Edición Impresa

Cayó el líder del cártel del Golfo y se desató la violencia en una ciudad mexicana

Este es uno de los principales puntos fronterizos para el comercio entre ambos países, ubicado frente a McAllen, Texas, y también escenario de batallas entre narcotraficantes.

Domingo 19 de Abril de 2015

La captura de un líder del narcotráfico sumió en el caos el viernes a la ciudad mexicana de Reynosa, sobre la frontera con Estados Unidos, lo que desató tiroteos, bloqueos de calles y carreteras e incendio de automóviles, informaron autoridades y habitantes de la ciudad en redes sociales. Este es uno de los principales puntos fronterizos para el comercio entre ambos países, ubicado frente a McAllen, Texas, y también escenario de batallas entre narcotraficantes del cártel del Golfo y los Zetas.

   Autoridades mexicanas dijeron ayer que detuvieron a José Tiburcio Hernández Fuentes, al que consideraron uno de los principales causantes de la violencia en la ciudad fronteriza de Reynosa y líder regional del cártel del Golfo, uno de los grupos traficantes de drogas más antiguos del país. La captura se produjo el viernes por parte de efectivos del Ejército, la Marina y policías federales en medio de tiroteos con unos 60 sicarios de Hernández, quienes trataron de rescatarlo e impedir su traslado a la Ciudad de México.

   Debido a la ausencia de información oficial el viernes, circularon distintos nombres de detenidos, incluso el de otra persona de apellido Rodríguez Sánchez, arrestado el año pasado. Hernández “ha sido actor relevante en el incremento de los homicidios en la entidad”, dijo el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, refiriéndose a la ola de violencia que sacude al norteño estado de Tamaulipas, ubicado frente a Texas.

Difícil de detener. El capo narco, conocido por su apodo de “El Gafe”, fue escalando posiciones en el cártel del Golfo a medida que caían sus principales líderes, presos o abatidos, entre ellos el hermano de uno de los cabecillas históricos que actualmente cumple condena en Estados Unidos, Osiel Cárdenas. “El Gafe” cambiaba frecuentemente de identidad, por lo que se dificultó su ubicación fuera de Tamaulipas; sin embargo, a la caída de uno de los jefes del cartel volvió a esa entidad federativa en donde pudo ser capturado gracias a un trabajo de inteligencia, dijo Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, en un mensaje emitido en la Secretaría de Gobernación.    “El Gafe” inició su ascenso en el cártel del Golfo hace ocho años; ahora, ya de jefe regional contaba para su seguridad con cuatro grupos, de cinco elementos cada uno. El presunto responsable fue detenido junto con otras tres personas a quienes se les decomisaron armas largas y fuertes cantidades de efectivo (dólares y pesos).

   El comisionado nacional de Seguridad explicó que el enfrentamiento en Reynosa fue amplio, toda vez que los presuntos delincuentes hicieron 11 bloqueos y cortes de circulación, con el uso de camiones y automóviles, algunos particulares, mismos que fueron incendiados. Esta situación provocó la emisión de una alerta roja por parte de las autoridades locales, por el nivel de peligro de algunas zonas. Hombres armados cortaron varias carreteras de la ciudad con vehículos en llamas, señalaron las autoridades. En medio de los tiroteos murieron tres sicarios. Una fuente del gobierno estatal de Tamaulipas dijo que también dos civiles ajenos a los hechos habían fallecido en medio del caos, en el que vehículos fueron incendiados y autobuses y trailers fueron colocados por los hombres de Hernández Fuentes para impedir su detención.

Frontera caliente. El consulado de Estados Unidos en Matamoros recomendó en un mensaje precaución a sus ciudadanos. Las autoridades de la ciudad advirtieron por Twitter a los automovilistas que evitaran diversas zonas, como la carretera que conduce a la ciudad de Matamoros. Facciones rivales del cártel del Golfo, conocidas como los Metros y los Ciclones, se disputan territorios en Reynosa y Matamoros. Tamaulipas ha sido escenario de los peores episodios de la guerra contra los cárteles de las drogas en México. En 2010 y 2011 los Zetas, que surgieron como brazo armado del cártel del Golfo, masacraron en dos episodios a casi 300 inmigrantes, en su mayoría centroamericanos, en busca de afirmar su poder en el negocio de tráfico de personas. Después de esos ataques, el gobierno mexicano comenzó una ofensiva contra los Zetas y su ahora rival, el cártel del Golfo, capturando o matando a sus principales líderes, lo que ha llevado a luchas internas en ambos grupos narcos por encabezar estas organizaciones criminales.

   El senador Francisco García, del opositor Partido Acción Nacional (PAN) y ex alcalde de Reynosa, dijo que la situación de violencia no ha mejorado en el Estado de Tamaulipas, donde se ubica la ciudad fronteriza, a pesar de los discursos del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que mantiene cientos de militares y policías federales en la zona. “No solamente no ha mejorado, ha empeorado la situación”, señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario