Educación

El motor de la curiosidad

Los estudiantes que participaron en el Mundial de Física hablan de la experiencia de aprender con otros.

Sábado 04 de Agosto de 2018

Seleccionado nacional: Ignacio Lembo Ferrari, Juan Recoaro, Lucas Díaz y Marcos Olivera.

Las olimpíadas de ciencias promueven otros aprendizajes diferentes a los que suceden todos los días en las escuelas y van más allá de la competencia. La afirmación se escucha de los estudiantes rosarinos que participaron y fueron premiados en la 49º Olimpíada Internacional de Física celebrada en Lisboa, en julio pasado. Defienden estos certámenes por la oportunidad de intercambio cultural, de conocimiento y de descubrir vocaciones que les ofrecen.

Esta semana Lucas Díaz, Juan Recoaro e Ignacio Lembo Ferrari fueron noticia por haber representando al país en el Mundial de Física realizado en Lisboa (Portugal). Lucas, Juan y Marcos Olivera, este último alumno de la Escuela Técnica Philips de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba), regresaron con medallas de bronce. Meses antes lo habían sido porque peligraba el viaje al certamen internacional, ya que el Ministerio de Educación de la Nación no garantizaba el financiamiento del seleccionado argentino. Los chicos no bajaron los brazos, lograron que el Estado otorgue los fondos, viajaron y regresaron con premios.

Hay otros logros que comparten cuando hablan de las olimpíadas. "La experiencia es increíble, la olimpíada de Lisboa estuvo muy bien organizada", dice Lucas Díaz que cursa el primer año de la licenciatura en física en la Universidad Nacional de Rosario (UNR). A diferencia de otros países —como los asiáticos, principalmente— el entrenamiento argentino no se queda en la meta de sacar los mejores puntajes. También importa la convivencia. "Siempre es el eje, que al menos le damos desde la Argentina y los países de Latinoamérica, el de aprender del intercambio, con la interacción con otros países, más que buscar la medalla", explica Lucas.

Destaca que la participación argentina en la edición de este certamen fue "espectacular por el logro de las tres medallas de bronce". Las distinciones se adjudican por los organizadores de acuerdo al puntaje reunido en las pruebas escritas y experimentales. Lucas (y en esto también coinciden sus compañeros olímpicos) define al examen "como muy difícil y extenso", justificado "por tratarse de una competencia internacional".

Juan Recoaro cursa el 5º año en el Politécnico (secundario dependiente de la UNR). Es otro de los estudiantes premiados con el bronce. También dice que lo valioso de estas olimpíadas "son las oportunidades de conocer otras culturas, intercambiar con estudiantes de todo el mundo", más en este caso donde se reunieron unos 400 jóvenes de diferentes países. Juan todavía no se decidió por qué carrera seguirá al terminar la secundaria, pero ya sabe que será alguna ligada al campo de las ingenierías o de las ciencias.

Mejores posicionados

Los estudiantes que integraron el seleccionado nacional que viajó a Portugal son los mejores posicionados en la Prueba Nacional 2017 de la Olimpíada Argentina de Física. Uno de ellos es Ignacio Lembo Ferrari, quien dimensiona la experiencia por su riqueza: "Estas clases de competencias te abren la cabeza en muchos aspectos de la vida. Uno va y se encuentra con chicos de todos los continentes, de todas partes del mundo. Tenés que aprender a convivir con todos y ese es uno de los objetivos de la olimpíada que siempre resaltan". En su mirada, es clave que estos certámenes se difundan, se acreciente su participación y que haya apoyo para que se concreten todos los años.

También cursa el primer año de la licenciatura en física en la UNR. ¿Por qué estudiar física o una carrera científica? Ignacio considera que son muchos los motivos de por qué elegir esta disciplina o cualquier otra científica, pero siempre tienen algo en común: "Quienes las eligen tienen que tener un motor que es el de la curiosidad. Tratar de buscar siempre respuestas más allá. Una persona curiosa puede aprender mucho más. Física es una muy linda carrera que todo el tiempo te está sorprendiendo. Nunca se vuelve rutinaria y eso es algo que a mi me encanta". Los argumentos son iguales de válidos para las olimpíadas.

Una de las razones que menciona Lucas sobre por qué elegir una carrera como física es por la incidencia que tiene en el desarrollo de un país. Y ante la duda de si seguirla o no "por lo difícil" que pueda resultar, aconseja: "Estudiarla te va a requerir el mismo esfuerzo que otra que parezca más fácil pero no te guste. Es mejor hacer lo que nos gusta, porque esfuerzo vas a tener que poner siempre".

En Rosario la licenciatura en física se estudia en Ingeniería de la UNR. También se puede cursar el profesorado en esta disciplina tanto en la UNR como en el Instituto Superior Olga Cossettini.

La Olimpíada Argentina de Física es organizada por la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación de la Universidad Nacional de Córdoba. El Ministerio de Educación de la Nación es quien debe auspiciar y financiar esta participación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario