El Mundo

Las Farc continuarán con la lucha armada en Colombia pese a la muerte de Cano

“La única realidad que simboliza la caída en combate del camarada Alfonso Cano es la inmortal resistencia del pueblo colombiano, que prefiere morir antes que vivir de rodillas mendigando", fue una de las respuestas difundidas a través del secretario de las fuerzas revolucionarias.

Domingo 06 de Noviembre de 2011

Las Farc rechazaron hoy la propuesta que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, hizo al grupo guerrillero de desmovilizarse tras la muerte de su máximo jefe alias “Alfonso Cano”, y aseguraron que reemplazarán al líder “con el coraje y la convicción absoluta de la victoria” bajo la lucha armada.

El secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) reconoció la muerte de Guillermo León Sáenz, alias “Alfonso Cano”, y reiteró que “la paz no surgirá de la desmovilización guerrillera”, a través de un texto difundido por su agencia de noticias Anncol.

“La única realidad que simboliza la caída en combate del camarada 'Alfonso Cano', es la inmortal resistencia del pueblo colombiano, que prefiere morir antes que vivir de rodillas mendigando. La historia de las luchas de este pueblo está repleta de mártires, de mujeres y de hombres que jamás dieron su brazo a torcer en la búsqueda de la igualdad y la justicia”, sostuvo el grupo guerrillero en el comunicado.

Durante una alocución presidencial transmitida por todos los medios nacionales, Santos reiteró que su gobierno está dispuesto a negociar con las Farc, que según él se derrumban “como un castillo de naipes” tras la muerte de sus máximos jefes.

“La cúpula de las Farc se va derrumbando como un castillo de naipes. A los cabecillas que quedan les digo: piénsenlo, piénsenlo muy bien, porque la intransigencia sólo lleva a la muerte o captura por nuestras tropas, como les pasó a 'Jojoy' y a 'Cano'” expresó Santos desde la ciudad de Popayán.

El gobernante aseguró además que alias “Alfonso Cano”, abatido el viernes en el departamento de Cauca, perdió la oportunidad de negociar la paz con él.

El mandatario señaló que reforzará las operaciones en el país para “recuperar la paz hasta en el último rincón de la geografía nacional” e insistió en que el mejor camino que pueden tomar los grupos al margen de la ley es la desmovilización, como lo hizo el pasado 20 de octubre la organización vasca ETA al anunciar “el cese definitivo de su actividad armada”.

La muerte de “Cano” llegó en un momento oportuno al gobierno de Santos que estaba siendo cuestionado por la aparente disminución de la seguridad en el país.

Entre tanto, los familiares del abatido jefe guerrillero exigieron este sábado al gobierno, y en especial al presidente Santos, que se le dé un tratamiento digno al despojo mortal del líder abatido durante la “Operación Odiseo” realizada por las fuerzas militares de Colombia en el sureño departamento de Cauca.

En el texto de cuatro puntos reiteraron como familia Sáenz Vargas el llamado a la paz y pidieron a las autoridades permitir dar digna sepultura a “Cano” para lo cual están dispuestos a realizar los trámites necesarios.

Varios pronunciamientos se dieron a conocer a lo largo del sábado. El ex presidente de Colombia, Alvaro Uribe, felicitó a las tropas de las fuerzas armadas por las operaciones que permitieron abatir a alias “Alfonso Cano” y aseguró que el operativo demuestra que “sin indultos a terroristas” se logra desarticular estos grupos.

Por su parte, la embajada de Estados Unidos en Colombia calificó como una “victoria significativa” la muerte del máximo cabecilla de las Farc.

Mientras que algunos familiares de quienes aún se encuentran secuestrados por las FARC manifestaron su temor ante las posibles represalias que puedan tomar los miembros del grupo guerrillero después de la muerte de “Cano”.

Como lo aseguró Esperanza Chagueza, madre del sargento del ejército Luis Alfredo Moreno secuestrado por las FARC desde el 3 de agosto de 1998 en la toma armada al municipio de Miraflores, en el departamento de Guaviare, donde resultaron retenidos más de 50 militares y policías, de los que aún se encuentran en cautiverio dos.

“Nos preocupa mucho porque no sabemos qué va a pasar con la vida de nuestros hijos, que represalia vayan a tomar, Estoy con mucha angustia”, afirmó Chagueza a Caracol Radio.

El cuerpo de “Cano” llegó a Bogotá proveniente de la ciudad de Popayán a donde fue trasladado para la comprobación de su identidad. El informe forense indicó que murió por el impacto de un proyectil de fusil.

Los restos del ideólogo estará en medicina legal en el centro de la capital colombiana para ser entregado a sus familiares el domingo, cuando se compruebe su parentesco.

La fuerza pública intensificó su presencia en los departamentos de Cauca, Nariño, Huila, Tolima y Meta, ante la posible retaliación militar que los miembros de las Farc realicen en respuesta a la “Operación Odiseo”.

Las autoridades informaron que en los últimos meses se han desmovilizado 1.300 guerrilleros, 1.500 han sido capturados y 350 más han muerto en enfrentamientos con fuerzas militares.

Durante la “Operación Odiseo” murieron también la “presunta” compañera sentimental de “Cano”, alias “Patricia” y el jefe de seguridad del líder, alias “El Zorro”, mientras que fueron capturados cuatro miembros del grupo que lo protegía.

Se informó además que fueron obtenidos siete computadores, 39 memorias USB, 24 discos duros y 164 millones de pesos en efectivo (cerca de 80.000 dólares).

“Cano”, considerado el ideólogo de las Farc, asumió la jefatura de la guerrilla más antigua del continente en 2008 tras la muerte del septuagenario fundador y máximo comandante del grupo Pedro Antonio Marín, alias “Tirofijo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario