Educación

Los edutubers, nuevas formas de enseñar y aprender

Representan una de las comunidades más populares en YouTube y comparten más de un millón de videos educativos.

Sábado 21 de Septiembre de 2019

Inspirados en el principio de que cualquiera debería acceder y aprender sobre aquello que desee, los edutubers son una de las comunidades de creadores más populares en la Argentina. De los dos millones de usuarios mensuales registrados en YouTube, siete de cada diez personas ingresan para aprender sobre alguna temática. Por curiosidad, interés académico o necesidad profesional, se convierten en seguidores de sus canales preferidos.

Según los registros más recientes de YouTube Argentina, los videos educativos sobre matemática y psicología son los más vistos por los argentinos. Esta plataforma busca continuamente expandir los recursos disponibles, ofrecer apoyo y capacitar a quienes producen material educativo relevante. La Capital se contactó con dos edutubers reconocidos en el país luego de crear su canal. Se destacan por su contenido, el creciente número de seguidores y seguidoras, y la interacción que mantienen con ellos.

Micaela Beloqui es profesora del canal Matemática simple Mica, vive en Mar del Plata y tiene tres hijas. Sin contar con demasiados recursos tecnológicos comenzó a grabar sus clases para que sus estudiantes puedan reforzar lo aprendido. Para el edutuber Damián Ruiz, reconocido en Latinoamérica por seguidores de todas las edades, la experiencia de producir contenido es diferente. Es de la localidad de Longchamps, provincia de Buenos Aires, tiene 20 años y lleva cuatro sorprendiendo con sus videos. Los temas que trata son muy variados: desde la criptomoneda y la política de Trump hasta la teoría de la relatividad.

Para reforzar lo aprendido

Matemática simple Mica es el canal de la profesora de matemática Micaela Beloqui, tiene más de 34 mil suscriptores y 13 millones de visualizaciones. Su video más visto es: ¿Cómo utilizar el transportador?, construcción de ángulos agudos. “Me encanta enseñar a los adolescentes y a todas aquellas personas que quieran estudiar”, destaca la docente de 1º y 4º año en varias escuelas de Mar del Plata, la ciudad donde vive.

Antes de trabajar como docente, Beloqui daba clases de matemática en su casa. Fue en ese contexto que surge la idea de crear un canal de YouTube, “Estaba embarazada y no tenía espacio ni tiempo para atender a los chicos del barrio. Entonces comencé a grabar videos pero al principio no los publicaba en la plataforma”.

Embed

Ese material que al principio estaba orientado a los alumnos y alumnas particulares, desde el año 2012 se convirtió en un referente para sus estudiantes de la escuela, y hoy en un canal educativo de consulta a nivel nacional, con miles de visitas por día. Sus videos son cortos y explicar cada ejercicio no le lleva más de cinco minutos. “YouTube es una herramienta más para enseñar pero no la principal. Como docente necesito conocer a los alumnos y alumnas porque no puedo trabajar un contenido en el aula cuando no sé lo que les está pasando fuera de la escuela”, explica la profesora, madre de tres chicas de 16, 13 y 8 años.

“Comencé grabando el tema que explicaba ese día en clase. De esta manera aquel que estaba interesado o que le costaba —porque sabemos que en la escuela no todos aprenden de la misma manera— tenía la posibilidad de escucharlo otra vez”, cuenta. Sin embargo, la educadora reconoce que grabar sus clases algunas veces se vuelve en contra, porque dejan de escucharla en el aula argumentando que luego lo hacen en su casa.

La profesora recuerda que al principio no tenía demasiados recursos: una percha y algunos libros hacían de soporte para filmar y sostener un celular que tampoco disponía de muchas funciones. “De a poco fui mejorando lo que hacía. Incorporé la pizarra y la computadora de Conectar Igualdad me permitió editar y subir los primeros videos. Me queda mucho por aprender y me apoyo también en los comentarios y sugerencias de los chicos”, agrega. Cuenta que así surgió la inquietud de grabar una clase que enseñe a usar el transportador. “Nunca me imaginé que ese video tendría tanta trascendencia”, admite con gracia.

Embed

“Me gratifica también que muchos padres y madres visiten mi canal para ayudar a sus hijos en la materia. Las docentes necesitamos de su presencia, que acompañen ese aprendizaje y que puedan utilizar también esta magnífica herramienta”, dice. La profesora viajó este año a Río de Janeiro para capacitarse en el evento EduCon, organizado por YouTube, y que busca promover el desarrollo de contenidos educativos en la plataforma, así como brindar un espacio para que los creadores puedan compartir, interactuar, inspirarse e intercambiar ideas.
"Me gratifica también que muchos padres y madres visiten mi canal para ayudar a sus hijos en la materia"

Producción y contenido

La Banana rancia es un canal dedicado a promover el conocimiento de una manera entretenida. Su contenido abarca temáticas como filosofía, historia, política y economía, ciencia y cultura y sociedad, entre otros. Este canal creado por Damián Ruiz tiene más de un millón de suscriptores y más de 103 millones de reproducciones. Su video más visto es “9 Cosas que pasarán si Trump construye el muro”.

Embed

Comenzó a desarrollar contenidos motivado por las historias que le contaba su papá, “así me di cuenta que había cosas muy interesantes para compartir”. Desde la primera vez que grabó un video, pasaron cuatro años, hoy lo acompañan un guionista y tres editores. “Al principio, por ejemplo, no citaba ninguna fuente, hoy la idea es que las personas puedan buscar un tema por su cuenta, que se pueda generar un debate y también nuevo contenido a partir de esa interacción”, comenta. El joven destaca además que en YouTube es necesario elegir un título lo suficientemente interesante para que alguien haga click en un video.

“Cinco hechos” es la saga más extendida del canal, tiene alrededor de 400 videos subidos, y el edutuber explica cómo funciona: “Hacer un guión sobre un tema como Bitcoin, por ejemplo, implica primero investigar. Durante los primeros 30 segundos comentamos una anécdota graciosa que enganche con el relato para ver el video. Luego en una breve introducción, hacemos un trato con el usuario, para que sepan qué van a saber o aprender esta vez. Los cinco puntos luego incluyen la historia del tema a tratar; un concepto o análisis más profundo; luego otra curiosidad para cortar, y por último desafiar o cuestionar lo aprendido hasta el momento”. Esta modalidad es la que incorporó desde las primeras producciones, donde analiza con profundidad cada tema e instala el debate.

Su objetivo es aumentar el número de videos producidos, sin perder calidad. Sus seguidores son argentinos y también de otros países de Latinoamérica y tienen entre 18 y 35 años. “Cuando empecé el canal, los seguidores no tenían más de 15 años y en estos cuatro años el canal se volvió un poco más cultural. Hoy me sorprende que una persona de 70 años me salude. Tener un canal te permite interactuar y tener un crecimiento exponencial, pero también hay que estar preparado para recibir esos comentarios negativos y las críticas cuando algo no gusta o los seguidores no están de acuerdo con un tema o la manera de tratarlo”, resalta Ruiz.

¿Cómo te llevas con el reconocimiento de tus seguidores? “Parecería que los youtubers son ahora los nuevos rockstar y los que salen de gira por las ciudades. La primera vez que organicé un encuentro con los seguidores vino mucha gente de golpe y lo sentí bastante invasivo. Hoy considero que son más respetuosas las personas”, señala.

Joven, desafiante y reflexivo, cuestiona además el sistema educativo actual. “La escuela se basa en hacerte consumir información cuando en realidad debería enseñarte a pensar cómo utilizar esa información y aprender mejor. Esa es la diferencia que encuentro entre las personas que siguen creciendo en este nuevo mundo y las que no”. Damián era un buen estudiante en la secundaria, sin embargo, y quizás como consecuencia de este pensamiento, todavía adeuda dos materias para recibirse.

“Siempre hay que tratar de elegir algo que nos aporte un crecimiento. El mejor ejemplo para esto es el que recuerdo cuando tenía 14 años. Con mi amigo de la escuela dudábamos entre comprarnos la play station 3 o una computadora. Mi amigo prefirió la consola y yo terminé eligiendo la compu, eso cambió mis posibilidades”, narra. Su estilo pausado y buena dicción, dice que lo aprendió cuando su mamá lo llevaba de chico a los encuentros de los Testigos de Jehová. “Allí debía pararme frente al público y hablar, una práctica que hoy continúo frente a una cámara”.

you1.jpg
Damián Ruiz, creador del canal "La Banana rancia".
Damián Ruiz, creador del canal "La Banana rancia".

>> Algunas experiencias en la Argentina

• Educatina es un canal de educación secundaria que desarrolla gran variedad de temas como matemática, física, ciencias naturales y sociales. Sus videos invitan a aprender y despejar dudas de la escuela o prepararse para un examen.

• Educ.ar es el portal educativo del Ministerio de Educación de la Nación en YouTube. El objetivo es que todas las escuelas del país tengan acceso al mundo digital y a formas innovadoras de enseñanza.

• El traductor de ingeniería: Damián Pedraza es estudiante de ingeniería electrónica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata y fue ayudante de cátedra durante varios años.

• Alberto Vignoni: El canal contiene una variedad de temas contables, expuestos de manera didáctica para que el alumno o profesional pueda aplicarlo en su estudio o tarea diaria.

• Resúmenes Entelekia: el creador se llama Felix Díaz y es graduado de ciencias de la educación.

• Psicología Informal: Nicolás Quiroga es psicólogo y tatuador. En su canal trata cuestiones de la vida cotidiana de forma entretenida y seria.

La edad de la audiencia recomendada por YouTube es mayor a 13 años. Los comentarios en videos que muestran menores están desactivados, protege su exposición y evita comentarios negativos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario