CGT

Por la marcha, el presidente echó a dos funcionarios

La movilización de ayer de la CGT hizo que Macri replanteara aquel guiño que había enviado a la central y decidiera remover al titular de la Superintendencia de Servicio de Salud.

Miércoles 23 de Agosto de 2017

En respuesta a la marcha de la CGT, el presidente Mauricio Macri echó ayer al superintendente de Servicios de Salud, Luis Scervino, un hombre ligado a la central obrera que se encargaba, entre otras cuestiones, de manejar las obras sociales sindicales. Scervino (persona de confianza del secretario general de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri) había sido designado a poco de llegar Macri a la Rosada, como un gesto hacia la CGT, para el manejo de los fondos de las obras sociales gremiales.

Con Scervino en esa función, el gobierno había aplacado el malestar de la CGT al comenzar a devolver parte de la deuda de los millonarios fondos de las obras sociales, uno de los focos de conflicto que mantuvieron los sindicatos con Cristina Kirchner.

La movilización de ayer de la CGT hizo que Macri replanteara aquel guiño que había enviado a la central y decidiera remover al titular de la Superintendencia de Servicio de Salud.

No fue la única medida que tomó ayer el presidente: también desplazó de su cargo a Ezequiel Sabor, viceministro de Trabajo, quien mantiene una cercanía con el sector gremial que comanda Hugo Moyano, con quien había trabado una buena relación desde su paso por la gestión porteña. Si bien aún no habrá reemplazo, será un hombre cercano al ministro Jorge Triaca, según subrayaron en su entorno.

La decisión de Macri de desplazar a los dos funcionarios horas después de la marcha deja al desnudo un claro endurecimiento de la posición del presidente frente a los sindicatos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario