Información Gral

Enjauló por dos años a su esposa y a su hijo autista al que obligó a aspirar nafta

Eduardo Oviedo, un hombre de 66 años residente de Mar de la Plata, encerró a sus familiares en la parte trasera de su vivienda. Los otros dos hijos fueron los que denunciaron el maltrato del padre.

Martes 08 de Septiembre de 2015

Una celda formada por una jaula con rejas y una puerta de hierro que era cerrada desde el exterior sirvió a Eduardo Oviedo, un hombre de 66 años residente de Mar de la Plata, para encerrar a su hijo autista de 32 años y a su esposa con problemas psiquiátricos de 61 durante varios años. 
 
Autoridades del país presentaron cargos contra Oviedo por enjaular a sus familiares en la parte trasera de su vivienda luego de recibir una denuncia por parte de otros dos hijos del señor. 
 
En completa suciedad y abandono es como mantenía a su mujer e hijo. El lugar era de construcción manual y presentaba barrotes de hierros, colchones viejos, ladrillos y escombros, piso de tierra y en ella se encontró comida para animales que no se descarta fuera suministrada a las víctimas.
 
“La vivienda se había convertido un espacio en calabozo donde permanecía durante las horas del día el hijo autista”, dijo Alejandro Pellegrinelli, el fiscal encargado del caso. Y agregó: ”La jaula también constaba de una habitación en las peores condiciones humanas, donde durante las horas de la noche hacía pernoctar a la mujer y el hijo”, siempre encerrados.
 
Además, en la misma casa vivían otros tres hijos del hombre que estaban al tanto de la situación pero nunca dijeron nada por el miedo a las amenazas y el carácter violento de su padre. Ahora, todos los miembros de la familia se encuentran afectados tras la noticia.
 
En sus declaraciones, todos los hijos del matrimonio externaron haber sido maltratados psicológicamente por Oviedo y que obligaba a su hijo autista a aspirar gasolina para calmarlo, haciéndolo adicto. "Venía con un hacha o una maza cuando le pedíamos que los bañara porque no los podía tener así".
 
El fiscal explicó no haber visto nada similar en sus más de 20 años de carrera: ”Realmente lo que vimos fue muy macabro, porque cuando uno lo lee en el papel no cree que se pueda encontrar con una realidad de estas características, pero cuando estás en el lugar es algo realmente horroroso”.
 
Eduardo Oviedo se enfrenta a una pena de 5 a 15 años de prisión, aunque las autoridades se encuentran investigando si sufre de algún transtorno psicológico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS