Edición Impresa

El kichnerismo local arma su estrategia para la pelea por las bancas del Concejo

La suma de dos nuevos ediles al Concejo Municipal potenció en algunos sectores la idea de poder quedarse con un escaño.

Domingo 07 de Abril de 2013

El kirchnerismo rosarino ya inició sus aprestos de cara a las elecciones de concejales de este año. La suma de dos nuevos ediles al Concejo Municipal potenció en algunos sectores la idea de poder quedarse con un escaño. Por el momento, el acuerdo entre Héctor Cavallero (PPS) y Agustín Rossi llevaría la delantera en cuanto a posibilidades si se toman en cuenta los números de elecciones anteriores. Por otra parte, el Movimiento Evita resolvió impulsar la candidatura de Fernando Chino Rosúa y competir en las primarias por dentro del PJ; en tanto que el titular del Frente Grande y director del Enress, Juan Giani, busca armar un frente para ir con lista propia por fuera del PJ.

   La suma de dos concejales no modifica sustancialmente el coeficiente para quedarse con una banca en el Palacio Vasallo: se sigue necesitando un piso de 30 mil votos para acceder a un escaño.
  Cavallero anunció que irá por la reelección, y hasta ahora todo indica que será secundado por la vice primera del Concejo, Norma López, quien responde al rossismo.

   “Agustín (Rossi) banca al Tigre para encabezar la lista y Norma López será la número dos, el resto de los lugares está abierto para incorporar a otros sectores del peronismo”, señaló a este diario el diputado provincial Oscar Urruty, uno de los armadores de este frente, que ya tiene varias elecciones donde el Frente para la Victoria y el PPS jugaron juntos. De hecho Cavallero encabezó la lista de Rossi en 2009 a concejal y fue su candidato a intendente en las elecciones de 2011.

   Esta estrategia tiene como basamento los números alcanzados en la última elección a intendente, donde Cavallero alcanzó un 32% de los votos, porcentaje que marca el piso que mantiene en Rosario el justicialismo, donde en la misma elección María Eugenia Bielsa obtuvo el 34% como candidata a diputada provincial y dos meses más tarde, en los comicios presidenciales, Cristina Fernández sacó el 35% de los sufragios en la ciudad.

   “Ir con el conjunto del kirchnerismo es la mejor estrategia, más si tenemos en cuenta que puede haber una ruptura en el Frente Progresista”, señaló la misma fuente, en obvia referencia a que el radical Jorge Boasso pueda presentarse por fuera de las listas de sus socios socialistas, y agregó: “Si vamos en una lista de unidad quedaremos mucho mejor posicionados de cara al 2015”, cuando se ponga en juego la Intendencia de Rosario.

   “Decidimos salir a la cancha para llevar nuestras propuestas y miradas de la ciudad, y desde ese lugar ir a la interna del justicialismo”, puntualizó el Chino Rosúa, cuya lista —Rosario Más Igual— representa al Movimiento Evita.

 

Con juego propio. Giani, por su parte, aclaró que a nivel provincial “acompañamos al Chivo (Rossi), pero queremos tener un juego propio en Rosario”, por lo cual, como presidente del Frente Grande, plantea armar una alianza con otros sectores kirchneristas y dar pelea por afuera del peronismo.

   “El escenario que hoy conocemos no nos contiene, vamos a intentar cambiarlo conjuntamente con otros sectores kirchneristas de la ciudad, y estamos decididos a presentarnos con un frente por fuera del PJ”, indicó Giani.

   Norma López, en tanto, consideró fundamental impulsar “una lista de unidad kirchnerista” y pidió “aprender a tener gestos de generosidad ante las referencias políticas y sumar a la mayor cantidad de compañeros que integran el Frente para Victoria”, en claro mensaje a aquellos que piensan ir por afuera del PJ en las elecciones de concejales y que luego dicen referenciarse en Rossi a nivel provincial.
  “Estamos convencidos de que las identidades políticas en un frente electoral se pueden fortalecer y mantener”, explicó la concejala, que acompañará a Cavallero en la lista del Frente para la Victoria.

   Pero también las palabras de López buscaron marcar la cancha política: “Todo lo que debilite una estrategia de un frente electoral es funcional al socialismo, justamente ahora que por primera vez se comienza a ver cuán fragmentado está su interior”.

Espacio bielsista. Otro sector que aparece en el espectro kirchneristas es el que lideran el ex diputado provincial Marcelo Gastaldi y el concejal Osvaldo Miatello, referenciados en el espacio de María Eugenia Bielsa. Ambos están trabajando para presentar una lista de candidatos a concejal, que —aseguran— tiene el visto bueno del gobierno nacional. Lo que aún no definieron es si competirán por dentro o por fuera del justicialismo. Lo que sí se encargan de aclarar es que a nivel provincial van a “acompañar y apoyar” a la lista de diputados nacionales que resuelva la presidenta Cristina Fernández.

   Mirando el escenario del kirchnerismo rosarino, queda claro que habrá disputa electoral, y algunos sectores —más allá de que digan que se referencia en Rossi— quieren “medir fuerzas”, aunque esa estrategia pueda terminar favoreciendo al oficialismo socialista.

Tigre guerrero. Otro dato a tener en cuenta es que será muy difícil para los que compitan por dentro del PJ vencer a Cavallero, guerrero de mil batallas, y con casi 150.000 votos en la última elección, aunque desde estos sectores digan que esta es una elección legislativa y no ejecutiva, donde las polarizaciones son más lógicas, y por ello algunos rehuyan a la interna abierta y prefieren llegar solos a la general.

   Aún quedan varios meses hasta que haya que poner nombre y apellido en las listas y estos datos solo son una foto de una película que sigue corriendo. Pero lo que marca esta dispersión es que al no haber liderazgos fuertes en el justicialismo rosarino, más de un indio quiere probarse las plumas de cacique.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS