conocimiento de la estructura fundamental de la materia“, dijo Dova.

Dova es doctora en Física de la Universidad de La Plata y dirige a investigadores y becarios del grupo de Altas Energías platense, que participa en el experimento ATLAS junto con su par de la Universidad de Buenos Aires liderado por Ricardo Piegaia, con el patrocinio de ambas casas de estudios, el CONICET y el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Los experimentos muestran una partícula con una masa de alrededor de 126 GeV (gigaelectronvoltios), según los expertos, pero “hacen falta más datos” para confirmar que se trate del bosón, por lo que se trata de conclusiones preliminares, indicó el vocero Joe Icandela según reportó desde Ginebra la agencia alemana DPA.

Un poco menos controlado, el director general del CERN, Rolf Heuer, afirmó: “Hemos logrado un hito en nuestra compresión de la naturaleza”.

Dova enfatizó que “la clara observación de un exceso de eventos como el reportado, con una significancia de 5 sigmas en la región de masas de 126 GeV, es muy relevante, dado que éste es el umbral necesario para declarar el descubrimiento de una nueva partícula“.

“Sin embargo, los resultados presentados durante el seminario son aún preliminares, y ambos experimentos dedicarán un tiempo más al análisis, necesario para realizar pruebas adicionales de los datos colectados en el 2012, antes de la publicación científica“.

Ambos grupos argentinos, el de la UBA y la UNLP, tienen un rol relevante en las investigaciones para la búsqueda de nuevas partículas -unas 24 en total- e interacciones -una docena entre las que se cuentan no sólo el Higgs, sino también otras predichas en la Teoría Estándar-.

El científico británico Peter Higgs desarrolló en los `60 una teoría sobre la existencia de la materia, en la que el ahora denominado `bosón de Higgs` juega un papel fundamental en el mecanismo que permite ganar masa, que es la cantidad de materia que posee un cuerpo.

“El camino a seguir para comprobar si se trata o no del bosón de Higgs predicho en 1964 -el ingrediente que falta para completar el Modelo Estándar de las partículas fundamentales y sus interacciones-, o si se trata de alguna partículas más exótica, consiste en estudiar las propiedades de esta nueva partícula“, dijo Dova.

Para lograr tal definición “se requieren muchos más datos experimentales, los que serán colectados hasta fin de año por los experimentos ATLAS y CMS a partir de las colisiones entre protones en el LHC (acelerador de partículas)”, concluyó.

Adentrarse más en la materia requirió construir un aceleradores de partículas como el que la comunidad internacional montó en el CERN, un túnel circular de 27 kilómetros de perímetro con el imán superconductor más potente del mundo.

Dos experimentos análogos -el ATLAS y el CMS- que funcionan en el CERN con unos dos mil científicos, leen los datos generados en las colisiones de partículas del acelerador 40 millones de veces por segundo, y registran con una precisión de milésimas de milímetro un flujo de información similar al de todas las redes de telecomunicación unidas.

Así, reprodujeron las condiciones de los segundos posteriores al Big Bang, esa explosión que generó el universo tras la cual una enorme concentración de energía y materia se expande por el espacio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS