..

Dictan la conciliación obligatoria en Siderar y evitan despido de mil obreros

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó ayer la conciliación obligatoria en Ternium Siderar —la mayor empresa siderúrgica de la Argentina, controlada por Techint— y así evitó que hoy se produjeran unos mil despidos que habían sido anunciados por la firma, según confirmaron anoche fuentes gremiales a LaCapital.

Viernes 09 de Enero de 2009

San Nicolás. — El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó ayer la conciliación obligatoria en Ternium Siderar —la mayor empresa siderúrgica de la Argentina, controlada por Techint— y así evitó que hoy se produjeran unos mil despidos que habían sido anunciados por la firma, según confirmaron anoche fuentes gremiales a LaCapital.

La medida, que regirá por 30 días desde la cero hora de hoy, sobrevino luego de dos reuniones en las que participaron directivos de Techint y de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), en la que no se lograron acuerdos para evitar el despido masivo de personal.

Reuniones.El primero de estos encuentros se concretó anteayer en el Ministerio de Trabajo y fue presidido por la viceministra de área, Noemí Rial. En esa reunión, que se extendió por más de cinco horas, las posiciones de las partes se mostraron irreductibles. "Ayer (por anteayer) estuvimos reunidos hasta las 22 pero las posiciones se mantuvieron inalterables. Los empresarios dijeron que sí o sí desobligarán el viernes (por hoy) a mil operarios de los 2.400 que están trabajando en la reparación del alto horno 1", explicó a primera hora Luis Sánchez, secretario de prensa de la UOM San Nicolás.

"Los directivos de Techint argumentan que no tienen caja para seguir con la obra, y que los 1.400 obreros que quedan los mantendrán sólo hasta marzo. Rechazaron las alternativas dadas desde los gremios como desde el gobierno", añadió.

De los mil operarios que resultarían afectados, unos 800 están afiliados a la Uocra, y el resto a UOM. Es el personal que desde febrero pasado está afectado a la reparación de uno de los dos altos hornos que operan en la planta nicoleña de Siderar.

Ayer se realizó una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo, donde tampoco se lograron acuerdos pese a las distintas propuestas alternativas que se barajaron en la mesa de negociaciones. Ante la gravedad de la situación la autoridad laboral resolvió ayer aplicar la conciliación obligatoria y extender las negociaciones por 30 días, lapso en que la empresa no podrá hacer suspensiones ni despidos.

"Hemos recibido con beneplácito esta noticia de que habrá conciliación obligatoria. Esto no quiere decir que se haya solucionado todo, pero sí que habrá un lapso para seguir negociando y tratar de evitar la pérdida de fuentes laborales", dijeron anoche en la Uocra nicoleña.

"Tras la medida, los compañeros que se estaban de vacaciones y que debían reingresar el próximo lunes lo harán normalmente", dijo la fuente gremial.

Si bien el personal efectivo de la planta siderúrgica (unos 3 mil propios y otros 2.800 que se desempeñan en compañías contratistas, todos afiliados a UOM) hasta hoy no padeció las graves consecuencias de la crisis financiera mundial, desde la Uocra habían anticipado que si se producían los despidos anunciados se paralizaría totalmente la planta. "En esta crisis estamos trabajando en conjunto entre los 2 gremios, y los compañeros de Uocra dijeron que si se produce un solo despido el lunes tomarán las porterías de la planta y no permitirán ingresar a ningún trabajador", reveló Sánchez.

Desolador.Antes de la reunión de ayer, el clima era desolador: "Desde los gremios ejercemos fuertes presiones —sostuvo el gremialista—, pero en Techint se mostraron inflexibles y no aceptaron ninguna propuesta. Habíamos pedido que siguiera la obra y la desafectación de personal se hiciera gradualmente, a medida que finalizaran las tareas de reparación. Pero no aceptaron, tampoco lo hicieron con ofrecimientos de Rial".

Con uno de los altos hornos totalmente inactivo y en reparaciones —hoy interrumpidas— y el alto horno 2 trabajando en una "mínima actividad técnica", los problemas para el personal de planta se agudizarían a fin de febrero o en marzo, cuando estiman que se producirán las primeras suspensiones o reducciones, como evalúan hacer algunas empresas contratistas.

Ayer en una reunión con los funcionarios políticos de San Nicolás, Mario Almirón, directivo de la Uocra local, advirtió que si se producen despidos "llenaremos la planta de carpas y fogones", y reclamó "gestos de apoyo y gestiones" al poder político. Fuentes gremiales denunciaron que mientras se hacía la crucial reunión en Buenos Aires, unos 250 policías habían tomado posición en las porterías de Siderar. "Parecía como que la gente de Techint piensa que aún estamos como en la dictadura", deploraron desde la Uocra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario