En Voz Baja

Un bastión radical en la mira

En medio de las negociaciones y los acuerdos de campaña, el PRO y sus socios radicales tienen un tema pendiente que resolver: el funcionamiento del Ministerio de Defensa.

Viernes 01 de Marzo de 2019

En medio de las negociaciones y los acuerdos de campaña, el PRO y sus socios radicales tienen un tema pendiente que resolver: el funcionamiento del Ministerio de Defensa. No es un dato menor, ya que Oscar Aguad es el último ministro que le queda a la UCR en el gobierno. Lo cierto es que en la Casa Rosada están convencidos de que el área necesita optimizar su funcionamiento y por eso irrumpió en escena Paola Di Chiaro, una virtual interventora enviada con la misión de realizar "los cambios pendientes". En el medio está también el debate de fondo sobre el rol de las Fuerzas Armadas, aunque por ahora eso no desvela a los actores centrales de esta trama. Así las cosas, todas las partes quieren imponer lo suyo pero sin romper el equilibrio. La UCR no quiere resignar espacios en un ministerio "propio" y el macrismo aspira a concretar la refuncionalización del área. ¿Podrán llegar a un entendimiento y dejar conformes a todos?

Gremios amigos del gobierno

En los momentos complicados es cuando aparecen los amigos. Esta definición sirve para explicar el "sacrificio" de los gremios más cercanos al gobierno, que se ofrecieron para colaborar activamente para paliar los efectos adversos de la política económica. Varios de los dirigentes más afines al PRO reivindican para sí el sello de las 62 Organizaciones y el resto proviene del sector energético. Esta semana funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación se sentaron a la mesa de los sindicalistas y analizaron la posibilidad de encarar junto a las empresas en riesgo los procedimientos preventivos de crisis, que llueven en el sector industrial. Una forma de estrechar filas para hacer frente a la crisis económica y, además, un esquema que le permitirá al gobierno mostrarlos como aliados y contraponerlos con el accionar de los sectores más combativos del gremialismo.

Una actriz en problemas

Muy lejos quedaron los tiempos de su protagonismo en las telenovelas argentinas. En los últimos años, Andrea del Boca apareció más en las noticias judiciales que en la televisión. Y por ahora parece que seguirá así. El fiscal Pollicita solicitó que la causa en su contra por defraudación a la administración pública sea enviada a juicio oral. La actriz recibió durante el kirchnerismo 35 millones para producir la novela "Mamá corazón", que fue rodada pero nunca salió al aire. El fiscal cree que Del Boca fue partícipe necesaria del presunto delito.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});