El Mundo

Francia defenderá a Israel de un ataque de Irán

El presidente Nicolas Sarkozy dijo hoy ante el Parlamento israelí que un Irán nuclear es inaceptable y que Francia defenderá siempre a Israel ante una amenaza a su existencia, en clara alusión a la República Islámica. En el segundo discurso de un presidente francés en el Parlamento de Israel, Sarkozy también abogó por la creación de un Estado palestino y defendió el derecho de retorno de los refugiados.

Lunes 23 de Junio de 2008

Jerusalén.- El presidente Nicolas Sarkozy dijo hoy ante el Parlamento israelí que un Irán nuclear es inaceptable y que Francia defenderá siempre a Israel ante una amenaza a su existencia, en clara alusión a la República Islámica. En el segundo discurso de un presidente francés en el Parlamento de Israel, Sarkozy también abogó por la creación de un Estado palestino y defendió el derecho de retorno de los refugiados palestinos.

“Israel debe saber que no está solo en su batalla contra las ambiciones nucleares iraníes”, dijo Sarkozy en su discurso, luego de ser honrado con una recepción de alfombra roja al ingresar en el Parlamento israelí (Knesset) junto a su mujer, Carla Bruni. Ante el pleno de los diputados, reunidos para una sesión especial, el mandatario francés dijo que los vínculos entre su nación y el pueblo judío habían enriquecido la cultura de Francia.

En el segundo discurso de un presidente francés ante la Knesset, desde Francois Mitterand en 1982, el conservador Sarkozy prometió defender a Israel en caso de ataque externo, en una clara referencia a Irán y a su polémico programa nuclear. “Un Irán nuclear es inaceptable”, dijo Sarkozy, citado por la edición digital del diario israelí Haaretz. “Cualquiera que quiera destruir a Israel hallará que Francia le bloquea el camino”, agregó en otra parte de su mensaje.

En referencia al conflicto palestino-israelí, Sarkozy dijo que el reconocimiento del futuro Estado palestino era una condición para la paz. “Los palestinos tienen derecho a un Estado viable propio”, y “no habrá paz sin una solución al problema de los refugiados palestinos”, añadió, metiendo el dedo en la llaga de una de las cuestiones más espinosas del conflicto. Sarkozy fue elogiado por el oficialismo y la oposición.

El primer ministro Ehud Olmert lo aplaudió por su “determinación de erradicar el antisemitismo de Francia”, mientras que el líder opositor Benjamin Netanyahu lo calificó de “verdadero amigo de Israel”. Horas antes de ir a la Knesset, Sarkoy y su mujer la ex modelo Bruni visitaron el museo del Holocausto Yad Vashem en Jerusalén. El presidente cenó anoche con Olmert horas después de su llegada a Israel para la primera visita de un jefe de Estado galo al país en 12 años.

Sarkozy tenía previsto reunirse más tarde con los padres de Gilad Shalit, un soldado israelí que también tiene nacionalidad francesa y que fue capturado por milicianos palestinos cerca de la Franja de Gaza hace dos años. El presidente también planea viajar a Cisjordania para reunirse con el presidente palestino, Mahmud Abbas, en la bíblica ciudad de Belén.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario