Economía

Advierten desde la UIA que seguirá cayendo el empleo industrial en el país

El economista jefe de la central fabril estimó que la demanda de trabajo no se recuperará en lo que resta del año. Apostó a una recesión corta.

Jueves 12 de Julio de 2018

El empleo industrial seguirá cayendo en la Argentina, aunque a marcha más lenta que hace un año, advirtió el economista jefe y director ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA), Diego Coatz.

Tras participar del cuarto precoloquio de la Unión Industrial de Córdoba (UIC) en la provincia mediterránea, el directivo de la central fabril estimó que la demanda de empleo no se recuperará en lo que resta del año.

"El empleo va a seguir cayendo lentamente, no a la velocidad de hace un año, pero no se va a recuperar. Habrá una pérdida por goteo en unos sectores y en otros dejará de crecer", dijo Coatz en declaraciones al diario La Voz del Interior, de Córdoba.

Según reflexionó el economista jefe de la UIA, "la pregunta más importante es saber qué va a ocurrir con la construcción", dado que se prevé un freno de ese rubro por el ajuste fiscal impulsado por el gobierno, con un fuerte recorte al presupuesto destinado a obras públicas.

Al referirse a la actividad económica, el directivo de la central fabril aseguró que los próximos "dos o tres meses" van a ser "difíciles para las pequeñas y medianas empresas, aunque "a la espera de que a fin de año se estabilice la actividad y pueda repuntar".

Según Coatz, la crisis no durará mucho tiempo dado que el Banco Central tiene instrumentos para controlar el tipo de cambio, por lo que "en el rango de 28 a 30 pesos lo puede gobernar sin mayores problemas, básicamente sin tener que volver a subir la tasa ni vender reservas".

Además, el economista consideró que "claramente hay gobernabilidad y capacidad política" en la administración Cambiemos, sin dejar de reconocer la tensión política que llevó al cambio de autoridades en el Central y en un par de ministerios.

"La actividad se va a resentir por tres o cuatro meses, lo que no puede saberse es cuánto; dependerá de que se profundice en líneas de financiamiento más baratas, que los proyectos público-privados de infraestructura se pongan en movimiento para compensar el freno de la obra pública y que se cuide el mercado interno", dijo.

Y agregó que "si se hacen tres o cuatro políticas para las pyme y para alentar el consumo, es probable que la recesión no sea tan grande".

Ayer se difundió una encuesta del Instituto para el Desarrollo Empresario de Argentina (Idea), en la que siete de cada diez empresarios consultados consideró que empeoró su negocio en el primer semestre del año, aunque el 51 por ciento espera una mejora en la segunda mitad del año.

El sondeo realizado por la consultora D'Alessio Irol mostró que se revirtió totalmente el optimismo récord que habían mostrado en la encuesta anterior, cuando el 68 por ciento de los ejecutivos encuestados afirma que en el primer semestre del año le fue peor que en el período anterior.

En el coloquio de Idea 2017, que se llevó a cabo en octubre, una semana antes de la victoria del gobierno en las elecciones legislativas, la encuesta arrojó que el 76 por ciento de los sondeados creía que la economía iba a mejorar en el primer semestre del año.

Por otro lado, la consultora Kantar Worldpane señaló que el consumo en los hogares de menores recursos bajó en abril y mayo un 2 por ciento frente a una "aceleración de la inflación y la consecuente pérdida de salario real".

"Para afrontar las condiciones adversas, los hogares del nivel bajo inferior achicaron el tamaño de sus compras, dejaron de visitar grandes superficies como hipermercados o mayoristas y volvieron al punto comercial más cercano a su barrio", indicó el informe elaborado por la consultora Kantar Worldpanel.

A su vez, un informe difundido por la Universidad de Belgrano señaló que el estancamiento económico con inflación, denominado "estanflación", será una de las características de este año y se convertirá en el sexto episodio de esta índole tras la salida de la crisis de 2001.

La industria santafesina cayó 3,4 por ciento en mayo como consecuencia de un combo explosivo de devaluación, suba de tasa de interés, caída del consumo y aumento de costos de producción. Así lo informó en su último informe del Instituto de Investigaciones Económicas la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe).

La caída interanual registrada revirtió la dinámica de los últimos meses.

Las actividades que en mayo redujeron su producción fueron: elaboración de aceite de soja (-16,2 por ciento), sustancias químicas (-6,4 por ciento), minerales no metálicos (-1,3 por ciento), vehículos automóviles (-26,3 por ciento), metalmecánica (-4,6 por ciento) y refinación de petróleo por la paralización de Oil.

análisis. Coatz habló en el precoloquio de la UIA en Córdoba.

Dudas por no remunerativos

Referentes de gremios locales analizaron la decisión del gobierno nacional de no permitir aumentos no remunerativos. Walter Palombi, secretario general del gremio de Correo Rosario, dijo: "Si se gobernara para el pueblo uno diría que es importante que no se pague plata en negro, con este gobierno esperemos que no se trate de una maniobra para bajar salarios y desconocer lo que ellos homologaron en el Ministerio de Trabajo". Para Marcelo Barros, de Smata Rosario, "es una locura en estos momentos tomar esta medida, los acuerdos no remunerativos en tiempos de debilidad laboral son una salida para los trabajadores". Marcelo Andrada, de Recolectores, manifestó que "si el gobierno no quiere más aumentos no remunerativos que desde ahora lo pasen al acuerdo remunerativo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});