Cultura y Libros

El austero esplendor de Juan Grela

Su talento, tan hondo como discreto, sumado a su rigor infinito, dieron forma a una obra plástica cuya proyección traspasa fronteras. Fue un pintor excepcional. Un reciente libro-catálogo permite asomarse a su rico universo, y otro aporta las bases conceptuales de su personalísimo recorrido estético

Domingo 25 de Marzo de 2018

Juan Grela es uno de los grandes pintores rosarinos de todos los tiempos. Su obra vasta y rigurosa, signada por la inquietud y la exploración constante, posee resonancia universal. En noviembre de 2017 se realizó en el Espacio Cultural Universitario de la Universidad Nacional de Rosario la muestra Estudios y conclusiones. Bocetos y obras de Juan Grela, curada por los investigadores Adriana Armando y Guillermo Fantoni. En su organización participaron la Escuela de Bellas Artes y la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR, espacios que junto al apoyo de la Secretaría de Cultura municipal trabajaron para editar un libro-catálogo que se encuentra a partir de este año en la librería de la facultad. Se trata de un catálogo que contiene el ensayo de los curadores y las reproducciones fotográficas a color de todas las obras expuestas. El resultado es una amigable edición, tanto por su formato como por su costo, y resulta una oportunidad inmejorable para acercarse a un aspecto casi inédito de la producción de un artista fundamental.
Cultura y Libros entrevistó a los curadores y a otros protagonistas de esta feliz experiencia.
Sobre el punto el punto de partida de esta muestra, Adriana Armando señala que fueron los dibujos lo que les permitieron explorar un recorte que se dirigió a los bocetos, los ensayos, los dibujos acabados y los inacabados, y de ahí se desprendió el otro concepto que tuvo la exposición, que fue pensar en familias de obras: "Se trató de registrar y de dar cuenta, en la medida de lo posible, de cómo un mismo tema se desarrollaba en el dibujo, en la gráfica, en la pintura. Por otro lado, tanto la exposición como el libro corresponden a un arco temporal que va de los años 40 hasta los 70 debido a que, después de esa fecha, Grela no apela más al boceto ya que trabaja de otra manera. Algo que se ve en ensayos que demuestran la transición hacia un mundo más onírico que despliega en sus últimas pinturas". En relación con el libro, plantea que "respeta la idea de familias de obras que aparecían en la exposición y tiene un ensayo que da cuenta de su sentido, sus núcleos y el carácter con que la ideamos".
Guillermo Fantoni considera importante resaltar que la muestra tuvo como protagonista a una figura medular en el arte moderno de Rosario: "Juan Grela posee una obra de una calidad superlativa y eso la tornó más que pertinente para formar parte de las celebraciones por el 70° Aniversario de la Facultad de Humanidades y Artes celebrado el año pasado y, así, responder a las expectativas del Decanato de esa casa de estudios y de la Dirección de la Escuela de Bellas Artes. Partimos del trabajo previo realizado sobre esta copiosa producción de dibujos de las más diversas técnicas y soportes que se mostraron en buena medida en la Fundación Osde, conmemorando los cien años del nacimiento de este gran creador en 2014. En el ECU nos concentramos en dos cuestiones: el tema del boceto, que coincide con una concepción típica moderna y formalista de Grela, que hace de la especulación formal un eje de toda su producción; aunque esa organización formal nunca se repliega sobre sí misma sino que nos lleva a plantearnos cuestiones del mundo social. Por otro lado, el boceto o la obra inacabada forman parte de una estética greliana que hace de la organización formal el eje. Estos aspectos fueron importantes teniendo en cuenta que la muestra fue organizada por una escuela de arte donde se valorizan los procesos, una tradición largamente sostenida en la enseñanza artística de la facultad, y este artista era un autor que hacía del proceso de trabajo un campo de reflexión permanente".
Los espacios de exhibición condicionan, y en este sentido Armando considera que una muestra se piensa en relación con las instituciones que convocan. Ahí es cuando aparecen las peculiaridades: "En este caso, dado que era una muestra organizada por una institución que es parte de la Universidad, tenía que tener el plus de mostrar procesos de trabajo. No meramente como un muestrario, sino tratando de que los alumnos de la Facultad y el público en general percibieran de qué manera el boceto traducía constantemente una forma de pensar que era la de Grela, un artista que pensaba dibujando. Una faceta de la muestra tiene que ver directamente con la práctica, con el hacer, y otra tiene que ver con la inscripción de este artista en la historia del arte, lo que de alguna manera nos convoca más directamente dada la índole de nuestro trabajo".
Juan Grela fue un verdadero portento, una figura que sigue teniendo una vigencia muy fuerte aún en un contexto cultural y social que está mucho más allá del modernismo estético. Guillermo Fantoni advierte que "conecta de una manera muy directa con las sensibilidades contemporáneas y es justamente por su cualidad tan fresca y espontánea. Un abordaje que va más allá de la compleja elaboración y de todos los procesos refinadísimos que hay en juego, no sólo desde el punto de vista de la elaboración, de las formas y de las resoluciones técnicas, sino también de la especulación de tipo ideológico. Es una obra que juega tanto con el orden de la construcción y de la plasmación de las formas, como con el sentido social del arte".
El libro respeta los dos núcleos de la exposición: "Lo íntimo y lo social" y "La síntesis y la imaginación", que se constituyeron en ejes, conformando sectores definidos en una muestra que planteó problemas y desafíos importantes como el montaje. El Espacio Cultural Universitario es un edificio de una arquitectura espectacular, cargado de ornamentaciones y de materialidades varias y, por lo tanto, de gran pregnancia. Fantoni da cuenta de este reto: "Dentro de esas condiciones pudimos organizar una estructura de montaje y un recorrido que resultó interesante porque la obra, en la nimiedad de su materialidad: bocetos y estudios preliminares en papel, se impone dentro de ese espacio".
La muestra se realizó a fines del año pasado y a través de este libro permite que se prolongue en el tiempo, constituyéndose en un valioso aporte a la historia del arte de Rosario. Armando considera importante señalar que el libro refleja el espíritu de la exposición y destaca las cualidades del editor: "Trabajó muy bien y resguardó el sentido de la curaduría. Las imágenes respetan la distribución de la muestra y esas son razones suficientes para estar contentos de que la figura de Grela esté en un libro para que sea visto por las nuevas generaciones y re-visto por todos aquellos que ya la conocen". Fantoni también resalta su labor por haber hecho una tarea altamente satisfactoria en conservar las singularidades materiales de esa producción que interpela a nuevos públicos.
La exposición y el libro se dirigen a un público contemporáneo al cual le resulta grato ver ese tipo de producciones, como también a aquellos que conocen de larga data la producción de Grela y se encuentran con un conjunto de obras inéditas que no habían tenido estado público, más allá de algunos allegados al artista. En palabras de Fantoni, "son justamente esas obras la que están por detrás de los cuadros conocidos, las que constituyeron el insumo que nutrió las obras conclusas que todos hemos celebrado". Finalmente, Armando destaca que el libro se inscribe en una tradición de catálogos de pequeño y mediano formato que acompañan muestras y trabajos de investigación: "No se trata de esas ediciones voluminosas, sino que este libro tiene un carácter manuable, fácil de ser visto y leído. Es austero en su presentación y eso concuerda muy bien con Grela. La idea fue ser lo más fiel posible a una obra que es magnífica, pero que siempre ha sido austera".

José Goity / Decano de la Facultad de Humanidades y Artes (FHyA)

Para nuestra Facultad fue muy importante haber podido realizar una exposición de un artista de la talla de Juan Grela, tanto por lo que implica para el arte de la ciudad como por su proyección nacional e internacional. También que la Universidad pueda ser sede, y que a su vez tenga investigadores del prestigio de Adriana Armando y Guillermo Fantoni, demuestra la calidad y fortaleza de la universidad pública argentina y, particularmente, destaca el lugar de la Facultad de Humanidades y Artes en el campo de la formación artística y de la producción teórico-práctica. Finalmente, es muy importante tener presente el hecho de que hayamos podido publicar este libro desde una editorial universitaria como la que tenemos en nuestra facultad, que si bien es chica tiene mucha fuerza y potencial y abre, con este catálogo, una serie de ediciones que serán importantes para el campo artístico.

Pablo Silvestri / Secretario de Comunicación y Gestión de Medios de la FHyA

Fue un gran desafío editar por primera vez un catálogo de estas características en nuestro sello editorial, dirigido por Rubén Chababo, que tiene pocos años de existencia. Al mismo tiempo, es una satisfacción enorme porque se trata de bocetos y obras de Juan Grela que son un lujo porque permiten seguir redescubriendo su obra a partir del trabajo realizado desde la Universidad. Particularmente, gracias a la labor de los curadores que con extrema dedicación nos acercan a un Grela, por momentos, inédito. Este es el primero de una serie de libros que la Facultad editará con el objetivo de divulgar el trabajo de producción e investigación que nuestros docentes, artistas y curadores llevan adelante en el ámbito académico y en el campo de la creación. Esta primera edición cumple ampliamente con esta premisa, ya que todos los involucrados en esta exposición están vinculados con la carrera de Bellas Artes de la Facultad.

Norma Rojas / Directora de la Escuela de Bellas Artes

La muestra de Juan Grela surge a partir de una charla sobre los apuntes de este maestro que dio Adriana Armando en el Museo Macro. Las profesoras que integramos la dirección de la Escuela de Bellas Artes pensamos que sería una buena idea convocar a esta investigadora y a Guillermo Fantoni. Ambos no sólo conocen bien la obra del maestro, sino que también podían seleccionar y mostrar parte de su producción. Su trabajo se concentró en lo que habitualmente no vemos, el proceso previo a formalizar una obra, la "cocina", lo que guarda el misterio de lo íntimo donde el artista boceta, se arrepiente, tacha, rehace, piensa y reformula. Ver eso es maravilloso porque es como acompañar el proceso de gestación de una o más obras y es lo que también refleja el catálogo. Una publicación así siempre es onerosa y requiere de la participación de varios actores. Para su concreción fue fundamental el apoyo del decano José Goity y de otros docentes de la Escuela que colaboraron en el registro de la mayoría de las obras. La labor realizada por la cátedra de Fotografía formada por Silvia Rodríguez, Alicia Nakatsuka y Romina Casille combinó profesionalismo y total predisposición. Además, quiero destacar el trabajo de edición a cargo de Pablo Silvestri para que hoy podamos contar con esta joyita.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario