Economía

Liquidez: el gran negocio financiero de los Cedines

No se conoce en la historia económica argentina, un blanqueo tan atractivo para el contribuyente. Con la presentación de dólares billetes, se extiende el certificado de Cedin a costo 0.  

Domingo 31 de Mayo de 2015

El negocio de los Cedines es muy bueno para ganar liquidez, comprar propiedades o blanquear a un costo muy bajo. El horizonte económico se complica después del 8 de agosto, el mercado se invade de incertidumbre.

No se conoce en la historia económica argentina, un blanqueo tan atractivo para el contribuyente. Con la presentación de dólares billetes, se extiende el certificado de Cedin a costo 0.

Unos años atrás el blanqueo costaba entre el 1% y 8%. Si comprabas una propiedad, tenías que mantenerla en cabeza del titular por el plazo de dos años.

Hoy compras el Cedin y podes utilizarlo para comprar una propiedad, y de esta forma este título lo hacés valer como dólar billete.

El Estado se beneficia porque se acrecienta la base imponible de la economía. Quien blanquea tiene un gran beneficio, ya que lo hace sin pagar un solo peso. Si compra una propiedad y la quiere vender, no tiene restricciones.

Para quien no desea blanquear, y está por comprar una propiedad, hay un negocio muy interesante.

El Cedin cotiza en el mercado de valores, podes adquirirlo a $ 10,45 por dólar. Ese Cedin podes entregarlo como parte de pago o pago total, en una operación de compra de inmuebles.

Comprar Cedines por Bolsa a $ 10,45 y poder utilizarlo en una operación inmobiliaria, es muy rentable.

Los dólares que se compran por dólar ahorro son muy escasos. Adquirirlos vía el mercado de capitales te cuesta aproximadamente 11,80 (compras Bonar 2017 en pesos y lo vendes en dólares).

Ventana al dólar. Como se puede apreciar, el Cedin te abre una ventana para poder comprar dólares en cantidad, y hacer muy buenas transacciones.

En el mercado hay mucho dólar blue, que hoy vale 12,80. La diferencia con el Cedin es del 22,5%, una diferencia muy importante para aplicar a los negocios.

Es tan maleable el Cedin como moneda de cambio, que muchas empresas en proceso de expansión, se han dedicado a tomarlo y ofrecerlo como un beneficio para los que adquieren sus productos.

El cliente los compra a $ 10,45 y se lo toman a una cotización de $ 12,70. Esto está acelerando la venta en muchos sectores. En especial sectores ligados a bienes de capital.

Hay miles de negocios que se pueden realizar con los cedines, en cabeza de una empresa jurídica, o persona física.

El mercado los tendría que aprovechar mucho más. El arbitraje contra títulos públicos, es otra muy buena opción, que inclusive aportaría capital de trabajo a las empresas, y un ahorro en dólar billete.

Deuda y más déficit. El gobierno se endeuda para paliar el creciente déficit.

El gobierno volvió a salir al mercado a colocar Bonac, es un bono en pesos que paga una renta trimestral, que copia la evolución de la tasa que se le paga a los plazos fijos por más de un millón de pesos.
Es un bono que vence en marzo de 2016 y septiembre de 2016.

En ambos casos devuelve el capital al final del período y abono una tasa en pesos del 28,5 por ciento anual.
Una rentabilidad de este tipo es grosera, por no hacer nada te pagan el 28,5 por ciento anual. Cualquier emprendimiento en el mercado debería remunerar el capital a una tasa similar o superior a la mencionada.

La renta en Bonar 2017 se ubica en el 7 por ciento anual, ya que este bono cotiza a U$S 100.

Tiene por delante rentas por cobrar, por un valor de U$S 14, entre la fecha actual y el 17 de abril de 2017, cuando también honra el pago del capital de U$S 100.

A grandes rasgos, esta economía te paga el 28,5 por ciento anual en pesos, y el 7 por ciento anual en dólares por sólo invertir tu capital en bonos del Estado.

La inversión está muy relegada, dado que al invertir en la economía real, resulta dificultosa conseguir tamaña rentabilidad.

Escenario más bien frío. La economía argentina está viviendo un escenario de desaceleración económica.

Sin embargo, parecería que en los próximos 3 meses, este escenario se podría revertir.

Los acuerdos paritarios, la gran inserción del plan ahora 12 y un consumo muy alto de buena parte de la población, acrecentarían la sensación de que viene un veranito en materia de ventas.

En agosto ingresaremos en el periodo de elecciones, 9 de agosto las Paso, 25 de octubre las elecciones presidenciales, y 24 de noviembre segunda vuelta.

El que gane tendrá pocos días para armar equipo, plan y programa.

Asumirá el 10 de diciembre. Lo ideal será pasar las fiestas. Entre enero y marzo se pondrán al día con lo que encuentren, y plan, lo que se llama un plan, estará para abril.

En conclusión: tenemos 8 meses, entre agosto de 2015 y marzo del próximo 2016, en los que el humor de mercado estará muy volátil, sin un horizonte claro y haciendo camino al andar.

En este escenario, gane quien gane, piensa pagar la deuda con los bonistas y recuperar el crédito externo.

Está cantado que los bonos no bajan.

Las acciones estarán volátiles.

El dólar blue, será el mejor negocio para el inversor desconfiado.

Nadie acopiará pesos y mercadería. Si el escenario se torna recesivo y confuso, el stock no te salva.

Lo que mandará será la liquidez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS