Cartas de Lectores

Ley de duelos para los payasos

Lunes 25 de Enero de 2021

Somos pacientes espectadores de una teatralización y exposición mediática, apoyada comercialmente desde el periodismo, cuya providencial salvación resulta ser el bendito control remoto. Colmados al extremo de lo payasesco, oímos y presenciamos acusaciones, diatribas y calumnias entre políticos y personajes públicos excediendo el marco de una simple disputa. Llegando incluso a acusarse con frecuencia de asesinos.

Apenas un siglo atrás, (Uruguay abolió la ley en el año 1992) los miembros de la élite política y social se batían a duelo como método para afirmar su coraje y la verdad mediante lances de honor, como culto al valor o recurso extremo para lavar afrentas.

Por entonces resultaba raro hallar una personalidad pública, un parlamentario, un acaudalado que no se hubiera visto involucrado en las denominadas “Cuestiones de Honor”.

Resultaría destacable, ante tantísimas acusaciones graves e inútiles enfrentamientos verbales, debatir y reinstalar la “Ley de Duelos Personales”. Sin que esto sea tomado como un atraso de la Justicia, puede ser un valioso modo de comprobar realmente hasta dónde llegan las ofensas emitidas y los supuestos daños causados.

Considerando que el pueblo desea definitivamente que termine la constante parodia viendo como resultante de esos enfrentamientos una mínima marca facial que recuerde in eternum el lavado del honor, entre sus camaleónicos contrincantes. Pero he allí la paradoja actual. Evidentemente resulta imposible poner en disputa lo que no se tiene.

Resultando ante lo observado y expuesto claramente por ciertos personajes, que el “Honor” no es hoy moneda corriente ni virtud personal que valga un duelo. A las pruebas me remito.

Norberto Ivaldi

DNI 6.077.533

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS